PILGRIM PER­SO­NA­LI­ZA EL CA­MINO DE SAN­TIA­GO A GUS­TO DEL VI­SI­TAN­TE

Aglu­ti­nan to­da la ofer­ta de ser­vi­cios de la ru­ta Ja­co­bea en un so­lo portal A tra­vés de es­ta com­pa­ñía, el pe­re­grino pue­de con­tra­tar des­de un alo­ja­mien­to o la pues­ta a pun­to de las bi­ci­cle­tas, has­ta la co­la­da Aca­ban de re­ci­bir una nue­va in­yec­ción de ca­pi­tal

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Gladys Váz­quez

Se pu­sie­ron li­te­ral­men­te las bo­tas. La­ra Cas­te­lo y Ro­ber­to Fra­ga, ex­per­tos pe­re­gri­nos, per­ci­bie­ron co­mo ca­mi­nan­tes que a mu­chos de los ne­go­cios que hay a lo lar­go de la ru­ta Ja­co­bea les fal­ta­ba al­go. Y ese al­go era que les vie­sen en el mun­do. «Per­ci­bi­mos que había un gran mi­cro­te­ji­do, res­tau­ran­tes, al­ber­gues, ta­xis, mu­chos de ellos au­tó­no­mos, que no aca­ban de co­nec­tar. No te­nían una bue­na pre­sen­cia en los ca­na­les in­for­ma­ti­vos, en In­ter­net, que es don­de hoy en día se mue­ven es­tos via­je­ros». Esa per­cep­ción se con­ver­tía en el 2016 en un pro­yec­to en­mar­ca­do en el vivero de em­pre­sas de la Uni­ver­si­da­de da Co­ru­ña. Así na­cía Pilgrim, un

mar­ket­pla­ce que per­mi­te a los pe­re­gri­nos pla­ni­fi­car su Ca­mino al de­ta­lle: cuán­tas eta­pas van a ha­cer, des­de dón­de, en qué lu­gar van a dor­mir, co­mer o si van a al­qui­lar bi­ci­cle­tas o in­clu­so un ser­vi­cio que les tras­la­de el equi­pa­je de ini­cio a me­ta de ca­da tra­mo.

Su pla­ta­for­ma es el in­ter­me­dia­rio. Un ser­vi­cio muy si­mi­lar al de cual­quier con­tra­ta­ción de via­jes. «Pri­me­ro do­cu­men­ta­mos to­dos los ca­mi­nos con un equi­po de in­ves­ti­ga­ción de la UdC. Des­de re­cur­sos tu­rís­ti­cos y pa­tri­mo­nia­les a res­tau­ran­tes o far­ma­cias. Crea­mos una ba­se de da­tos de ca­da eta­pa y en el 2017 em­pe­za­mos ya nues­tra ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca», ex­pli­ca Ro­ber­to Fra­ga, CEO y pre­si­den­te del con­se­jo de ad­mi­nis­tra­ción de Pilgrim.

Co­mo en la aven­tu­ra de cual­quier star­tup, lle­ga­ba el mo­men­to de con­se­guir fi­nan­cia­ción y ahí fue cuan­do IP Glo­bal los aco­gió en su seno. «Te­nía­mos cla­ro que que­ría­mos que el pro­yec­to fue­se gran­de y ellos nos die­ron una gran opor­tu­ni­dad en­tran­do en nues­tro ac­cio­na­ria­do jus­to cuan­do em­pe­za­ban a in­ver­tir en em­pre­sas tec­no­ló­gi­cas». Ape­nas un año y me­dio des­pués, es­tán de en­ho­ra­bue­na. Pilgrim ha ce­rra­do una se­gun­da ron­da de in­ver­sión con una in­yec­ción de 400.000 eu­ros. «Son in­ver­so­res a los que les ha in­tere­sa­do el pro­yec­to. Ca­pi­tal que se man­tie­ne en el ano­ni­ma­to,

bu­si­ness an­gels». To­do es­to les va a per­mi­tir se­guir cre­cien­do.

