La em­pre­sa ma­triz de la tra­ma gas­tó mi­llo­nes com­pran­do de­ce­nas de bie­nes des­de su crea­ción

La Voz de Galicia (Monforte) - - GALICIA -

Los te­lé­fo­nos de con­tac­to que fa­ci­li­ta la web de In­mo­bi­lia­ria San Sa­tur­nino han caí­do en el ol­vi­do. Ya na­die res­pon­de ni en el mó­vil ni en el fi­jo, to­do es­tá em­bar­ga­do pre­ven­ti­va­men­te y pa­ra­li­za­do me­nos el ci­ta­do por­tal de In­ter­net. La ofer­ta de pro­pie­da­des pa­ra al­qui­lar o com­prar in­mue­bles si­gue a dis­po­si­ción de po­si­bles clien­tes: ca­sas, bajos, pi­sos, to­do lo que sea me­nes­ter. Na­da alerta de la cru­da reali­dad, to­do lo con­tra­rio: «So­mos la in­mo­bi­lia­ria con más ex­pe­rien­cia en Cam­ba­dos. Des­de 1985 apor­ta­mos a ca­da uno de nues­tros clien­tes la vi­vien­da que es­pe­ra­ban. Te­ne­mos pro­pie­da­des en va­rias lo­ca­li­da­des de la pro­vin­cia de Pon­te­ve­dra, así co­mo en otros lu­ga­res de Ga­li­cia». El men­sa­je, re­co­gi­do en el apar­ta­do de la web «Quié­nes so­mos», lo com­ple­ta la Fis­ca­lía apor­ta­do su vi­sión del ne­go­cio: «A tra­vés de es­ta so­cie­dad in­mo­bi­lia­ria, José Ra­món Pra­do Bu­ga­llo, con el au­xi­lio de quie­nes fue­ran su es­po­sa y cu­ña­da, ha ido des­ti­nan­do las can­ti­da­des de di­ne­ro pro­ce­den­tes del nar­co­trá­fi­co a la ad­qui­si­ción de in­mue­bles».

Es­pe­cial­men­te ac­ti­va fue su ac­ti­vi­dad en los pri­me­ros años. So­lo en 1988 com­pró un pi­so en el cen­tro de Pon­te­ve­dra (64.282 eu­ros), una na­ve de 965 me­tros cua­dra­dos (180.000) y otra de 1.203 me­tros (228.503 eu­ros) que no fue ins­cri­ta has­ta di­ciem­bre de 1989. En ese mis­mo ejer­ci­cio se apos­tó por la com­pra de un edi­fi­cio en la ave­ni­da de Ga­li­cia de Cam­ba­dos del que se ob­tie­nen 17 in­mue­bles va­lo­ra­dos en 921.448 eu­ros. 1990 no fue una ex­cep­ción, y la com­pra de fin­cas rús­ti­cas se su­ce­día en Cam­ba­dos y San­xen­xo coin­ci­dien­do con los años do­ra­dos del nar­co­trá­fi­co en Arou­sa. El re­la­to de la Fis­ca­lía pro­si­gue de­ta­llan­do las in­ver­sio­nes eje­cu­ta­das en ejer­ci­cios pos­te­rio­res, sien­do es­pe­cial­men­te ac­ti­vos 1996, 1998, 2002 y del 2003 al 2007.

El abogado de San Sa­tur­nino ale­ga que la fir­ma hi­zo su úl­ti­ma ad­qui­si­ción in­mo­bi­lia­ria el 27 de abril del 2007, por lo que des­car­ta cual­quier com­pra de in­mue­bles con di­ne­ro del nar­co­trá­fi­co des­de en­ton­ces. Vi­sión dis­tin­ta tie­nen en la Unidad con­tra la De­lin­cuen­cia Eco­nó­mi­ca y Fis­cal (UDEF). Se­cun­dan la te­sis de la Fis­ca­lía y reconocen que cual­quier es­ti­ma­ción he­cha has­ta la fe­cha pue­de que­dar­se ra­quí­ti­ca de lo­ca­li­zar­se las cuen­tas que Mi­ñan­co pue­de te­ner a bar­be­cho y res­guar­do en Pa­na­má o Sui­za, sus pa­tios de re­creo fa­vo­ri­tos pa­ra, pre­sun­ta­men­te, al­ma­ce­nar la for­tu­na que fue ga­nan­do des­de que re­ne­gó de la pes­ca co­mo fur­ti­vo pa­ra abra­zar el ta­ba­co y el pol­vo blan­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.