El TSXG va­li­da la subas­ta por la que se ven­dió a Al­fer la fin­ca de Ben­pos­ta

El al­to tri­bu­nal ga­lle­go nie­ga la ra­zón a la fun­da­ción y po­ne fin al li­ti­gio tras dos años

La Voz de Galicia (Ourense) - Ourense local - - OURENSE - MARTA VÁZ­QUEZ

La subas­ta ce­le­bra­da el 20 de mar­zo del 2016 en la que la em­pre­sa ourensana Al­fer re­sul­tó ad­ju­di­ca­ta­ria de la fin­ca de Ben­pos­ta fue le­gal. Así lo dic­ta­mi­nó ha­ce ya va­rios me­ses el juz­ga­do con­ten­cio­so ad­mi­nis­tra­ti­vo de Ou­ren­se y así lo ha ra­ti­fi­ca­do aho­ra el Tri­bu­nal Su­pe­rior de Xus­ti­za de Ga­li­cia, que con su re­so­lu­ción po­ne pun­to y fi­nal a un lar­go pro­ce­so ju­di­cial que co­men­zó des­pués de aque­lla subas­ta.

En el pro­ce­di­mien­to dis­cu­ti­do, eje­cu­ta­do por la Se­gu­ri­dad So­cial tras em­bar­gar la fin­ca por las deu­das acu­mu­la­das, la em­pre­sa ourensana de au­to­ca­res pre­sen­tó la me­jor ofer­ta, pa­gan­do un pre­cio de 412.000 eu­ros, una can­ti­dad que al­can­za­ba el 25 % del va­lor de ta­sa­ción. Sin em­bar­go, la Fun­da­ción Ben­pos­ta no es­tu­vo de acuerdo con la ope­ra­ción y tra­tó de lo­grar que se de­cla­ra­se nu­la, acu­dien­do a los tri­bu­na­les. Ale­ga­ban que se ha­bía pro­du­ci­do una des­via­ción de po­der en la ope­ra­ción y tam­bién que la ta­sa­ción que la Se­gu­ri­dad So­cial ha­bía he­cho de la fin­ca no era vá­li­da, pues­to que se ha­bía anu­la­do el plan de ur­ba­nis­mo que es­ta­ba vi­gen­te cuan­do se reali­zó.

En la pri­me­ra sen­ten­cia, dic­ta­da el pa­sa­do mes de enero, el ti­tu­lar del Juz­ga­do Con­ten­cio­so Ad­mi­nis­tra­ti­vo nú­me­ro 2 de Ou­ren­se re­cha­za­ba to­dos esos ar­gu­men­tos y con­si­de­ra­ba que la ope­ra­ción de ven­ta del te­rreno ha­bía si­do ajus­ta­da a de­re­cho. La Fun­da­ción, que ges­tio­nan quie­nes asu­men la he­ren­cia del pa­dre Sil­va, re­cu­rrió aquel fa­llo y bus­có uno fa­vo­ra­ble en el al­to tri­bu­nal ga­lle­go, que en una re­so­lu­ción no­ti­fi­ca­da es­ta mis­ma se­ma­na tam­po­co le da la ra­zón. Es más, los jue­ces di­cen com­par­tir ín­te­gra­men­te los ar­gu­men­tos de pri­me­ra ins­tan­cia. «La sa­la lle- ga a la mis­ma con­clu­sión que la sos­te­ni­da en la sen­ten­cia re­cu­rri­da, lo que de­ter­mi­na la des­es­ti­ma­ción del re­cur­so y la con­si­guien­te con­fir­ma­ción de la sen­ten­cia de ins­tan­cia, pues la Sec­ción, reite­ra­mos, com­par­te los ra­zo­na­mien­tos ex­pues­tos», re­co­ge el fa­llo, en el que fi­gu­ra co­mo po­nen­te Juan Bau­tis­ta Quin­tas Ro­drí­guez.