En su cor­ta vi­da, Pilgrim ya ha quin­tu­pli­ca­do su vo­lu­men de trá­fi­co web y sus in­di­ca­do­res de ne­go­cio. En el 2017 pa­sa­ron del mi­llón y me­dio de vi­si­tas. En el 2018 ya es­tán, a es­tas al­tu­ras, a pun­to de su­pe­rar esa ci­fra. En cuan­to a fac­tu­ra­ción, es­pe­ran ce­rrar el año con unos in­gre­sos de 1,5 mi­llo­nes de eu­ros». Sus clien­tes son per­so­nas que pre­pa­ran el Ca­mino, so­bre to­do es­pa­ño­les. Eso sí, el pú­bli­co in­ter­na­cio­nal, su gran ob­je­ti­vo, ya su­po­ne el 40 % de la con­tra­ta­ción. «El pe­re­grino de otros paí­ses des­co­no­ce mu­chos de­ta­lles de la ru­ta, así que to­do lo pue­de en­con­trar en Pilgrim. A tra­vés de no­so­tros no se pier­den en la ma­rea de da­tos de la red y tie­nen el res­pal­do de una em­pre­sa fí­si­ca. To­dos los via­je­ros ha­cen la ges­tión con no­so­tros, de for­ma di­rec­ta, sin in­ter­me­dia­rios». To­do es­te tra­ba­jo, que pa­re­ce in­abar­ca­ble, lo ha­ce un equi­po for­ma­do por una vein­te­na de per­so­nas. Des­de pro­fe­sio­na­les de la in­for­má­ti­ca, del már­ke­ting di­gi­tal, has­ta es­pe­cia­lis­tas en tu­ris­mo. Tam­bién tie­nen aten­ción al clien­te 24 ho­ras. Se echan in­clu­so a la es­pal­da ga­ran­ti­zar­le a quien lle­ga a ellos que el ser­vi­cio que con­tra­te va­le la pe­na. «Tu­vi­mos que tes­tar a to­dos los pro­vee­do­res. Es im­por­tan­te que que­den sa­tis­fe­chos pa­ra que re­pi­tan con no­so­tros. Es fun­da­men­tal pa­ra nues­tra pla­ta­for­ma, pe­ro cree­mos que tam­bién lo es pa­ra el Ca­mino de San­tia­go», apun­ta Ro­ber­to.

No des­car­tan nue­vas ron­das de in­ver­sión, pe­ro con esos 400.000 eu­ros es­pe­ran dar un sal­to de­fi­ni­ti­vo en un mer­ca­do en el que han en­con­tra­do un hue­co es­pe­cia­li­za- do. «Lo in­me­dia­to es lan­zar la apli­ca­ción. Es­ta­rá muy cen­tra­da en el usua­rio pa­ra que pue­da in­ter­ac­tuar con otros pe­re­gri­nos que es­tén pró­xi­mos e in­clu­so geo­lo­ca­li­zar per­so­nas. En reali­dad, se tra­ta de un pro­yec­to pa­ra di­gi­ta­li­zar el Ca­mino», ex­pli­ca. De es­ta for­ma, los pe­re­gri­nos ten­drán in­for­ma­ción en tiem­po real du­ran­te la ru­ta gra­cias a tec­no­lo­gías desa­rro­lla­das por la pro­pia em­pre­sa. «Queremos que cuan­do pa­sen por de­lan­te de un res­tau­ran­te, les apa­rez­ca el me­nú del día. O cuan­do se es­tén acer­can­do a una pen­sión, les sal­te una ofer­ta que les pue­da in­tere­sar».

Es­ta nue­va fa­se in­clu­ye tam­bién lla­ma­das gra­tui­tas a cual­quier alo­ja­mien­to a tra­vés de la apli­ca­ción o co­ne­xión wi­fi gra­tui­ta. «Lle­va­mos tec­no­lo­gías ya exis­ten­tes a al­go tan es­pe­cia­li­za­do co­mo son los di­fe­ren­tes ca­mi­nos». Con to­do es­to, quie­ren po­ner una pi­ca en lu­ga­res co­mo Es­ta­dos Uni­dos, La­ti­noa­mé­ri­ca o Asia. Pa­ra ello, pla­nean es­tar pre­sen­tes en fe­rias in­ter­na­cio­na­les del sec­tor co­mo la ITB de Ber­lín, la World Tra­vel Mar­ket de Londres o la Fe­ria In­ter­na­cio­nal de Tu­ris­mo de Sin­ga­pur.

Su nue­vo ob­je­ti­vo son los via­je­ros in­ter­na­cio­na­les, gran­des des­co­no­ce­do­res de la ru­ta, que ya re­pre­sen­tan el 40 % de sus con­tra­tos

| MAR­COS MÍGUEZ

Una vein­te­na de pro­fe­sio­na­les for­ma el equi­po de Pilgrim, una «star­tup» na­ci­da en el vivero de em­pre­sas de la Uni­ver­si­da­de da Co­ru­ña.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.