UN DESLIZ PE­LI­GRO­SO

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Conocer Historia -

Su mu­jer y su hi­jo me­nor per­die­ron la vi­da en un ac­ci­den­te de au­to­mó­vil en 1971. Y Brü­cher de­ci­dió re­ti­rar­se del mun­do. Pa­só los úl­ti­mos vein­te años en su ha­cien­da, in­ves­ti­gan­do por su cuen­ta, rea­li­zan­do in­jer­tos en viñedos y tu­bércu­los y es­cri­bien­do tra­ta­dos de bo­tá­ni­ca que pu­bli­ca­ba con seu­dó­ni­mo. Man­te­nía co­rres­pon­den­cia con otros ex­per­tos de uni­ver­si­da­des eu­ro­peas y ame­ri­ca­nas. En 1989 pu­bli­có uno de sus tex­tos cien­tí­fi­cos en in­glés. Y lo fir­mó con su ver­da­de­ro nom­bre. Ese desliz pu­do cos­tar­le la vi­da. El li­bro en cues­tión, so­bre plan­tas tro­pi­ca­les, in­cluía no­ve­do­sas re­fe­ren­cias al cul­ti­vo de la coca. Y pu­do po­ner­le en el ra­dar de la DEA, la agen­cia an­ti­dro­ga es­ta­dou­ni­den­se, in­tere­sa­da en apro­ve­char sus co­no­ci­mien­tos. Tam­bién se ha­brían fi­ja­do en él los tra­fi­can­tes de co­caí­na, que pre­sun­ta­men­te or­de­na­ron su eje­cu­ción a dos si­ca­rios. Se sa­be que un par de bo­li­via­nos lle­ga­ron al ae­ro­puer­to de Mendoza el día del cri­men, al­qui­la­ron una ca­mio­ne­ta con la que se los vio por Ugar­te­che y co­gie­ron un vue­lo de vuel­ta po­co des­pués, pe­ro su ras­tro se pier­de ahí.

Du­ran­te la gue­rra, Himm­ler le or­de­nó des­truir el ma­te­rial, pe­ro Brü­cher hu­yó con las se­mi­llas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.