So­lo el 7 % de los es­tu­dian­tes de se­cun­da­ria em­plean en cla­se ta­ble­tas, mó­vi­les y por­tá­ti­les

La ma­yo­ría es­tán en E-Dix­gal, de la Xun­ta, que tie­ne 8.000 usua­rios en co­le­gios pú­bli­cos y con­cer­ta­dos

La Voz de Galicia (Monforte) - - PORTADA - SA­RA CA­RREI­RA

El 96% de los ado­les­cen­tes gallegos usan In­ter­net en el mó­vil pe­ro so­lo el 6,7% de ellos tie­nen un dis­po­si­ti­vo elec­tró­ni­co en el au­la, ya sea or­de­na­dor por­tá­til, ta­ble­tas o, en me­nor me­di­da, su te­lé­fono. Ma­ña­na co­mien­zan las cla­ses los 147.000 es­tu­dian­tes de se­cun­da­ria de la co­mu­ni­dad y los que van a apren­den con las pan­ta­llas su­pe­ran li­ge­ra­men­te los 10.000; es­tos pres­cin­di­rán de li­bros de tex­to tra­di­cio­na­les y apren­de­rán con otro ti­po de con­te­ni­dos.

Los por­tá­ti­les son los or­de­na­do­res más co­mu­nes en las au­las. La Con­se­lle­ría de Edu­ca­ción tie­ne su pro­pio pro­gra­ma, E-Dix­gal, que con el cam­bio de dis­po­si­ti­vos y la am­plia­ción de re­cur­sos es­tá te­nien­do mu­cho éxi­to. En Ga­li­cia hay unos 8.000 alum­nos de se­cun­da­ria ins­cri­tos en es­te plan, tan­to de co­le­gios pú­bli­cos co­mo con­cer­ta­dos. E-Dix­gal su­po­ne que la Xun­ta pro­por­cio­na or­de­na­do­res ul­tra­por­tá­ti­les, así co­mo ac­ce­so a li­bros elec­tró­ni- cos en un ban­co de re­cur­sos virtual. A par­tir de ahí, los pro­fe­so­res y los es­tu­dian­tes pue­den am­pliar el ma­te­rial con fo­to­gra­fías, grá­fi­cos, ví­deos y to­do ti­po de tra­ba­jos en lo que se de­no­mi­na «mo­chi­la di­gi­tal». To­do gra­tui­to pa­ra las fa­mi­lias.

E-Dix­gal es­tá li­mi­ta­do por el mo­men­to a pri­me­ro y se­gun­do de ESO (tam­bién se da en quin­to y sex­to de pri­ma­ria). En al­gu­nos cen­tros, co­mo el IES Ur­bano Lu­grís de Mal­pi­ca, re­uti­li­zan sus au­las de in­for­má­ti­ca pa­ra que los de ter­ce­ro y cuar­to de se­cun­da­ria si­gan usan­do la pla­ta­for­ma de re­cur­sos (Mood­le) y es­tu­dien tam­bién de for­ma virtual.

Con los nue­vos or­de­na­do­res, los jó­ve­nes pue­den des­car­gar­se apuntes y de­be­res y tra­ba­jar en ca­sa, adon­de lle­van el dis­po­si­ti­vo. Hay una op­ción pa­ra no ne­ce­si­tar In­ter­net, muy útil en zo­nas con pro­ble­mas de co­ber­tu­ra o si la fa­mi­lia ca­re­ce de re­cur­sos.

Una de las des­ven­ta­jas del pro­gra­ma Aba­lar (el an­te­rior a E-Dix­gal) es que, pa­ra los cen­tros más in­no­va­do­res, es­te sis­te­ma no deja de ser se­guir un li­bro, aun­que sea elec­tró­ni­co. Por eso, otros pre­fie­ren pla­nes al­ter­na­ti­vos, co­mo Ch­ro­meBooks, una op­ción de Goo­gle (con el sis­te- ma ope­ra­ti­vo Ch­ro­me OS), don­de el tra­ba­jo es en la nu­be; con es­ta pla­ta­for­ma tra­ba­jan, en­tre otros, Sa­le­sia­nos de Vi­go.

Pe­ro la ma­yor par­te de los co­le­gios pri­va­dos y con­cer­ta­dos se de­can­ta por el iPad co­mo tec­no­lo­gía en cla­se. Explican que no es tan­to por afán mar­quis­ta, sino por su ca­li­dad téc­ni­ca y ca­pa­ci­dad de me­mo­ria. Se­gún los da­tos de Es­co­las Ca­tó­li­cas, la or­ga­ni­za­ción que agru­pa a la prác­ti­ca to­ta­li­dad de los co­le­gios re­li­gio­sos gallegos, hay unos diez cen­tros que han in­tro­du­ci­do la ta­ble­ta de Ap­ple en cla­se, aun­que no to­dos al mis­mo rit­mo: Ma­ría As­sum­pta de Noia (en 3.º y 4.º de ESO) o San­ta Ma­ría (ma­ris­tas) de Ou­ren­se lo es­tán im­plan­tan­do por fa­ses; en La Salle (Santiago) se usa en ba­chi­lle­ra­to. Otros, co­mo en San­ta Ma­ría del Mar (je­sui­tas) de A Co­ru­ña ya se ha ex­ten­di­do a ESO y ba­chi­lle­ra­to es­te cur­so. Y hay al­gu­nos —co­mo Je­sui­ti­nas-Ma­ris­tas y Es­cla­vas, en A Co­ru­ña, o Mi­ral­ba en Vi­go— en don­de se usa de for­ma ge­ne­ra­li­za­da des­de ha­ce va­rios cur­sos.

SAN­TI M. AMIL

En el Vi­la do Aren­tei­ro los mó­vi­les se usan en cla­se y se guar­dan otra vez en una bol­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.