¿DE­POR­TE? SÍ. ¿GUA­PA? ¡TAM­BIÉN!

Ya sea en el 'gym' o que­man­do za­pa­ti­lla, ha­cer de­por­te no es in­com­pa­ti­ble con un to­que de co­que­te­ría. Pe­ro, ojo, no to­do va­le. Des­cu­bre acier­tos y erro­res pa­ra pre­su­mir de buen as­pec­to mien­tras prac­ti­cas ejer­ci­cio. Por Ste­fa­nie Mi­lla / Fo­to­gra­fía Fritz Ko

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Ella&él | Belleza -

EL SAL­TO DI­REC­TO de la ofi­ci­na al gim­na­sio, la mo­da de los sel­fies o la fal­ta de cos­tum­bre de ver­se con la ca­ra la­va­da han he­cho que mu­chas mu­je­res op­ten por uti­li­zar ma­qui­lla­je pa­ra ir a en­tre­nar. Acu­di­mos a los ex­per­tos pa­ra ana­li­zar los há­bi­tos cos­mé­ti­cos que de­be­mos evi­tar y los me­jo­res tru­cos pa­ra ha­cer del gim­na­sio un lu­gar beauty friendly.

Su­dor & piel: ¿bue­na com­bi­na­ción?

Es nues­tro sis­te­ma de re­fri­ge­ra­ción. Co­mo ex­pli­ca la doc­to­ra Ele­na Té­var, der­ma­tó­lo­ga en la Clí­ni­ca Der­ma­to­ló­gi­ca In­ter­na­cio­nal, «la su­do­ra­ción es im­pres­cin­di­ble pa­ra man­te­ner una ter­mo­rre­gu­la­ción efi­caz y nos ayu­da a eli­mi­nar im­pu­re­zas, pe­ro por otro la­do re­se­ca la piel al eli­mi­nar par­te de su man­to áci­do, que ac­túa co­mo ca­pa pro­tec­to­ra». ¿Có­mo evi­tar en­ton­ces su efec­to des­hi­dra­tan­te?

«In­ge­rir lí­qui­dos an­tes, du­ran­te y des­pués del ejer­ci­cio y uti­li­zar cre­mas emo­lien­tes e hidratantes que, al con­te­ner lí­pi­dos, fa­vo­re­cen la ba­rre­ra cu­tá­nea y com­pen­san y pre­vie­nen las pér­di­das de agua en la piel».

¿NUES­TRO CON­SE­JO EX­TRA?

No es­tá de más que quie­nes ha­gan mu­cho de­por­te prac­ti­quen una vez a la se­ma­na un do­ble mask pack: pri­me­ro, una mas­ca­ri­lla 'de­to­xi­fi­can­te' o pu­ri­fi­can­te, es­pe­cial­men­te en torno a la zo­na T, pa­ra des­con­ges­tio­nar la piel; se­gui­da de una mas­ca­ri­lla hi­dra­tan­te, pa­ra apor­tar hi­dra­ta­ción in­ten­si­va.

Ma­qui­lla­je y 'gym' ¿son com­pa­ti­bles?

Su­dar la ca­mi­se­ta con la ca­ra la­va­da es una op­ción que no to­do el mun­do ba­ra­ja. Pe­ro ¿es con­ve­nien­te lle­var ba­se cuan­do va­mos a dar­lo to­do? La doc­to­ra Ro­sa Taberner acla­ra es­te pun­to: «Cuan­do ha­ce­mos ejer­ci­cio, las glán­du­las su­do­rí­pa­ras co­mien­zan a fun­cio­nar, di­la­tán­do­se la co­mu­ni­ca­ción de es­tas con el ex­te­rior. Es lo que to­dos en­ten­de­mos co­mo que 'los po­ros se di­la­tan'. El ma­qui­lla­je va a obs­truir es­ta sa­li­da, fa­ci­li­tan­do la apa­ri­ción de gra­ni­tos y dan­do un as­pec­to apa­ga­do a la piel o in­clu­so ge­ne­ran­do der­ma­ti­tis irri­ta­ti­vas».

¿LA SO­LU­CIÓN?

La doc­to­ra Taberner ofre­ce al­ter­na­ti­vas. «Pa­ra evi­tar es­tos pro­ble­mas y se­guir man­te­nien­do 'bue­na ca­ra', pue­den uti­li­zar­se BB creams o hidratantes con co­lor li­ge­ras, que per­mi­ten la transpiración. Tam­bién pue­den ser úti­les pol­vos com­pac­tos, que van a ma­ti­fi­car sin ge­ne­rar obs­truc­ción: no apor­tan co­lor, pe­ro ge­ne­ran un tono más ho­mo­gé­neo y di­si­mu­lan las im­per­fec­cio­nes. Ac­tual­men­te tam­bién hay lí­neas de fo­to­pro­tec­to­res que han sa­ca­do pol­vos con SPF 50 trans­lú­ci­dos o con co­lor, úti­les cuan­do ha­ce­mos de­por­te al ai­re li­bre».

