El ex­di­rec­tor de la Cá­ma­ra se de­fien­de a sí mis­mo en el jui­cio por fal­se­dad do­cu­men­tal

Los ori­gi­na­les de los do­cu­men­tos no apa­re­cen y las co­pias tie­nen una fir­ma es­ca­nea­da de la del pre­si­den­te

La Voz de Galicia (Monforte) - Monforte local - - PROVINCIA - EN­RI­QUE G. SOUTO LU­GO / LA VOZ

El acu­sa­do des­ta­có que los do­cu­men­tos re­le­van­tes los te­nía la se­cre­ta­ria de pre­si­den­cia

El ex­di­rec­tor di­jo que no fir­mó nin­gún do­cu­men­to con la fir­ma es­ca­nea­da del pre­si­den­te

Es­tá acu­sa­do de un de­li­to de fal­se­dad en do­cu­men­to pri­va­do y de otro de es­ta­fa pro­ce­sal en gra­do de ten­ta­ti­va, por do­cu­men­tos uti­li­za­dos du­ran­te la tra­mi­ta­ción de su de­man­da por des­pi­do, y ayer, en el jui­cio en la Au­dien­cia, se de­fen­dió a sí mis­mo. Al­ber­to Fer­nán­dez, ex­le­tra­do ase­sor y es di­rec­tor-ge­ren­te de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio, apun­tó du­ran­te la vis­ta que si se ve en es­tas cir­cuns­tan­cias es de­bi­do a al­gún ti­po de re­pre­sa­lia. El fis­cal pi­de un año y seis me­ses de pri­sión. En la vis­ta, a pe­ti­ción del acu­sa­do/letrado de­fen­sor hu­bo un ca­reo en­tre la ex­se­cre­ta­ria de pre­si­den­cia y di­rec­ción y el ex­se­cre­ta­rio de la Cá­ma­ra, con el fin de acla­rar qué fue de los do­cu­men­tos ori­gi­na­les que con­for­ma­ban el con­tra­to del aho­ra acu­sa­do.

El ex­di­rec­tor ge­ren­te de la Cá­ma­ra tra­ta de de­mos­trar que los do­cu­men­tos de­no­mi­na­dos «Anexo al con­tra­to», de fe­cha 4 de no­viem­bre de 1999, y «Acla­ra­ción al con­tra­to» del 13 de fe­bre­ro del 2004, son au­tén­ti­cos y no fal­sos co­mo en­tien­de la fis­ca­lía. En el pri­me­ro de ellos, se­gún el mi­nis­te­rio pú­bli­co, se es­ta­ble­ce que el aho­ra acu­sa­do po­dría dis­po­ner de una tar­je­ta de cré­di­to pa­ra aten­der gas­tos de ac­cio­nes de co­mer­cio ex­te­rior, via­jes, ho­te­les, et­cé­te­ra; en el se­gun­do, se se­ña­la que en el su­pues- to de res­ci­sión del con­tra­to co­mo di­rec­tor se­gui­ría co­mo letrado ase­sor con el ho­ra­rio pac­ta­do de tres ho­ras de lu­nes a vier­nes y con el suel­do que por to­dos los con­cep­tos ve­nía per­ci­bien­do en el mo­men­to de ce­sar co­mo di­rec­tor.

El ex di­rec­tor ge­ren­te de la Cá­ma­ra co­men­zó el jui­cio sen­ta­do en el ban­co de los le­tra­dos de la de­fen­sa. Cuan­do le lle­gó el mo­men­to de de­cla­rar co­mo acu­sa­do, sa­có la to­ga, se pu­so la cha­que­ta y ocu­pó el ban­qui­llo. Re­la­tó que em­pe­zó a tra­ba­jar en la Cá­ma­ra en 1985, y diez años des­pués fue nom­bra­do di­rec­tor, pues­to que ocu­pó has­ta 2011. Fue des­pe­di­do co­mo letrado ase­sor en 2012. En res­pues­ta a las preguntas del fis­cal, des­ta­có que cuan­do fue nom­bra­do di­rec­tor ha­bía pro­ble­mas con el re­gis­tro de la Cá­ma­ra, has­ta el pun­to de que ha­bía do­cu­men­tos que no apa­re­cían. In­clu­so su con­tra­to co­mo di­rec­tor no es­tu­vo re­gis­tra­do du­ran­te al­gún tiem­po. Por de­ci­sión del pre­si­den­te, Al­fre­do Mos­tei­rín, se man­tu­vo co­mo es­ta­ba, pe­ro los ori­gi­na­les de los do­cu­men­tos im­por­tan­tes que­da­ban ba­jo cus­to­dia de la se­cre­ta­ria de la pre­si­den­cia. Ase­gu­ró que el re­gis­tro in­for­má­ti­co, co­mo tal, no lle­gó a crear­se, si bien «ha­bía un pro­gra­mi­ta» me­dian­te el cual so­lo se in­tro­du­cía una breve re­fe­ren­cia de los do­cu­men­tos.

Ex­pli­có que mu­chos de los gas­tos ge­ne­ra­dos por las mi­sio­nes co­mer­cia­les era ne­ce­sa­rio pa­gar­los con tar­je­ta. Por eso se efectuó el anexo al con­tra­to, que él fir­mó, pe­ro ase­gu­ró des­co­no­cer si lo lle­gó a fir­mar el pre­si­den­te en su pre­sen­cia o no; pe­ro lo fir­mó. En cuan­to al do­cu­men­to de 2004, afir­mó que él no lo re­dac­tó. Re­cor­dó que en ese año hu­bo elecciones en la Cá­ma­ra «bas­tan­te re­ñi­das».

Co­rreo elec­tró­ni­co

Uno de los as­pec­tos por los que se in­tere­só el fis­cal es por qué en uno de los do­cu­men­tos se reseña la di­rec­ción de co­rreo elec­tró­ni­co de la Cá­ma­ra, cuan­do en ese mo­men­to, se­gún la acu­sa­ción pú­bli­ca, aún no es­ta­ba ope­ra­ti­vo. El ex­di­rec­tor de la en­ti­dad, aho­ra acu­sa­do, in­di­có que la Cá­ma­ra con­tra­tó en 1997 con una em­pre­sa de Lu­go la aper­tu­ra de una pá­gi­na web, que, jun­to con otros ser­vi­cios, es­ta­ban alo­ja­dos con un sub­do­mi­nio (ca­ma­ra­lu­go.com). Re­cor­dó que fue so­li­ci­ta­da y ob­te­ni­da una sub­ven­ción del Iga­pe pa­ra una bol­sa elec­tró­ni­ca de sub­pro­duc­tos.

C. CAS­TRO

A. Fer­nán­dez, a la de­re­cha de la ima­gen, en un mo­men­to de la vis­ta, an­tes de de­cla­rar co­mo acu­sa­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.