«Las ba­ses de nues­tro cre­ci­mien­to son aho­ra más só­li­das que en el pa­sa­do»

La mi­nis­tra cree que la des­ace­le­ra­ción for­ma par­te del ci­clo, pe­ro ad­mi­te el ries­go de la al­ta deu­da

La Voz de Galicia (Monforte) - - A FONDO - R. SAN­TA­MAR­TA

Lle­ga la mi­nis­tra Cal­vi­ño a la car­te­ra de Eco­no­mía en un mo­men­to en el que Es­pa­ña de­ja atrás el cre­ci­mien­to al 3 %, y con va­rios or­ga­nis­mos avi­san­do de una des­ace­le­ra­ción glo­bal (ella ha­bla de mo­de­ra­ción de cre­ci­mien­to). —¿Cuán­to le preo­cu­pa el fre­na­zo? —Cuan­do a una le dan la car­te­ra de Eco­no­mía y Em­pre­sa pa­re­ce que se la dan lle­na de preo­cu­pa­cio­nes. Y yo por de­fi­ni­ción ten­go que es­tar aten­ta a cual­quier ries­go al­re­de­dor. En es­te mo­men­to, la co­yun­tu­ra es po­si­ti­va. La eco­no­mía es­pa­ño­la pre­sen­ta un cre­ci­mien­to ro­bus­to, hay un con­sen­so na­cio­nal e in­ter­na­cio­nal con res­pec­to a que se va a man­te­ner a ta­sas no­ta­bles, por en­ci­ma de los países de nues­tro en­torno. Hay ries­gos a la ba­ja, cla­ro, en el ám­bi­to in­ter­na­cio­nal. Pe­ro la mo­de­ra­ción del cre­ci­mien­to es al­go pre­vis­to, y acor­de con el ci­clo eco­nó­mi­co. —¿Y cuál es el ries­go que más le des­ve­la, por or­den? La gue­rra co­mer­cial, el bre­xit... —To­dos son preo­cu­pan­tes, por­que to­dos pue­den ge­ne­rar in­cer­ti­dum­bre. Y cuan­do hay in­cer­ti­dum­bre, se re­traen de­ci­sio­nes de in­ver­sión. De­pen­dien­do del mo­men­to pue­de preo­cu­par más uno u otro. Se­gui­mos con aten­ción to­dos, to­do in­ter­ac­túa, no se pue­de ais­lar. —¿Ima­gi­na un bre­xit sin acuer­do? —Es­pe­ra­mos que ha­ya un buen acuer­do. Es lo me­jor pa­ra to­dos, em­pe­zan­do por el Reino Uni­do. —¿En qué da­to hay que po­ner más el fo­co? Ba­jan las ex­por­ta­cio­nes, la lle­ga­da de tu­ris­tas... —La evo­lu­ción de las ex­por­ta­cio­nes es cla­ve, por­que nues­tra eco­no­mía ha te­ni­do un ti­rón muy re­le­van­te por el sec­tor ex­te­rior. A me­di­da que se re­cu­pe­ra la de­man­da in­ter­na es nor­mal que au­men­ten las im­por­ta­cio­nes, y por eso es im­por­tan­te que si­ga cre­cien­do el comercio ex­te­rior, so­bre to­do cuan­do ve­mos una des­ace­le­ra­ción del mun­dial. So­bre el tu­ris­mo, se­gui­mos te­nien­do ci­fras muy im­por­tan­tes de vi­si­tan­tes, al mis­mo ni­vel que el año pa­sa­do. Y lo que ob­ser­va­mos es un 10 % más de gas­to por tu­ris­ta. Hay que avan­zar en tu­ris­mo de más ca­li­dad, con más in­gre­sos, y no so­lo por nú­me­ro. —¿Cre­ci­mien­to ro­bus­to es se­guir de­pen­dien­do de tu­ris­mo, ex­por­ta­cio­nes y cons­truc­ción? No hay cam­bio de mo­de­lo... —El mo­de­lo que es­tá te­nien­do Es­pa­ña es más equi­li­bra­do, pre­ci­sa­men­te por­que el cre­ci­mien­to es­tá sien­do im­pul­sa­do tan­to por la de­man­da in­ter­na co­mo por la ex­ter­na. Y en la de­man­da in­ter­na, el cre­ci­mien­to es­tá sien­do sus­ten­ta­do tan­to