LO­GÍS­TI­CA, EL NUE­VO RALI QUE DE­FI­NE EL ÉXI­TO

EL «E-COM­MER­CE» HA TRANS­FOR­MA­DO LA FOR­MA DE HA­CER NE­GO­CIOS. CO­LO­CAR HOY EL PRO­DUC­TO A VE­LO­CI­DAD DE VÉR­TI­GO EN CA­SA DEL CON­SU­MI­DOR SU­PO­NE UN RE­TO QUE HA GE­NE­RA­DO UNA NUE­VA IN­DUS­TRIA EN LA QUE GA­LI­CIA TIE­NE MU­CHO QUE DE­CIR

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Gladys Váz­quez

Mer­ca­do­na ha si­do el úl­ti­mo gi­gan­te en su­bir­se al ca­rro. La ca­de­na de su­per­mer­ca­dos aca­ba de po­ner en mar­cha su «la­bo­ra­to­rio». Es su pla­ta­for­ma de ven­ta on­li­ne que, por el mo­men­to, da­rá so­lo ser­vi­cio a Va­len­cia usan­do un al­ma­cén del po­lí­gono de Va­ra de Quart co­mo cen­tro lo­gís­ti­co. Es una cues­tión de dar ser­vi­cio a ese con­su­mi­dor que ya no quie­re pa­sar­se por la tien­da. De es­tar o no es­tar en un mer­ca­do que en Es­pa­ña fac­tu­ró en el se­gun­do tri­mes­tre del año pa­sa­do 7.300 mi­llo­nes de eu­ros. Un 23 % más que en el mis­mo pe­río­do del año an­te­rior. Se­gún los ex­per­tos, la com­pra on­li­ne en ali­men­ta­ción es una de las que más va a cre­cer en los pró­xi­mos tiem­pos. La CNMC la si­túa co­mo la oc­ta­va de ma­yor pe­ne­tra­ción. To­do ello en un contexto en el que, se­gún Kan­tar, el 26 % de los ho­ga­res ha he­cho al­gu­na vez la com­pra por In­ter­net.

¿Qué su­po­ne to­do es­to pa­ra un ne­go­cio sea del ta­ma­ño que sea? El co­mer­cio elec­tró­ni­co im­pli­ca ta­tuar­se a fue­go la pa­la­bra lo­gís­ti­ca. Se­gún el úl­ti­mo es­tu­dio de ONTSI, el 28,5 % de las transacciones di­gi­ta­les en Es­pa­ña re­quie­ren un en­vío fí­si­co. «El mo­de­lo tra­di­cio­nal de sur­tir a las tien­das ya con­lle­va di­fi­cul­ta­des. Y eso que son pe­di­dos de cier­to ta­ma­ño y pro­gra­ma­dos pa­ra abas­te­cer el in­ven­ta­rio. El clien­te del co­mer­cio elec­tró­ni­co de­man­da pe­di­dos muy pe­que­ños, mu­chas ve­ces de so­lo una uni­dad, en­tre­ga­dos en cual­quier pun­to del te­rri­to­rio en el me­nor pla­zo po­si­ble y sin abo­nar gas­tos de en­vío. Es­to obli­ga a más rup­tu­ras de car­ga pa­ra pa­sar del trans­por­te de lar­ga dis­tan­cia a la dis­tri­bu­ción ca­pi­lar en vehícu­los de pe­que­ño ta­ma­ño», ex­pli­ca Al­fon­so Orro, co­di­rec­tor del más­ter en Lo­gís­ti­ca y Trans­por­te de la UdC.

El pri­mer desafío es­tá por lo tan­to en ges­tio­nar el pro­duc­to an­tes de lle­var­lo a los ho­ga­res. «Es ne­ce­sa­rio co­no­cer en tiem­po real y con pre­ci­sión cuál es el in­ven­ta­rio, las uni­da­des que se pue­den ven­der y los pla­zos de en­tre­ga en los que nos po­de­mos com­pro­me­ter. Hay que dis­mi­nuir los cos­tes en la me­di­da de lo po­si­ble pa­ra ser com­pe­ti­ti­vos, pe­ro man­te­nien­do la ca­li­dad del ser­vi­cio. Si el clien­te no que­da sa­tis­fe­cho, lo más pro­ba­ble es que no vuel­va a nues­tra em­pre­sa».