Ocho ideas pa­ra ir per­fec­ta a una reunión en tiem­po ré­cord

¿Y si des­pués del gym quie­res ir a una reunión con bue­na ca­ra? Re­co­pi­la­mos al­gu­nos tru­cos pa­ra un ma­qui­lla­je tan rá­pi­do co­mo fa­vo­re­ce­dor: La ma­qui­lla­do­ra y de­por­tis­ta Na­ta­lia O Bel­da pre­fie­re ir con la piel des­nu­da pa­ra que trans­pi­re, pe­ro pa­ra quie­nes pre­fie­ren un to­que de co­lor re­co­mien­da los fo­to­pro­tec­to­res con co­lor: «Son el per­fec­to 'dos en uno' cuan­do se ha­ce de­por­te al ai­re li­bre». Los mist o bru­mas hidratantes son de O apli­ca­ción ex­prés: ex­cep­to en ca­sos de piel se­ca, son su­fi­cien­tes pa­ra hi­dra­tar tras el ejer­ci­cio y su ab­sor­ción es in­me­dia­ta. Los ma­qui­lla­jes en for­ma­to cus­hion O son per­fec­tos pa­ra un 'efec­to bue­na ca­ra' in­me­dia­to y de apli­ca­ción rá­pi­da. Igua­lar el tono del pár­pa­do reavi­va la O

EL EJER­CI­CIO AC­TI­VA LA CIR­CU­LA­CIÓN Y AU­MEN­TA LA RE­CEP­TI­VI­DAD DE LA PIEL, AL­GO IDEAL PA­RA APLI­CAR DES­PUÉS UN ANTICELULÍTICO LAS 'BB CREAMS' Y LAS HIDRATANTES CON CO­LOR LI­GE­RAS NO OBS­TRU­YEN LOS PO­ROS Y PER­MI­TEN LA TRANSPIRACIÓN

mi­ra­da: una som­bra de ojos en ba­rra en un tono beis agran­da los ojos de for­ma na­tu­ral. Un co­lo­re­te en cre­ma o en ba­rra sir­ve O pa­ra la­bios, me­ji­llas y has­ta pár­pa­dos, pa­ra un ma­qui­lla­je mo­no­cro­má­ti­co rá­pi­do y fa­vo­re­ce­dor. Aplí­ca­lo con los de­dos, di­fu­mí­na­lo bien ¡y lis­to! Si no vas a te­ner tiem­po de la­var el O pe­lo y quie­res lle­var­lo suel­to des­pués, no uses una go­ma pa­ra re­ti­rar el ca­be­llo, sino va­rias hor­qui­llas de mo­ño o un co­le­te­ro de te­la. En ca­so de piel gra­sa, no es­tá de más O lle­var toa­lli­tas ab­sor­ben­tes del se­bo en el bol­so, pues a me­nu­do el cu­tis se ve bri­llan­te in­clu­so va­rias ho­ras tras el en­tre­na­mien­to. La más­ca­ra de pes­ta­ñas, ¡wa­ter­proof, O sin du­da! ¿Otra op­ción? Te­ñir y/o ri­zar las pes­ta­ñas.

La­var (el pe­lo) o no la­var: ¡esa es la cues­tión!

La res­pues­ta rá­pi­da se­ría: se la­va cuan­do es­tá su­cio. Pe­ro… ¿y si no es­tá real­men­te su­cio, sino su­da­do?: Tras el ejer­ci­cio, lo ideal es la­var O el pe­lo con un cham­pú neu­tro o hi­dra­tan­te, pe­ro tam­bién exis­te la op­ción del cham­pú se­co. Eso sí: ti­rar de lim­pia­dor más de una o dos ve­ces por se­ma­na con­lle­va ries­gos. El pol­vo que ab­sor­be la gra­sa se de­po­si­ta en el cue­ro ca­be­llu­do, aho­ga el folículo piloso y lo irri­ta. Pa­ra evi­tar­lo, con­vie­ne ce­pi­llar­se muy bien el ca­be­llo cuan­do se usa, la­var y acla­rar a fon­do en el si­guien­te la­va­do y ha­cer un pee­ling del cue­ro ca­be­llu­do pa­ra eli­mi­nar res­tos ca­da tres o cua­tro se­ma­nas.

¡MU­CHO CUI­DA­DO!

Ojo con ti­rar de se­ca­dor y plan­cha tras ca­da la­va­do: las he­rra­mien­tas de ca­lor es­tán en el top 3 de los enemi­gos del pe­lo sano.

