Un po­lí­ti­co que acu­mu­la de­rro­tas pe­ro con­ser­va cier­to li­de­raz­go

La Voz de Galicia (Monforte) - - A FONDO - M. A.

Para un po­lí­ti­co co­mo él, acos­tum­bra­do du­ran­te años a ga­nar, ha te­ni­do que ser di­fí­cil afron­tar la realidad de su ac­tual si­tua­ción po­lí­ti­ca. Ma­nuel Pa­chi Váz­quez Fer­nán­dez (O Car­ba­lli­ño, 1954) ga­nó has­ta cuan­do PSOE y BNG per­die­ron el Go­bierno de la Xun­ta en el año 2009, en el que era con­se­llei­ro de Me­dio Am­bien­te. Tras la derrota elec­to­ral, él lo­gró la vic­to­ria or­gá­ni­ca y re­le­vó a Tou­ri­ño co­mo se­cre­ta­rio ge­ne­ral de los so­cia­lis­tas ga­lle­gos. Fue, de he­cho, el can­di­da­to del PSOE a la pre­si­den­cia de la Xun­ta en el año 2012. Eran sus me­jo­res mo­men­tos.

Sin em­bar­go, Fei­joo re­for­zó su ma­yo­ría y esa derrota sí fue de Pa­chi Váz­quez, y mar­có de ese mo­do un pun­to de in­fle­xión en su ca­rre­ra, has­ta en­ton­ces exi­to­sa. Cu­rio­sa­men­te, es­ta co­men­zó en el CDS fun­da­do por Adol­fo Suá­rez, pe­ro fi­chó pron­to por el PSOE, que vio en él un per­fil si­mi­lar al de Jo­sé Luis Bal­tar. Con los so­cia­lis­tas, Váz­quez lo­gró ser al­cal­de de O Car­ba­lli­ño (lo fue du­ran­te una dé­ca­da) y por­ta­voz en la Dipu­tación has­ta que dio el sal­to a San­tia­go para for­mar par­te del Go­bierno de Tou­ri­ño.

Pues bien, ter­mi­na­da la eta­pa de éxi­tos, en el año 2013 el car­ba­lli­ñés de­jó la se­cre­ta­ría ge­ne­ral del PS­deG. Con­ti­nuó, no obs­tan­te, en el Par­la­men­to gallego has­ta que en el año 2015 di­mi­tió al ser pro­ce­sa­do por un de­li­to de pre­va­ri­ca­ción en re­la­ción con unos su­pues­tos en­chu­fes de su épo­ca co­mo al­cal­de. Ese ca­so ha per­se­gui­do a Váz­quez du­ran­te los úl­ti­mos años y re­apa­re­ce pe­rió­di­ca­men­te. De he­cho, los avan­ces en la in­ves­ti­ga­ción ju­di­cial han coin­ci­di­do con mo­men­tos cla­ves para el car­ba­lli­ñés. En aquel año 2015 se ha­bía pre­sen­ta­do a las pri­ma­rias para en­ca­be­zar la can­di­da­tu­ra del PSOE a la al­cal­día de Ou­ren­se y per­dió. Cuan­do en el año 2017 se pre­sen­tó a la se­cre­ta­ría pro­vin­cial del par­ti­do, el ca­so re­apa­re­ció de nue­vo. Vol­vió a per­der.

Derrota tras derrota, Váz­quez ha ido que­dán­do­se sin el apo­yo de al­gu­nos des­ta­ca­dos di­ri­gen­tes, co­mo la ex se­cre­ta­ria de Es­ta­do Lau­ra Sea­ra, pe­ro man­tie­ne un gru­po de fie­les que son en torno a tres cen­te­na­res de los al­go más de mil mi­li­tan­tes que tie­ne el par­ti­do en Ou­ren­se. Para ellos es un lí­der ca­si di­vino.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.