Ellos son los más mo­der­nos en­tre los gran­des clá­si­cos

La Voz de Galicia (A Coruña) - Gastronomia y Vinos - - La Bodega: Roda - TEX­TO J. M. ORRIOLS

En 1987 Ma­rio Rotllant y Car­men Dau­re­lla lle­gan a La Rio­ja con la fir­me in­ten­ción de crear un pro­yec­to que apor­te al­go nue­vo al mun­do del vino. En un ca­la­do del si­glo XIX, si­tua­do en el ba­rrio de la es­ta­ción de Ha­ro, de­ci­die­ron cons­truir una bo­de­ga que se inau­gu­ra­ba cua­tro años más tar­de. Ac­tual­men­te la em­pre­sa si­gue re­vo­lu­cio­nan­do el mun­do del vino con al­gu­nas téc­ni­cas ori­gi­na­les

Agus­tín San­to­la­ya, in­ge­nie­ro agró­no­mo na­ci­do en el seno de una fa­mi­lia de vi­ti­cul­to­res, es uno de los res­pon­sa­bles de la mo­der­ni­za­ción de una bo­de­ga que se mue­ve rá­pi­do en­tre la cal­ma chi­cha que sue­le rei­nar en la D.O. Rio­ja. «El pro­yec­to Ro­da me enamo­ró —ex­pli­ca el bo­de­gue­ro— ya que nos pro­pu­si­mos ha­cer al­go dis­tin­to a lo que has­ta en­ton­ces se ha­cía en es­te te­rri­to­rio». Cuen­ta Agus­tín que uno de los pri­me­ros re­tos fue dar vi­da al vi­ñe­do vie­jo. «De­ja­mos de usar her­bi­ci­das y pes­ti­ci­das, ven­di­mia­mos en ca­jas pe­que­ñas, co­men­za­mos a uti­li­zar la me­sa de se­lec­ción y qui­si­mos man­te­ner el co­lor del Tem­pra­ni­llo». Cuan­do co­men­za­ron, re­cuer­da, aque­llas téc­ni­cas eran «una mo­der­ni­dad ab­so­lu­ta, por­que tam­bién po­si­cio­na­mos el vino en un pre­cio su­pe­rior. Es de­cir, plas­ma­mos el pai­sa­je de Rio­ja con cri­te­rios rio­ja­nos y co­men­za­mos a ha­cer el en­sam­bla­je de va­rias par­ce­las, lo que se ha­bía he­cho siem­pre en es­ta tie­rra, con cri­te­rios más ac­tua­les. Por eso di­cen al­gu­nos que so­mos los más mo­der­nos de los clá­si­cos».

TRES CLI­MAS DI­FE­REN­TES

Ro­da es una bo­de­ga pe­que­ña den­tro de la D.O, ya que po­ne en el mer­ca­do me­nos de 400.000 mil bo­te­llas anua­les, si­guien­do el mo­de­lo de los fa­mo­sos cha­teaux fran­ce­ses y cuen­ta con 20 fin­cas, que ela­bo­ran por se­pa­ra­do, por­que ca­da una tie­ne sus pro­pias características. «Dis­fru­ta­mos- —aña­de el téc­ni­co— de tres cli­mas bien di­fe­ren­cia­dos. Por un la­do es­tá el con­ti­nen­tal, ya que es­ta­mos en el in­te­rior, pe­ro a so­la­men­te 80 ki­ló­me­tros de Bil­bao tam­bién nos lle­ga el Atlán­ti­co. Y por otro, co­mo es­ta­mos en el ini­cio del va­lle del Ebro, una zo­na ce­rra­da al ex­te­rior, que so­lo es­tá abier­ta al Me­di­te­rrá­neo por el río, nos lle­ga la in­fluen­cia de es­te mar. Es­to ha­ce que al­gu­nas vi­ñas ma­du­ren en un per­fil de fru­tas ro­jas, fres­cas y de­li­ca­das, co­mo la ce­re­za y por eso lle­van la cáp­su­la de es­te co­lor (El Ro­da re­ser­va) y otras de fru­ta ne­gra, con un per­fil más pro­fun­do y mi­ne­ral, en el te­rreno de la ci­rue­la ne­gra, que son las que uti­li­za­mos pa­ra el Ro­da I175.

EL CIRSION, UNA CU­RIO­SI­DAD

Des­pués de ha­blar­nos del Se­la, que es la en­tra­da a la ga­ma, con un año de crian­za y a par­tir de vi­ñe­dos de en­tre 15 y 30 años y del Ro­da y Ro­da I, que tie­nen 14 y 16 me­ses, res­pec­ti­va­men­te, en ba­rri­cas usa­das y nue­vas de ro­ble fran­cés, San­to­la­ya se re­fie­re al Cirsion. «Pa­ra es­te vino, del que ela­bo­ra­mos muy po­cas bo­te­llas, y no siem­pre, bus­ca­mos en­tre los vi­ñe­dos más vie­jos, las uvas más ma­du­ras. Se­lec­cio­na­mos ca­da plan­ta y de ella co­ge­mos los me­jo­res ra­ci­mos. Es nues­tro vino es­tre­lla, con una crian­za en ba­rri­ca muy cor­ta, en­tre 8 y 9 me­ses, por­que co­mo las uvas lle­gan muy ma­du­ras de la pro­pia vi­ña, no ne­ce­si­tan tan­to tiem­po. Pa­ra el Cirsion uti­li­za­mos ba­rri­cas to­tal­men­te nue­vas».

En es­ta bo­de­ga rio­ja­na, que fue la úl­ti­ma en lle­gar al ba­rrio de la es­ta­ción de Ha­ro, se uti­li­za ex­clu­si­va­men­te el ro­ble fran­cés pa­ra el en­ve­je­ci­mien­to de sus vi­nos. En la fo­to su­pe­rior, Agus­tín San­to­la­ya, di­rec­tor ge­ne­ral de Ro­da, La Ho­rra y Au­bo­cas­sa RO­BLE FRAN­CÉS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.