Ob­je­ti­vo: con­ver­tir el 'gym' en un alia­do 'beauty'

El pa­so por el gim­na­sio tie­ne efec­tos co­la­te­ra­les muy po­si­ti­vos so­bre la sa­lud... y pue­de te­ner­los, ade­más, so­bre la ru­ti­na de be­lle­za: Rea­li­za una so­me­ra lim­pie­za fa­cial O tras en­tre­nar, sea con agua mi­ce­lar o con ja­bón der­ma­to­ló­gi­co en la du­cha. ¿Ca­be­llo ul­tra­es­tro­pea­do? Sus­ti­tu­ye O la mas­ca­ri­lla por un acei­te pre­la­va­do, sin com­po­nen­tes mi­ne­ra­les. Apli­ca po­ca can­ti­dad y ex­tién­de­lo muy bien –con pei­ne fino– por me­dios y pun­tas pa­ra una nutrición in­ten­si­va. Su­bi­mos la apues­ta a la ho­ra de O mi­mar el pe­lo: esos mis­mos ges­tos, rea­li­za­dos en la sau­na, po­ten­cian la ac­ción de mas­ca­ri­llas y acei­tes. El ejer­ci­cio ac­ti­va la cir­cu­la­ción y O me­jo­ra así la re­cep­ti­vi­dad de la piel:

LOS CHAMPÚS SE­COS NO SE PUE­DEN UTI­LI­ZAR MÁS DE DOS VE­CES A LA SE­MA­NA, YA QUE AHO­GAN EL FOLÍCULO PILOSO

la du­cha pos­te­rior es el mo­men­to ideal pa­ra apli­car un anticelulítico. Al sa­lir de la du­cha, es fan­tás­ti­co O apli­car la lo­ción de cuer­po con la piel aún li­ge­ra­men­te hú­me­da: eso se­lla el agua so­bre la epi­der­mis y au­men­ta el efec­to hi­dra­tan­te.

'Run­ners': el sol y otros enemi­gos

Tal y co­mo ex­pli­can en la Aca­de­mia Es­pa­ño­la de Der­ma­to­lo­gía y Ve­ne­reo­lo­gía, a la ho­ra de ha­cer de­por­te se nos da fa­tal pen­sar a lar­go pla­zo. La der­ma­tó­lo­ga Ro­sa Taberner lo cuen­ta: «Los ries­gos a lar­go pla­zo de­ri­va­dos de la fo­to­ex­po­si­ción cró­ni­ca que com­por­tan de­por­tes co­mo el te­nis o el run­ning no es­tán en la men­te de la ma­yo­ría y por ello no to­do el mun­do se pro­te­ge de ma­ne­ra ade­cua­da». Es de­cir, no que­mar­se no sig­ni­fi­ca es­tar pro­te­gi­dos fren­te a un au­men­to del ries­go de cán­cer de piel o la apa­ri­ción pre­ma­tu­ra de sig­nos de en­ve­je­ci­mien­to, por lo cual, con o sin ries­go de aca­bar co­mo un ca­ma­rón, ¡pro­tec­ción, pro­tec­ción y pro­tec­ción! Pa­ra sa­ber cuá­les son las pre­cau­cio­nes que to­mar pa­ra que la piel no su­fra cuan­do se que­ma za­pa­ti­lla, ha­bla­mos con el doc­tor Vi­cen­te Ro­ca­mo­ra, que, ade­más de miem­bro de la Aca­de­mia Es­pa­ño­la de Der­ma­to­lo­gía y der­ma­tó­lo­go del hos­pi­tal de Ma­na­cor, es run­ner. Es pre­fe­ri­ble lle­var ca­mi­se­tas O es­pe­cí­fi­cas pa­ra prac­ti­car de­por­te. En ca­so de usar una cual­quie­ra, re­co­mien­da apli­car fo­to­pro­tec­tor por de­ba­jo y usar va­se­li­na o cre­ma pro­tec­to­ra en las zo­nas de ro­ce co­mo pe­zo­nes, axi­las o in­gles. Los fo­to­pro­tec­to­res mi­ne­ra­les O (los de ti­po es­cu­do que re­bo­tan la luz) no son ade­cua­dos cuan­do se va a su­dar. «Taponan la piel y no per­mi­ten una transpiración ade­cua­da. Es re­co­men­da­ble usar pro­tec­to­res es­pe­cí­fi­cos pa­ra de­por­te, que ade­más son más re­sis­ten­tes al su­dor». Siem­pre es im­por­tan­te lle­var go­rra, O ban­da­na o tur­ban­te, pe­ro la pri­me­ra es im­pres­cin­di­ble en ca­so de no te­ner pe­lo... o que es­te sea es­ca­so. Pun­to de aten­ción prio­ri­ta­rio y muy O ol­vi­da­do: ore­jas y nu­ca. El doc­tor Ro­ca­mo­ra ex­pli­ca: «Los car­ci­no­mas es­ca­mo­sos en ore­jas y la­bios tie­nen ma­yor ries­go de me­tás­ta­sis y son tu­mo­res más agre­si­vos». Si el de­por­te con­lle­va du­char­se dos O o tres ve­ces al día, me­jor que sea con la mano en vez de con es­pon­ja. Co­mo cuen­ta Ro­ca­mo­ra, «es­ta se lle­va con­si­go par­te de la ca­pa cór­nea». Ade­más, re­co­mien­da usar ja­bo­nes neu­tros, no agre­si­vos, y po­ner­se des­pués cre­ma hi­dra­tan­te. Q

LOS FO­TO­PRO­TEC­TO­RES MI­NE­RA­LES NO SON ADE­CUA­DOS CUAN­DO SE VA A SU­DAR POR­QUE TAPONAN LA PIEL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.