El PSOE ou­ren­sano es­qui­va una cri­sis en su mo­men­to más dulce

Un acuer­do evi­ta un nue­vo cam­bio en la por­ta­vo­cía so­cia­lis­ta de la Diputación

La Voz de Galicia (Ourense) - Ourense local - - OURENSE - MI­GUEL ASCÓN

Fue­sen o no pe­dris­tas des­de sus ini­cios, es di­fí­cil en­con­trar en el PSOE ou­ren­sano a al­gún di­ri­gen­te que ha­ble mal del Go­bierno de Sánchez. La elec­ción de sus «mi­nis­tras y mi­nis­tros» (e ex­cep­ción del de­frau­da­dor) o la or­den de aco­ger al Aqua­rius en el puer­to de Va­len­cia son de­ci­sio­nes que ha su­pues­to una in­yec­ción de mo­ral pa­ra el par­ti­do. Abrir una nue­va cri­sis a ni­vel pro­vin­cial jus­to aho­ra, en es­te con­tex­to de eu­fo­ria in­ter­na, po­dría pa­re­cer co­mo mí­ni­mo inopor­tuno, pe­ro lo cier­to es que fi­nal­men­te el PSOE ou­ren­sano lo ha evi­ta­do. Un acuer­do a úl­ti­ma ho­ra ha zan­ja­do las di­fe­ren­cias que exis­tían en­tre el se­cre­ta­rio pro­vin­cial, Ra­fael Ro­drí­guez Vi­lla­rino, y el por­ta­voz so­cia­lis­ta en la Diputación ou­ren­sa­na, Fran­cis­co Fra­ga Ci­vei­ra.

Am­bos man­tu­vie­ron ayer con­ver­sa­cio­nes durante bue­na par­te del día. Se pre­ten­día evi­tar la frac­tu­ra que su­pon­dría for­zar un nue­vo re­le­vo en la por­ta­vo­cía del PSOE en la ins­ti­tu­ción (Fra­ga asu­mió el car­go en sus­ti­tu­ción de Ignacio Gó­mez a fi­na­les del año 2016, tam­bién por con­flic­tos in­ter­nos). Fi­nal­men­te se lle­gó a un acuer­do que per­mi­ti­rá al por­ta­voz se­guir sién­do­lo a cam­bio de asu­mir que el con­trol eco­nó­mi­co y po­lí­ti­co del gru­po pro­vin­cial lo ejer­ce la eje­cu­ti­va que li­de­ra Vi­lla­rino, al­go a lo que has­ta aho­ra se re­sis­tía. De es­te mo­do, la reunión de la di­rec­ción so­cia­lis­ta con­vo­ca­da pa­ra tra­tar es­te asun­to ayer por la tar­de aca­bó con un acuer­do ca­si uná­ni­me (so­lo hu­bo una abs­ten­ción, la del re­pre­sen­tan­te de las ju­ven­tu­des).

Acuer­dos

Las re­so­lu­cio­nes pro­pues­tas por Vi­lla­rino (y apro­ba­das) van, pre­ci­sa­men­te, en la lí­nea de de­jar cla­ro que es la eje­cu­ti­va pro­vin­cial la que de­fi­ne la es­tra­te­gia po­lí­ti­ca y las prio­ri­da­des de gas­to del gru­po del PSOE en la Diputación. Tam­bién se acla­ra que el per­so­nal al ser­vi­cio de los dipu­tados pro­vin­cia­les de­be se­guir las di­rec­tri­ces de la di­rec­ción que li­de­ra Ro­drí­guez Vi­lla­rino. En es­te sen­ti­do, hay cier­to ma­les­tar con las ac­ti­vi­da­des que desa­rro­lla al­guno de los tra­ba­ja­do­res de la for­ma­ción.

Las re­so­lu­cio­nes acor­da­das ayer es­ta­ble­cen, por otra par­te, los cau­ces de co­mu­ni­ca­ción que de­ben exis­tir en­tre la di­rec­ción pro­vin­cial del par­ti­do y el gru­po so­cia­lis­ta en la Diputación pa­ra evi­tar dis­cre­pan­cias.

El pac­to que per­mi­ti­rá a Fran­cis­co Fra­ga se­guir co­mo por­ta­voz del PSOE en la Diputación y man­te­ner su suel­do por de­di­ca­ción ex­clu­si­va se es­ce­ni­fi­ca­rá hoy con una com­pa­re­cen­cia con­jun­ta de es­te y de Ro­drí­guez Vi­lla­rino en la se­de so­cia­lis­ta de la ca­lle Ri­bei­ra de Ca­ne­do. En ella pon­drán so­bre la me­sa la es­tra­te­gia con­jun­ta que a par­tir de aho­ra pre­ten­de po­ner en marcha la for­ma­ción po­lí­ti­ca. El ob­je­ti­vo que se ha mar­ca­do el se­cre­ta­rio pro­vin­cial del PSOE es que el par­ti­do pue­da go­ber­nar la Diputación tras las elec­cio­nes del año 2019 y la uni­dad in­ter­na es uno de los pri­me­ros pa­sos que se han pro­pues­to pa­ra con­se­guir al­can­zar esa me­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.