O «bo­li­ta má­gi­ca» o tra­tos con nar­co­tra­fi­can­tes

El ins­truc­tor del ca­so de dro­gas que im­pli­ca a cua­tro po­li­cías da un nue­vo pa­so pa­ra ce­rrar las di­li­gen­cias

La Voz de Galicia (Ourense) - Ourense local - - OURENSE -

El ti­tu­lar del Juz­ga­do de Ins­truc­ción 1 de Ou­ren­se, Leonardo Ál­va­rez, si­gue atan­do fle­cos en el ca­so de trá­fi­co de dro­gas que se ini­ció en el 2014 a par­tir de un anónimo en­via­do a la Uni­dad de Asun­tos In­ter­nos (UAI) de la po­li­cía. Ayer re­cha­zó la nu­li­dad de ac­tua­cio­nes que ha­bían pe­di­do dos de los po­li­cías de­te­ni­dos en no­viem­bre del 2015. In­vo­ca­ban la teo­ría de los fru­tos del ár­bol po­dri­do, co­mo ci­ta el juez, pa­ra pe­dir que se anu­la­ran to­das las di­li­gen­cias que te­nían su ori­gen en el anónimo. No pros­pe­ra la te­sis.

El juez man­tie­ne que, en es­te ca­so, tan­to las in­ter­ven­cio­nes te­le­fó­ni­cas co­mo los re­gis­tros do­mi­ci­lia­rios, que per­mi­tie­ron con­cre­tar las sos­pe­chas y ha­llar la dro­ga, res­pec­ti­va­men­te, se hi­cie­ron con am­pa­ro le­gal.

Y aun­que es­te au­to, no­ti­fi­ca­do ayer a las par­tes, no tie­ne otro va­lor que la des­es­ti­ma­ción del re­cur­so de nu­li­dad, el ins­truc­tor re­afir­ma po­si­cio­nes y de­ja pa­ten­te, una vez, su ple­na con­fian­za en Asun­tos In­ter­nos y sus «in­for­mes mi­nu­cio­sos y per­fec­ta­men­te jus­ti­fi­ca­dos». La «co­pio­sa la­bor de in­ves­ti­ga­ción» jus­ti­fi­có las in­ter­ven­cio­nes te­le­fó­ni­cas, co­mo aho­ra re­cuer­da en su re­so­lu­ción.

Al mar­gen de otras pes­qui­sas

Vuel­ve el juez al pun­to de par­ti­da, cuan­do au­to­ri­zó las pe­ti­cio­nes de la UAI, aun­que as­pec­tos co­mo el de los ac­ce­sos irre­gu­la­res a la ba­ses de da­tos po­li­cia­les —aquí atri­bui­dos al ins­pec­tor An­to­nio R., en­ton­ces je­fe del gru­po de dro­gas— ha­yan si­do re­con­du­ci­dos en una di­rec­ción di­fe­ren­te, se­gún las con­clu­sio­nes de la ti­tu­lar de Ins­truc­ción 3 y la Uni­dad de De­lin­cuen­cia Es­pe­cia­li­za­da y Vio­len­ta (UDEV) de la co­mi­sa­ría de Ou­ren­se, que los atri­bu­yen ea los ins­pec­to­res ge­me­los Ber­nar­do y Roy D. L. pa­ra sem­brar pis­tas fal­sas y des­pis­tar sus pro­pias irre­gu­la­ri­da­des.

Ci­ta aho­ra el juez co­mo al­go «ex­tra­ño» que el ins­pec­tor res­pon­sa­ble del dro­gas de dro­gas tra­ba­ja­ra con per­so­nas aje­nas al equi­po de es­tu­pe­fa­cien­tes, in­clu­so con po­li­cías fue­ra de ser­vi­cio. El ins­truc­tor vuel­ve a re­mi­tir­se a la va­lo­ra­ción ini­cial de Asun­tos In­ter­nos, que veían «ex­tra­ño» el éxi­to de cua­tro ope­ra­cio­nes sin la más mí­ni­ma la­bor de in­ves­ti­ga­ción. Arran­ca­ban las in­ter­ven­cio­nes por­que «se tie­ne in­for­ma­ción», por­que «me­dian­te lla­ma­da te­le­fó­ni­ca» ha­bían si­do aler­ta­dos, o por­que ha­bían ob­ser­va­do mo­vi­mien­tos en un dé­ci­mo pi­so. To­do ello, di­ce Leonardo Ál­va­rez, «lle­va a es­te ins­truc­tor a pen­sar que, a me­nos que el ins­pec­tor An­to­nio R. dis­pon­ga de una bo­li­ta má­gi­ca, pa­re­ce que tie­ne re­la­cio­nes con gen­te re­la­cio­na­da con el trá­fi­co de es­tu­pe­fa­cien­tes de la ciu­dad de Ou­ren­se, gen­te de la que ob­tie­ne in­for­ma­ción» re­la­cio­na­da con el nar­co­trá­fi­co en la ciu­dad.

La nu­li­dad de ac­tua­cio­nes en el ca­so dro­gas la ha­bían pe­di­do dos de los po­li­cías in­ves­ti­ga­dos. Se su­ma­ron des­pués las de­fen­sas de Jo­se­fa P. G., su­pues­to ce­re­bro de la red des­ar­ti­cu­la­da en la ope­ra­ción Zam­bu­ri­ña, y del ins­pec­tor An­to­nio R., sin que en nin­gún ca­so ha­yan pros­pe­ra­dos los ar­gu­men­tos apor­ta­dos a la cau­sa.

El au­to de de­ne­ga­ción de la de­cla­ra­ción de nu­li­dad, aun­que for­mal­men­te se li­mi­ta a ese as­pec­to con­cre­to, su­po­ne un pa­so más en el ca­mino ha­cia el cie­rre de las di­li­gen­cias pre­vias y la con­ti­nua­ción de la cau­sa por el pro­ce­di­mien­to or­di­na­rio.

Des­li­ga­do de es­te ca­so el ro­bo de ar­mas y di­fe­ren­cia­do del que co­rres­pon­de a los anó­ni­mos y a la muer­te de un po­li­cía en la co­mi­sa­ría el 9 de abril del 2016, fi­gu­ran aquí die­ci­séis per­so­nas co­mo in­ves­ti­ga­das. Cua­tro eran po­li­cías en ac­ti­vo, en­ton­ces en el gru­po de dro­gas, cuan­do se in­ter­vino en no­viem­bre del 2015.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.