Ocio, ne­go­cio y na­tu­ra­le­za

La comarca cuen­ta con cam­pos de la fe­ria muy bien con­ser­va­dos

La Voz de Galicia (Monforte) - Especial2 - - Economía Rural - X.M.PA­LA­CIOS

Uno de los poe­mas de Te­rra Chá, uno de los li­bros más co­no­ci­dos de Ma­nuel Ma­ría, lle­va por tí­tu­lo Fei­ras: «¡Hei de ir á Fei­ra do Mon­te,/ á de Rá­ba­de e á de Cas­tro!/ ¡Hei de ir á Fei­ra do Mon­te/ an­que te­ña que ir de arras­tro!». Si ol­vi­da­mos que han pa­sa­do dé­ca­das —el li­bro se pu­bli­có en 1954— y que los tiem­pos han cam­bia­do, ir a lo­ca­li­da­des chai­re­gas co­no­ci­das por sus fe­rias nos per­mi­te com­pro­bar en mu­chos ca­sos un de­ta­lle re­le­van­te: los cam­pos de la fe­ria to­da­vía se con­ser­van.

Si el re­co­rri­do se ini­cia, por ejem­plo, en Rá­ba­de, vi­lla ci­ta­da en los ver­sos del an­te­rior pá­rra­fo, el cam­po de la fe­ria to­da­vía se con­ser­va en el cen­tro ur­bano. Los días 2 y 22 son los ele­gi­dos pa­ra las dos fe­rias men­sua­les. Si­guien­do el via­je ha­cia el oes­te, es Par­ga una re­fe­ren­cia im­pres­cin­di­ble: el con­jun­to que for­man la carballeira y el río di­fí­cil­men­te de­ja in­di­fe­ren­te a quien lo co­no­ce. En es­te ca­so, son dos los días de fe­ria men­sual —siem­pre en do­min­go, en­tre el 9 y el 15 la pri­me­ra y el úl­ti­mo la se­gun­da—.

El cui­da­do del cam­po de la fe­ria ofre­ce un de­ta­lle que lo sin­gu­la­ri­za: se tra­ta de un re­cin­to pri­va­do, per­te­ne­cien­te a unas 90 fa­mi­lias que se hi­cie­ron con la pro­pie­dad en el pri­mer ter­cio del si­glo pa­sa­do tras un li­ti­gio con el Ayun­ta­mien­to de Tras­par­ga, an­te­ce­den­te del ac­tual de Gui­ti­riz.

Si del oes­te de la comarca da­mos un sal­to ha­cia el es­te, po­de­mos en­con­trar dos ejem­plos de cén­tri­cos cam­pos de la fe­ria con sus res­pec­ti­vas car­ba­llei­ras. El de Cas­tro de Ri­bei­ras de Lea es un ani­ma­do mer­ca­do se­ma­nal —se ce­le­bra los miér­co­les— den­tro de una lo­ca­li­dad en la que la ac­ti­vi­dad de transac­cio­nes ga­na­de­ras, con­ser­va­da y am­plia­da con ins­ta­la­cio­nes cons­trui­das en los años se­ten­ta, si­gue es­tan­do vi­va. El de Cas­tro de Rei, de ta­ma­ño más re­du­ci­do, no so­lo con­ser­va su con­di­ción con dos fe­rias men­sua­les, am­bas en do­min­go, sino que ha si­do es­ce­na­rio de una re­cien­te ac­tua­ción, em­pren­di­da por el Con­ce­llo.

Con fon­dos co­mu­ni­ta­rios y mu­ni­ci­pa­les, en el cam­po de la fe­ria se ha ins­ta­la­do una ca­se­ta pa­ra que se pue­da co­mer el pul­po en un lu­gar es­pe­cí­fi­co, ya que has­ta aho­ra se usa­ba un ba­jo cer­cano. Lo que pre­ten­de el go­bierno lo­cal —co­mo ha ex­pli­ca­do más de una vez el al­cal­de, Fran­cis­co Ba­la­do— es lo­grar así una ma­yor animación en la lo- ca­li­dad. Las fe­rias de Cas­tro de Rei al­ter­nan con las de Mei­ra, cu­yo am­bien­te es no­ta­ble.

Dos ci­tas en Gon­tán

Si las fe­rias se aso­cian con ac­ti­vi­da­des que re­fle­jan los ci­clos agra­rios, con­vie­ne des­pla­zar­se dos ve­ces al año a Gon­tán (Aba­dín), en don­de, por cier­to, el cam­po se con­ser­va y ha si­do ob­je­to de re­for­mas. En in­vierno, en fe­chas cer­ca­nas al car­na­val, se ce­le­bra la fe­ria Ex­po­gre­lo, or­ga­ni­za­da por el Con­ce­llo des­de la pa­sa­da dé­ca­da pa­ra pro­mo­cio­nar un cul­ti­vo muy pre­sen­te en el mu­ni­ci­pio; en no­viem­bre tie­ne lu­gar la fe­ria de San­tos, en la que el ga­na­do ca­ba­llar y va­cuno es­tá pre­sen­te, igual que nu­me­ro­sos pues­tos al ai­re li­bre, con la más va­ria­da mer­can­cía.

FO­TO AL­BER­TO LÓ­PEZ

Vis­ta de la carballeira del cam­po de la fe­ria de Cas­tro de Ri­bei­ras de Lea

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.