To­das son ven­ta­jas con la ma­de­ra

Es un ma­te­rial na­tu­ral, re­ci­cla­ble, re­no­va­ble e inago­ta­ble y di­na­mi­za­dor de la eco­no­mía lu­cen­se

La Voz de Galicia (Monforte) - Especial2 - - Madera Y Forestal - LUIS CON­DE

La ma­de­ra es un ma­te­rial na­tu­ral, re­ci­cla­ble, re­no­va­ble e inago­ta­ble. Es­tas cua­li­da­des con­vier­ten es­te ma­te­rial no­ble en el alia­do per­fec­to pa­ra lu­char con­tra el cam­bio cli­má­ti­co. El uso de la ma­de­ra en sus­ti­tu­ción de otros ma­te­ria­les co­mo el alu­mi­nio o el ace­ro su­po­ne un aho­rro im­por­tan­te en emi­sio­nes ne­tas de dió­xi­do de car­bono de seis to­ne­la­das por ca­da me­tro cuadrado sus­ti­tui­do.

Es­te ma­te­rial se con­vier­te en un gran ais­lan­te tér­mi­co y re­gu­la la hu­me­dad. Man­tie­ne el en­torno con una hu­me­dad de en­tre el 40 y el 60%, lo que re­du­ce los sín­to­mas de aler­gias y en­fer­me­da­des res­pi­ra­to­rias. Es un ex­ce­len­te ais­lan­te acús­ti­co, lo que fa­vo­re­ce al­can­zar un ma­yor ni­vel de ca­li­dad de vi­da.

Sus ven­ta­jas

La ma­de­ra es con­ver­gen­te. Los pro­duc­tos con­fec­cio­na­dos con es­te ma­te­rial com­bi­nan per­fec­ta­men­te con otros, al tiem­po que po­ten­cian las po­si­bi­li­da­des ex­pre­si­vas en el ám­bi­to cons­truc­ti­vo. La ma­de­ra y sus pro­duc­tos son al­ta­men­te ex­pre­si­vos, ya que per­mi­ten múl­ti­ples so­lu­cio­nes y aca­ba­dos en las cons­truc­cio­nes tan­to en in­te- rio­res co­mo en ex­te­rio­res.

Se tra­ta de un ma­te­rial sos­te­ni­ble y efi­cien­te, por­que es una ma­te­ria pri­ma que re­quie­re un me­nor con­su­mo ener­gé­ti­co pa­ra la fa­bri­ca­ción de sus pro­duc­tos. Es­tos se adap­tan a la per­fec­ción a las for­mas de la crea­ción con­tem­po­rá­nea. Son sen­ci­llos de apli­car e ins­ta­lar.

La ma­de­ra es un ele­men­to cla­ve en la lu­cha con­tra el cam­bio cli­má­ti­co. Un ma­yor uso de pro­duc­tos ela­bo­ra­dos con es­ta ma­te­ria pri­ma es­ti­mu­la la ex­pan­sión de los montes y la re­duc­ción de los ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro.

En ca­da me­tro cú­bi­co de ma­de­ra, se al­ma­ce­nan 0,9 to­ne­la­das de dió­xi­do de car­bono. Un me­tro cú­bi­co de ma­de­ra usa­do en sus­ti­tu­ción de otros ma­te­ria­les re­du­ce las emi­sio­nes de dió­xi­do de car­bono en 1,1 to­ne­la­das. Ca­da me­tro cú­bi­co de ma­de­ra aho­rra un to­tal de dos to­ne­la­das de dió­xi­do de car­bono.

El 15% de la ma­de­ra pro­ce­den­te de edi­fi­cios y de­mo­li­cio- nes po­dría vol­ver a usar­se co­mo ma­de­ra de ase­rra­de­ro y un 36% se po­dría re­ci­clar en ta­ble­ros.

La ener­gía usa­da en la cons­truc­ción, in­clu­yen­do la fa­bri­ca­ción, el trans­por­te y la edi­fi­ca­ción es in­fe­rior en los pro­duc­tos de­ri­va­dos de la ma­de­ra que en otros ma­te­ria­les de cons­truc­ción

La ma­de­ra es un ma­te­rial que ca­da vez se uti­li­za más en las cons­truc­cio­nes tan­to en ex­te­rio­res co­mo in­te­rio­res

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.