Ade­más, en la sen­ten­cia se apre­cia cier­to re­pro­che a la ac­tua­ción de la di­rec­ción le­tra­da de la Fun­da­ción Ben­pos­ta, a la ho­ra de pre­sen­tar su re­cur­so. «Se ha li­mi­ta­do a reite­rar, mi­mé­ti­ca­men­te, aun­que re­ves­ti­dos de crí­ti­ca for­mal de la sen­ten­cia ape­la­da, con ar­gu­men­tos ca­si idén­ti­cos a los que ya ba­ra­jó en la de­man­da pre­sen­ta­da en ins­tan­cia», di­cen los jue­ces, que con­si­de­ran que re­ba­ti­dos aque­llos ar­gu­men­tos por el juez ou­ren­sano, «po­co más se pue­de aña­dir con es­pe­cial re­le­van­cia pa­ra la re­so­lu­ción de la con­tro­ver­sia sus­ci­ta­da».

En to­do ca­so, la sa­la de­ja cla­ro que el pro­ce­di­mien­to de apre­mio se­gui­do por la Se­gu­ri­dad So­cial con el te­rreno de Ben­pos­ta cum­plió la le­ga­li­dad, y, res­pec­to a la pre­sun­ta des­via­ción de po­der, ase­gu­ra que «es car­ga de quien la ale­ga acre­di­tar me­dian­te mo­ti­vos con­cre­tos que se han per­se­gui­do ob­je­ti­vos es­pu­rios ten­den­tes a sa­tis­fa­cer el in­te­rés pú­bli­co, y en es­te ca­so no se acre­di­tan».

Así las co­sas el tri­bu­nal ra­ti­fi­ca la pri­me­ra re­so­lu­ción e im­po­ne las cos­tas del pro­ce­di­mien­to, ta­sa­dos en mil eu­ros, a los ape­lan­tes, en una sen­ten­cia con­tra la que, es­ta vez, ya no ca­ben más re­cur­sos.

Pró­xi­ma ocu­pa­ción

Fuen­tes cer­ca­nas a la em­pre­sa Al­fer se mos­tra­ron ayer sa­tis­fe­chas con es­ta re­so­lu­ción, que per­mi­ti­rá por fin a la em­pre­sa ourensana ocu­par unos te­rre­nos que com­pró ha­ce ya más de dos años tras una im­por­tan­te in­ver­sión eco­nó­mi­ca. Es­tas fuen­tes ase­gu­ran que tras el tiem­po trans­cu­rri­do des­de la subas­ta es ne­ce­sa­rio aho­ra, «po­ner­se al día».

Pa­sar una pá­gi­na de la His­to­ria

Si to­do ocu­rre se­gún esa pre­vi­sión se pa­sa­rá pá­gi­na por fin a una era que co­men­zó en 1963, cuan­do el pa­dre Sil­va y un gru­po de mu­cha­chos se ins­ta­la­ron en la fin­ca de Ben­pos­ta, si­tua­da en Sei­xal­bo, en la ca­pi­tal ourensana. Allí cons­tru­ye­ron su ciu­dad, un pro­yec­to idea­lis­ta que lle­gó a con­tar con un mi­llar de se­gui­do­res, que con­ta­ban con ser­vi­cios co­mo un cen­tro de es­tu­dios de pri­ma­ria, se­cun­da­ria, ba­chi­lle­ra­to y FP. Su fa­mo­so cir­co dio la vuel­ta al mun­do.

En los años 80 par­te de los te­rre­nos fue­ron ven­di­dos a la Xun­ta y más tar­de otra par­ce­la se enaje­nó a un par­ti­cu­lar. En 2004 el sa­cer­do­te Je­sús Sil­va fa­lle­ció y la ciu­dad, en la que ya ape­nas que­da­ban re­si­den­tes, que­dó ol­vi­da­da. Al­gu­nos to­da­vía acu­den allí con cier­ta re­gu­la­ri­dad.

SANTI M. AMIL

La fin­ca de Ben­pos­ta, de 32.000 me­tros cua­dra­dos, con­ser­va aún al­gu­nas cons­truc­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.