El se­gun­do desafío pa­ra las com­pa­ñías es có­mo ges­tio­nar la en­tre­ga. Una em­pre­sa que se lan­ce a la ven­ta on­li­ne de pro­duc­to fí­si­co pue­de ha­cer la en­tre­ga ella mis­ma, al­go ca­da vez me­nos ha­bi­tual, o a tra­vés de un ser­vi­cio de pa­que­te­ría. «Si el trans­por­tis­ta va asu­mien­do más ta­reas en la ca­de­na de su­mi­nis­tro, en­tra­mos en el cam­po de los ope­ra­do­res lo­gís­ti­cos», di­ce Al­fon­so Orro so­bre un mo­de­lo de ne­go­cio que no deja de cre­cer. El ope­ra­dor pue­de en­car­gar­se del em­pa­que­ta­do, ges­tio­nar el al­ma­cén, el in­ven­ta­rio, rea­li­zar to­da la ges­tión de la in­for­ma­ción. «Exis­ten nu­me­ro­sos gra­dos de sub­con­tra­ta­ción y ca­da em­pre­sa de­be va­lo­rar la que más le con­vie­ne y en qué ta­reas quie­re cen­trar sus es­fuer­zos». Se­gún el Li­bro Blan­co de Lo­gís­ti­ca y E-com­mer­ce, el 75 % del co­mer­cio on­li­ne con­si­de­ra ne­ce­sa­rio te­ner al me­nos dos pro­vee­do­res lo­gís­ti­cos.

Pe­ro... ¿Cuán­to nos pue­de cos­tar la lo­gís­ti­ca de nues­tra com­pa­ñía? Se­gún el Cen­tro Es­pa­ñol de Lo­gís­ti­ca, los cos­tes re­pre­sen­tan el 6,5 % de las ven­tas. De esa ci­fra, el 60 % se co­rres­pon­de con gas­tos de trans­por­te. En las py­mes el gas­to es su­pe­rior:

pue­de lle­gar al 11 %. Lo que ca­da vez tie­nen más cla­ro las em­pre­sas es que in­ver­sión en lo­gís­ti­ca es si­nó­ni­mo de com­pe­ti­ti­vi­dad. «Ca­da com­pa­ñía de­be de­ci­dir có­mo lo ha­ce, pe­ro hay que ha­cer mu­chos nú­me­ros. Ga­nar di­ne­ro ha­cien­do en­tre­gas rá­pi­das y sin cos­te es muy com­pli­ca­do. Y no hay que ol­vi­dar las de­vo­lu­cio­nes. El cos­te de la lo­gís­ti­ca in­ver­sa no so­lo su­po­ne que tu pro­vee­dor te trai­ga las de­vo­lu­cio­nes y te co­bre lo es­ta­ble­ci­do. Hay que ha­cer un pro­ce­so de re­vi­sión, que es­té en per­fec­tas con­di­cio­nes o que vuel­va al al­ma­cén. Las com­pa­ñías ne­ce­si­tan pro­fe­sio­na­les de la lo­gís­ti­ca», aña­de Jo­sé Carlos Pra­do, di­rec­tor del Gru­po de In­ge­nie­ría de Or­ga­ni­za­ción de la UVi­go.

