La car­ta de la se­ma­na

Por qué la he pre­mia­do… Por el re­cor­da­to­rio, que a to­dos nos va­le e in­ter­pe­la.

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Magazine Cartas - MA­RÍA RE­GUEI­RO MI­RA. CAMBRE (GA­LI­CIA)

El úl­ti­mo be­so Fue ha­ce un mes. Mi pa­dre es­ta­ba in­gre­sa­do y fui a dar­le áni­mos. Es­ta­ba con mi ma­dre esa ma­ña­na. Re­cuer­do ver­la en­trar por la puer­ta, son­rien­te por­que mi pa­dre se iba a ca­sa pron­to. El sus­to ha­bía pa­sa­do, la vi­da po­día con­ti­nuar. Cuan­do me fui, le di un be­so a mi pa­dre. Y por un se­gun­do pen­sé en dár­se­lo tam­bién a mi ma­dre. Pe­ro te­nía pri­sa, nos íba­mos a ver más tar­de, o la lla­ma­ría... y me fui co­rrien­do sin dar­le el be­so. La vi unas ho­ras más tar­de, sí, en la ca­mi­lla de ur­gen­cias, ro­dea­da de gen­te y tu­bos. Un ac­ci­den­te la lle­vó has­ta ahí esa mis­ma tar­de y la si­gue man­te­nien­do en el hos­pi­tal. In­cons­cien­te. Lle­va un mes li­bran­do una ba­ta­lla de­sigual. Ya no son­ríe al ver­me, ni pre­gun­ta por sus ga­tos. Pe­ro ya no soy ca­paz de sa­lir de la ha­bi­ta­ción sin dar­le un be­so, por mu­cha pri­sa que ten­ga. Y lo tris­te es que no lo ha­go por ella, que no se da cuen­ta de que es­toy ahí. Lo ha­go por mí. Por­que pue­de ser el úl­ti­mo que le dé. He apren­di­do la lec­ción. Así que le da­ré to­dos los días ese úl­ti­mo be­so al des­pe­dir­me. Un be­so nun­ca so­bra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.