UN HOM­BRE DE «MA­CRO»

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - ACTUALIDAD - Pa­blo Her­nán­dez de Cos

GO­BER­NA­DOR DEL BAN­CO DE ES­PA­ÑA

Ha si­do Ro­mán Es­co­lano uno de los mi­nis­tros más bre­ves de la De­mo­cra­cia. So­lo ha es­ta­do 88 días en el car­go. Po­co pa­ra to­mar de­ci­sio­nes de en­jun­dia. Pe­ro hay una que me­re­ce ese ca­li­fi­ca­ti­vo: la elec­ción del nue­vo go­ber­na­dor del Ban­co de Es­pa­ña. Y en la que ha de­ja­do su im­pron­ta. Por­que en con­tra de la opinión de mu­chos, se em­pe­ñó en que fue­ra un téc­ni­co, un hom­bre de la ca­sa. Sin mo­chi­la po­lí­ti­ca a la es­pal­da. Y lo con­si­guió. Pi­llan­do con el pie cam­bia­do a más de uno.

Pa­blo Her­nán­dez de Cos (Ma­drid, 1971) es el hom­bre ele­gi­do pa­ra ha­cer­se con las rien­das del su­per­vi­sor. Ma­ña­na mis­mo, cuan­do ex­pi­ra el de Lin­de, co­mien­za su man­da­to. Li­cen­cia­do en Eco­nó­mi­cas y Em­pre­sa­ria­les en el pres­ti­gio­so Co­le­gio Uni­ver­si­ta­rio de Es­tu­dios Fi­nan­cie­ros (CUNEF), en De­re­cho por la UNED, doc­tor en Cien­cias Eco­nó­mi­cas por la Com­plu­ten­se y con un pro­gra­ma de Di­rec­ción en el IESE Bu­si­ness School, De Cos es el hom­bre por el que mu­chos sus­pi­ra­ban en el pro­pio Ban­co de Es­pa­ña. Otros, no tan­to. Pa­ra los pri­me­ros, es un nom­bra­mien­to llo­vi­do del cie­lo; en­tre los se­gun­dos, sin em­bar­go, ha pro­vo­ca­do cier­ta in­dig­na­ción. Por las pri­sas: a to­do co­rrer, jus­to an­tes de la mo­ción de cen­su­ra y cuan­do es­ta ya te­nía vi­sos de sa­lir ade­lan­te. Pe­ro son len­te­jas.

Con to­do, y pe­se a las sus­pi­ca­cias que ha le­van­ta­do en al­gu­nos sec­to­res, lo cier­to es que el nom­bra­mien­to de De Cos rom­pe una tra­di­ción no es­cri­ta. Por pri­me­ra vez un téc­ni­co es­pe­cia­li­za­do en ma­cro­eco­no­mía al­can­za la cús­pi­de del su­per­vi­sor. Cier­to es que Luis Án­gel Ro­jo tam­bién lo era. Pe­ro el su­yo era un per­fil mu­cho más po­lí­ti­co. Fue pro­fe­sor de mu­chos de los so­cia­lis­tas que en 1982 des­em­bar­ca­ron en la Mon­cloa.

Lle­va el ele­gi­do ca­si to­da la vi­da en el Ban­co de Es­pa­ña, en cu­yo ser­vi­cio de es­tu­dios des­em­bar­có en 1997. Y, des­de ha­ce tres años, di­ri­gía el área de Eco­no­mía y Es­ta­dís­ti­ca, un car­go cla­ve en la ins­ti­tu­ción que, des­po­ja­da de sus dos com­pe­ten­cias cla­ve —la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria y la su­per­vi­sión ban­ca­ria, aho­ra en ma­nos del BCE—, se po­dría de­cir que ha aca­ba­do con­ver­ti­da en un for­mi­da­ble ser­vi­cio de es­tu­dios. Y... po­co más.

Lo de De Cos se­rá la ma­cro, pe­ro tam­bién sa­be, y mu­cho, de po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria. Lo apren­dió en el BCE. Qué me­jor es­cue­la. For­mó par­te del co­mi­té eje­cu­ti­vo de la au­to­ri­dad mo­ne­ta­ria en­tre el 2004 y el 2007, en la épo­ca en la que Jo­sé Ma­nuel González Pá­ra­mo se sen­ta­ba en el con­se­jo del guar­dián del eu­ro. Ha­bla in­glés a la per­fec­ción y co­no­ce muy bien lo que se cue­ce en Fránc­fort. Le ven­drá de per­las aho­ra que ocu­pa­rá una si­lla en el BCE. La pri­me­ra gran ci­ta que tie­ne por de­lan­te es es­te jue­ves, ape­nas tres días des­pués de su nom­bra­mien­to ofi­cial. Ese día, el con­se­jo del Ban­co Cen­tral Eu­ro­peo de­be­rá de­ci­dir qué ha­ce con su fa­mo­so plan de com­pras ma­si­vas de deu­da que lle­va aplicando cua­tro años. Sep­tiem­bre es el mes en el que teó­ri­ca­men­te cul­mi­na ese apo­yo que tan vi­tal le ha re­sul­ta­do a Es­pa­ña. Ha re­ci­bi­do 241.000 mi­llo­nes de eu­ros, has­ta aho­ra. Que se di­ce pron­to.

En el cuar­tel ge­ne­ral del BCE en Fránc­fort, el nue­vo go­ber­na­dor con­ta­rá con el apo­yo del ex mi­nis­tro de Eco­no­mía, Luis de Guin­dos, quien ha­ce ya más de una se­ma­na que ocu­pa el car­go de vi­ce­pre­si­den­te. Pue­de que su pri­me­ra con­ver­sa­ción ver­se so­bre la tor­men­ta de la que se han li­bra­do... Por los pe­los.

ABRALDES | http://abral­de­sar­ts­tu­dios.jim­do.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.