El rey de los re­yes en es­te cam­po es Ama­zon. Con 11 cen­tros lo­gís­ti­cos en Es­pa­ña, fac­tu­ró el año pa­sa­do 4.200 mi­llo­nes de eu­ros (con 53 mi­llo­nes de pe­di­dos). Le si­guen Aliex­press (1.237 mi­llo­nes de eu­ros) y El Cor­te In­glés (más de 683 mi­llo­nes). Una lis­ta en la que tam­bién es­tán Ca­rre­four, Za­lan­do o Za­ra. El gi­gan­te In­di­tex es un re­fe­ren­te mun­dial. Su ca­so se es­tu­dia en uni­ver­si­da­des de to­do el mun­do. «Te­ne­mos una po­si­ción geo­grá­fi­ca pe­ri­fé­ri­ca pa­ra el trans­por­te por ca­rre­te­ra pe­ro, des­de ese pun­to, In­di­tex ha lle­ga­do al li­de­raz­go mun­dial», co­men­ta Al­fon­so Orro. «Ma­ne­jan pren­das que hay que di­se­ñar, fa­bri­car, al­ma­ce­nar y en­tre­gar. To­do el ci­clo. Y los es­fuer­zos se han re­do­bla­do con la tien­da on­li­ne», apun­ta Jo­sé Carlos Pra­do. In­di­tex tie­ne 10 cen­tros lo­gís­ti­cos en to­do el país. Ase­gu­ran que lle­gan a to­do el pla­ne­ta en 48 ho­ras. El gru­po ha ini­cia­do en­tre­gas en el mis­mo día en seis ciu­da­des del mun­do, en­tre ellas Madrid. Un ca­rro al que tam­bién se ha su­ma­do El Cor­te In­glés. Su pre­si­den­te afir­ma­ba ha­ce unas se­ma­nas que de­be­rían ser ca­pa­ces de ha­cer­lo en «me­nos de dos ho­ras. In­clu­so en 30 mi­nu­tos».

«Al trans­por­te aún le que­da mu­cha re­vo­lu­ción pa­ra dar res­pues­ta a esa exi­gen­cia que pa­re­ce que tie­ne el clien­te», apun­ta Pra­do.

En to­do es­to, Ama­zon si­gue mar­can­do el ritmo y pre­sio­nan­do a sus com­pe­ti­do­res. Ya no ha­blan so­lo de re­par­tir con dro­nes, sino de de­jar­le el pe­di­do a los clien­tes en el co­che o in­clu­so te­ner las lla­ves de su ca­sa. «Es una em­pre­sa que le da a los clien­tes lo que quie­ren, que no pa­ra de evo­lu­cio­nar, de ahí su éxi­to. Tam­bién el de su mar­ket­pla­ce pa­ra que otros ven­de­do­res reali­cen su co­mer­cio elec­tró­ni­co a tra­vés de ellos. No po­de­mos ol­vi­dar que to­do es­to ha crea­do con­tro­ver­sia: des­de el pun­to de vis­ta laboral o in­clu­so su fis­ca­li­dad», ex­pli­ca Orro.

¿Y qué su­ce­de si el clien­te no es­tá en ca­sa cuan­do lle­ga el pa­que­te? Pues que si­guen evo­lu­cio­nan­do. Co­rreos es­tá im­plan­tan­do el Cit­yPaq: ins­ta­lar bu­zo­nes en las co­mu­ni­da­des de ve­ci­nos pa­ra de­jar­les ahí su pro­duc­to. Su mo­de­lo de ne­go­cio ya no es so­lo la en­tre­ga, sino to­do el pro­ce­so lo­gís­ti­co, co­mo el al­ma­cén.

El pro­ble­ma lle­ga aho­ra pa­ra los pun­tos de ven­ta. En Es­ta­dos Uni­dos, los cen­tros co­mer­cia­les es­tán ce­rran­do de for­ma ma­si­va. Ca­si el 30 % de los malls po­drían des­apa­re­cer. 300 de los 1.200 exis­ten­tes.

En Es­pa­ña, el trans­por­te in­ter­na­cio­nal por excelencia es el ma­rí­ti­mo, pe­ro ca­da vez se usa más el aé­reo. Una in­ver­sión de 3.000 mi­llo­nes en los pró­xi­mos 40 años con­ver­ti­rá a Ba­ra­jas en un cen­tro lo­gís­ti­co de re­fe­ren­cia.

Las com­pa­ñías que ofre­cen to­dos los ser­vi­cios de la ca­de­na lo­gís­ti­ca, e in­clu­so con­sul­to­ría, no de­jan de cre­cer

Ama­zon si­gue mar­can­do el ritmo, pe­ro la ve­lo­ci­dad de In­di­tex es un ejem­plo es­tu­dia­do en to­do el mun­do

JUAN. S. G

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.