El vier­nes se­rá la pro­ce­sión del Na­za­reno

La jor­na­da ofre­ce seis ofi­cios re­li­gio­sos des­de las 8 de la ma­ña­na

La Voz de Galicia (Ourense) - Especial1 - - Portada - FINA ULLOA OU­REN­SE

La ta­lla del Cris­to Na­za­reno está des­de el pa­sa­do día 4 más cer­ca de los bar­quen­ses. En esa jor­na­da, miem­bros de su co­fra­día se ocu­pa­ron de ha­cer des­cen­der la ima­gen des­de el lu­gar que ocu­pa ha­bi­tual­men­te en el al­tar ma­yor de la igle­sia de San Mau­ro has­ta una pea­na pa­ra que los de­vo­tos que acu­den a la no­ve­na —pre­di­ca­da es­te año por dos miem­bros de la Asociación Mi­sio­ne­ros de Áfri­ca— tu­vie­ran la opor­tu­ni­dad de ad­mi­rar la es­cul­tu­ra da­ta­da en el si­glo XVII que, se­gún el pre­si­den­te de los co­fra­des, Án­gel Fer­nán­dez, «está en per­fec­to es­ta­do de con­ser­va­ción».

El medio mi­llar de fa­mi­lias que aglu­ti­na es­ta co­fra­día, na­ci­da en 1890 y con es­ta­tu­tos ac­tua­li­za­dos por el Obis­pa­do de As­tor­ga en 1965, se en­car­ga­rá tam­bién de que to­do es­té dis­pues­to pa­ra la se­gun­da sa­li­da anual del pa­trón bar­quen­se por las ca­lles de la vi­lla. Se­rá es­te vier­nes, en el día grande de las ce­le­bra­cio­nes en su ho­nor, a las do­ce de la ma­ña­na.

La pro­ce­sión de la ima­gen del Cris­to si­gue sien­do un fo­co de atrac­ción no so­lo pa­ra los bar­quen­ses, sino pa­ra to­da la co­mar­ca val­deo­rre­sa e in­clu­so pa­ra de­vo­tos que se des­pla­zan des­de las ve­ci­nas tie­rras ber­cia­nas y son mu­chos los que la acom­pa­ñan por su ru­ta a tra­vés del cas­co an­ti­guo. El re­gre­so, co­mo es tra­di­cio­nal, se rea­li­za por la ar­te­ria prin­ci­pal ha­cia la pra­za Maior. Allí se unen a quie­nes, por pro­ble­mas de mo­vi­li­dad, es- pe­ran sen­ta­dos en las si­llas ha­bi­li­ta­das en ese re­cin­to pa­ra una mi­sa ma­yor al ai­re li­bre; úni­ca for­ma de dar ca­bi­da a los fie­les que su­pe­ran con cre­ces la ca­pa­ci­dad del tem­plo del que es re­si­den­te la ima­gen.

Pe­ro aun­que es­ta sea la ci­ta cen­tral del día grande, no es la úni­ca que se ofre­ce a los fie­les. El tem­plo aco­ge otros cua­tro ofi­cios ma­ti­na­les: a las 8.00; 9.00; 10.00 y 11.00 ho­ras; y uno más a las ocho de la tar­de. Y no son po­cos los que apro­ve­chan es­tas ci­tas pa­ra ren­dir cul­to al Na­za­reno. Las de pri­me­ras ho­ras sue­len ser las pre­fe­ri­das por ve­ci­nos de otros mu­ni­ci­pios que no tie­nen, co­mo los bar­quen­ses, es­ta jor­na­da co­mo fes­ti­vo lo­cal y apro­ve­chan esos ofi­cios pa­ra cum­plir con su sen­ti­mien­to re­li­gio­so an­tes de in­cor­po­rar­se a sus tra­ba­jos; pe­ro tam­bién por lo­ca­les que pre­fie­ren evi­tar la aglo­me­ra­ción de la ci­ta cen­tral.

FOTO LOLITA VÁZ­QUEZ

Tras re­co­rrer las ca­lles, la ima­gen re­gre­sa ha­cia la pra­za Maior pa­ra pre­si­dir la mi­sa

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.