Trump des­pre­cia a May, apo­ya a Bo­ris John­son y cues­tio­na el «brexit» blan­do

El pre­si­den­te ne­gó pri­me­ro una en­tre­vis­ta he­cha por «The Sun» y lue­go se re­afir­mó

La Voz de Galicia (Monforte) - - INTERNACIONAL - RI­TA Á. TUDELA

«Bo­ris tie­ne lo que hay que te­ner y es un ti­po muy ta­len­to­so que se­ría un gran pri­mer mi­nis­tro»

Ni un día de tre­gua con Do­nald Trump en li­za. El pre­si­den­te de EE.UU. pro­ta­go­ni­zó ayer otro epi­so­dio su­rrea­lis­ta al des­men­tir­se a sí mis­mo, acu­sar a uno de los pe­rió­di­cos más ven­di­dos del Reino Uni­do de men­tir y pu­bli­car fa­ke news, uno de sus re­pro­ches fa­vo­ri­tos, pa­ra aca­bar re­co­no­cien­do que to­do era ver­dad y que­dar en evi­den­cia.

La jor­na­da ama­ne­ció con la fil­tra­ción de las pri­me­ras pa­la­bras de Trump en su en­tre­vis­ta con The Sun en las que re­co­no­cía que Bo­ris John­son «se­ría un ex­ce­len­te pri­mer mi­nis­tro», al­go que hie­re es­pe­cial­men­te la sen­si­bi­li­dad del Go­bierno tras la do­lo­ro­sa rup­tu­ra de los úl­ti­mos días.

An­te el hu­ra­cán de re­pro­ches, Trump op­tó por re­tro­ce­der en sus crí­ti­cas a The­re­sa May en la rue­da de pren­sa con­jun­ta y ma­ti­zar a su ma­ne­ra sus in­cen­dia­rias crí­ti­cas so­bre la for­ma de ges­tio­nar el brexit de la bri­tá­ni­ca.

El man­da­ta­rio es­ta­dou­ni­den­se til­dó de «no­ti­cia fal­sa» sus de­cla­ra­cio­nes, en las que lle­ga­ba a cues­tio­nar la fir­ma de un tra­ta­do en­tre Londres y Was­hing­ton si no se en­du­re­cía el brexit y de­cía que el plan de rup­tu­ra, cui­da­do­sa­men­te ela­bo­ra­do por May, «ma­ta­ría» las po­si­bi­li­da­des de esa alian­za co­mer­cial.

«No cri­ti­qué a la pri­me­ra mi­nis­tra. Le ten­go mu­cho res­pe­to», di­jo en la rue­da de pren­sa con­jun­ta tras una reunión con May en su re­si­den­cia de ve­rano de Che­quers, des­cri­bién­do­la co­mo una «ne­go­cia­do­ra di­fí­cil» y «una mu­jer muy in­te­li­gen­te, muy du­ra, muy ca­paz», a la que pre­fie­re te­ner de ami­ga que de enemi­ga.

Trump ba­jó el tono, de­fen­dien­do que la re­la­ción en­tre los dos paí­ses es in­dis­pen­sa­ble pa­ra «la jus­ti­cia y la paz» y di­cien­do que apo­ya un fu­tu­ro acuer­do co­mer­cial en­tre Es­ta­dos Uni­dos y el Reino Uni­do. El es­ta­dou­ni­den­se sí que la­men­tó que May no es­cu­cha­se sus co­men­ta­rios so­bre los pa­sos a to­mar en la ne­go­cia­ción de Londres con Bru­se­las y có­mo ella ha­bía de­ci­di­do se­guir por otro ca­mino, por­que ha­bía en­con­tra­do sus co­men­ta­rios de­ma­sia­do bru­ta­les: «Lo des­cri­bi­ría co­mo una su­ge­ren­cia, no co­mo un con­se­jo. Pue­do en­ten­der por qué a May le pa­re­ció de­ma­sia­do di­fí­cil».

Ré­pli­cas

Ade­más, tam­bién re­pi­tió el men­sa­je de la en­tre­vis­ta, en el que di­jo que su ami­go y ex­mi­nis­tro de Asun­tos Ex­te­rio­res bri­tá­ni­co, Bo­ris John­son, es «un ti­po muy ta­len­to­so», que se­ría «un gran pri­mer mi­nis­tro» y que «tie­ne lo que hay que te­ner». Co­men­ta­rio con el que no es­tu­vo de acuer­do la mi­nis­tra de Cul­tu­ra, Mar­got Ja­mes, quien le de­jó cla­ro que John­son «se­ría un pri­mer mi­nis­tro te­rri­ble». El se­cre­ta­rio de Es­ta­do pa­ra Eu­ro­pa, Alan Dun­can, in­ten­tó qui­tar hie­rro al asun­to e in­sis­tió en que la en­tre­vis­ta de Trump no ha­bía si­do per­ju­di­cial y que la vi­si­ta se­ría «de­fi­ni­ti­va­men­te» un éxi­to. Has­ta por­ta­vo­ces la­bo­ris­tas se so­li­da­ri­za­ron con May y re­pro­ba­ron las pa­la­bras de Trump.

El man­da­ta­rio re­pi­tió su creen­cia de que la in­mi­gra­ción en Eu­ro­pa ha­bía cau­sa­do te­rro­ris­mo y es­ta­ba ero­sio­nan­do la cul­tu­ra. «No creo que sea bueno pa­ra Eu­ro­pa, y no es bueno pa­ra nues­tro país», pun­tua­li­zó. La pri­me­ra mi­nis­tra bri­tá­ni­ca se dis­tan­ció de sus pa­la­bras, y di­jo que el Reino Uni­do está or­gu­llo­so de su historia acep­tan­do in­mi­gran­tes y de los be­ne­fi­cios que esa política ha traí­do al país.

May ce­le­bra­ba ayer dos años al fren­te del Go­bierno con­ser­va­dor e in­ten­tó ha­cer de tri­pas co­ra­zón du­ran­te to­dos los en­cuen­tros con Trump fren­te a las cá­ma­ras. Sa­bía que sus ges­tos iban a ser mi­ra­dos con lu­pa tras los desai­res, pe­ro evi­tó po­le­mi­zar por­que quie­re que Es­ta­dos Uni­dos sea uno de los prin­ci­pa­les so­cios co­mer­cia­les de Reino Uni­do tras el brexit y le in­tere­sa que to­do sal­ga bien du­ran­te la vi­si­ta ofi­cial.

STE­FAN ROUSSEAU REUTERS

Trump qui­so mi­ni­mi­zar el im­pac­to de su apo­yo a Bo­ris John­son du­ran­te el en­cuen­tro con The­re­sa May en Che­quers.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.