por el con­su­mo co­mo por la in­ver­sión. La fo­to fi­ja mues­tra que las ba­ses son más equi­li­bra­das y só­li­das. —El con­su­mo in­terno se pue­de re­traer si hay des­ace­le­ra­ción... —Lo que ve­mos es una mo­de­ra­ción de cre­ci­mien­to, pe­ro tan­to el con­su­mo co­mo la in­ver­sión si­guen cre­cien­do a ta­sas im­por­tan­tes en lo que va de año. No ve­mos una ra­len­ti­za­ción preo­cu­pan­te de esos in­di­ca­do­res. Se man­tie­ne la con­fian­za de las em­pre­sas, se ha mo­de­ra­do al­go la de los con­su­mi­do­res, pe­ro no hay un cam­bio de ten­den­cia. Tras tan­tos años de cri­sis, ha ha­bi­do un efec­to re­bo­te del con­su­mo y la in­ver­sión, que se irá ago­tan­do, pe­ro que de mo­men­to sigue cre­cien­do: en el se­gun­do tri­mes­tre, la in­ver­sión en bie­nes de equi­po cre­ció un 10,8 %. —Sigue ha­bien­do gen­te que se que­da atrás, cuan­do la eco­no­mía cre­ce al 3 %. ¿Qué pa­sa­rá cuan­do crez­ca al 2,2%? Pue­de ser peor... —Esa es una de nues­tras grandes preo­cu­pa­cio­nes: a pe­sar del fuer­te cre­ci­mien­to de es­tos años, no se han sol­ven­ta­do al­gu­nos im­por­tan­tes des­equi­li­brios. El pa­ro si- gue sien­do muy ele­va­do, co­mo la deu­da pú­bli­ca, y el ni­vel de de­sigual­dad no se ha re­du­ci­do lo desea­ble. El ob­je­ti­vo es re­du­cir esas bre­chas, de gé­ne­ro, sa­la­ria­les, in­clu­so geo­grá­fi­cas... Hay que abor­dar­las aho­ra con un cre­ci­mien­to ro­bus­to. Por­que si lle­ga una nue­va cri­sis hay que te­ner una so­cie­dad más cohe­sio­na­da y re­sis­ten­te. —¿Y la fu­tu­ra cri­sis ven­drá por el ele­va­do ni­vel de deu­da pú­bli­ca? Con el cam­bio de po­lí­ti­ca del BCE pue­de ser un pro­ble­ma. —Por par­tes: un cam­bio de po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria, vol­vien­do a la nor­ma­li­dad, es lo desea­ble. Te­ner ti­pos de in­te­rés ne­ga­ti­vo no es po­si­ti­vo pa­ra la sos­te­ni­bi­li­dad de la eco­no­mía, ni in­cen­ti­va el aho­rro. Otra co­sa es de­cir de dón­de ven­drá la pró­xi­ma cri­sis, y es di­fí­cil sa­ber­lo. Por eso es im­por­tan­te ver to­dos los des­equi­li­brios, y no de­jar nin­guno de la­do, in­clu­so los que pue­dan pa­re­cer me­nos re­le­van­tes, co­mo las de­sigual­da­des so­cia­les. Es muy im­por­tan­te esa vi­sión de con­jun­to. —¿La deu­da es ese gran ries­go la­ten­te? —La al­ta deu­da pú­bli­ca es uno de los des­equi­li­brios más im­por­tan­tes. El Go­bierno es­tá de­ci­di­do a re­du­cir­la y pa­ra ello hay que ba­jar el dé­fi­cit, al­go que no se ha he­cho es­tos úl­ti­mos años, por­que so­lo se ha fia­do la re­duc­ción del dé­fi­cit al ci­clo eco­nó­mi­co, al cre­ci­mien­to, y eso no es sos­te­ni­ble a me­dio pla­zo. —¿Cuán­ta preo­cu­pa­ción le lle­ga des­de Bru­se­las por la si­tua­ción en Ca­ta­lu­ña? —El gra­do de preo­cu­pa­ción es hoy muy in­fe­rior al que po­día ha­ber ha­ce un año.

ILUSTRACIÓN ED CAROSÍA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.