Con la vis­ta pues­ta en los cie­los Ten­den­cias «Prí­ma­se a ca­li­da­de á can­ti­da­de»

Mo­rai­ma es una de las bo­de­gas de Ba­rro de la DO Rías Bai­xas

La Voz de Galicia (Pontevedra) - Especial1 - - Reportaje - LÓ­PEZ PENIDE

Ba­rro es uno de los mu­ni­ci­pios pon­te­ve­dre­ses in­clui­dos den­tro de la sub­zo­na Val do Sal­nés den­tro de la De­no­mi­na­ción de Ori­gen Rías Bai­xas. En­tre las bo­de­gas de es­te Con­ce­llo que ela­bo­ran el más in­ter­na­cio­nal de los blan­cos ga­lle­gos se en­cuen­tran Ei­ra­lar, Ade­ga Ca­sa­ley, Ca­ba­na das Bol­bo­re­tas o Vi­ña Mo­rai­ma.

Es­ta úl­ti­ma cuen­ta, se­gún los da­tos de la DO, con una su­per­fi­cie pro­pia de vi­ñe­do de ca­tor­ce hec­tá­reas que el pa­sa­do año pro­du­jo «un­ha co­llei­ta ex­ce­len­te tan­to en can­ti­da­de co­mo en ca­li­da­de», pre­ci­só Ro­ber­to Tai­bo. Co­mo enó­lo­go de Vi­ña Mo­rai­ma, si bien ma­ti­zó que aún es pron­to pa­ra aven­tu­rar có­mo se­rá la de es­te año, ad­vir­tió que es­ta­mos en una épo­ca cru­cial pa­ra la uva, ya que «os vi­ñe­dos es­tán en ple­na flo­ra­ción e es­ta­mos un tan­to á expectativa do tem­po por­que as con­di­cións me­teo­ro­ló­xi­cas son bas­tan­te ne­ga­ti­vas pa­ra a flo­ra­ción e te­mos que ver co­mo evo­lu­cio­na».

Lo cier­to es que si por al­go des­ta­ca es­ta bo­de­ga es por sus ce­pas, al­gu­nas de las cua­les, ya cen­te­na­rias, son de las más an­ti­guas de la DO. A es­to se su­ma, re­se­ñan des­de Rías Bai­xas, «el ma­ne­jo de la vi­ña con pro­duc­ción in­te­gra­da, mi­ni­mi­zan­do así el im­pac­to de los tra­ta­mien­tos en el me­dio na­tu­ral y el em­pleo de prác­ti­cas cul­tu­ra­les pro­pias de la zo­na con­tri­bu­yen en la ca­li­dad de la uva», cir­cuns­tan­cias que, uni­das al cli­ma y al sue­lo, con­tri­bu­yen a unos lí­qui­dos ca­rac­te­ri­za­dos por su «com­ple­ji­dad, ti­pi­ci­dad y per­so­na­li­dad pro­pia».

En es­te pun­to, Ro­ber­to Tai­bo re­mar­ca que se tra­ta de vi­nos «moi tí­pi­cos da zo­na de Ba­rro e moi arrai­ga­dos ao te­rru­ño», mien­tras que lo que los di­fe­ren­cia del res­to es que son «moi fres­cos, moi aro­má­ti­cos e te­ñen un­has no­tas mi­ne­ra­les en na­riz e en bo­ca que sor­pren­de á xen­te». En la ac­tua­li­dad, ela­bo­ra dos ti­pos de al­ba­ri­ños. Por un la­do, el que lle­va el nom­bre de la bo­de­ga y que sa­le de las ce­pas más an­ti­guas, en un al­to por­cen­ta­je de ori­gen pre­fi­lo­xé­ri­co, cu­ya crian­za so­bre lías se rea­li­za en de­pó­si­tos de ace­ro inoxi­da­ble y nun­ca por más de seis o sie­te me­ses de­pen­dien­do de la aña­da; y, por otro, «un vi­ño máis clá­si­co», Aba de Tra­su­mia.

A es­tos dos se su­ma un tercero, un tin­to ela­bo­ra­do con uva caí­ño: «É un­ha va­rie­da­de moi arrai­ga­da na zo­na de Ba­rro que tra­di­cio­nal­men­te era un vi­ño de fes­ta e ago­ra que­dan me­nos ce­pas».

En Mo­rai­ma son cons­cien­tes de que el enotu­ris­mo es un fe­nó­meno en al­za y por ello ofer­tan des­de re­co­rri­dos por la bo­de­ga con de­gus­ta­ción de sus vi­nos has­ta la po­si­bi­li­dad de so­li­ci­tar vi­si­tas guia­das por los prin­ci­pa­les ayun­ta­mien­tos de la co­mar­ca.

Enotu­ris­mo

El po­ten­cial de Ba­rro en el ám­bi­to del tu­ris­mo aso­cia­do al vino que­dó pues­to de ma­ni­fies­to ha­ce po­co más de un año, en ma­yo del año pa­sa­do, cuan­do el Con­ce­llo de Ba­rro se ad­hi­rió a la aso­cia­ción Ru­ta do Vi­ño Rías Bai­xas, que es­tá in­te­gra­da en el Club de Pro­duc­to Ru­tas del Vino de Es­pa­ña. En aquel mo­men- to, el al­cal­de Xo­sé Ma­nuel Fer­nán­dez Abral­des re­sal­tó que es­ta ini­cia­ti­va con­tri­bui­ría a «por en va­lor o te­rri­to­rio vi­ti­vi­ní­co­la do Con­ce­llo de Ba­rro e abrir as por­tas a que as bo­de­gas e es­ta­ble­ce­men­tos poi­dan desen­vol­ver o seu la­bor en pro do enotu­ris­mo».

El con­ve­ni­do sus­cri­to abrió las puer­tas a que los dis­tin­tos es­ta­ble­ci­mien­tos lo­ca­li­za­dos en Ba­rro pu­die­sen su­mar­se a es­te pro­yec­to. De he­cho, el pre­si­den­te de la aso­cia­ción, Juan Gil de Araú­jo, in­ci­dió que su in­ten­ción era la de «re­unir­nos con bo­de­gas y em­pre­sas hos­te­le­ras y ho­te­le­ras pa­ra pre­sen­tar­les nues­tro pro­yec­to enotu­rís­ti­co y tra­mi­tar su po­si­ble ad­he­sión». Mo­rai­ma, apun­ta Ro­ber­to Tai­bo, ha cons­ta­do una evo­lu­ción en­tre los con­su­mi­do­res de vino, en sus há­bi­tos de con­su­mo, de tal mo­do que, «des­de prin­ci­pios de sécu­lo, a xen­te ca­da vez be­be me­nos vi­ño, pe­ro, ao mes­mo tem­po, bus­ca aque­les de máis ca­li­da­de. Prí­ma­se a ca­li­da­de á can­ti­da­de, tan­to no mer­ca­do na­cio­nal co­mo no in­ter­na­cio­nal».

Es­ta reali­dad ha lle­va­do a los res­pon­sa­bles de es­ta bo­de­ga de Ba­rro a am­pliar ho­ri­zon­tes, de tal mo­do que es­tán «con pro­bas ex­pe­ri­men­tais con ou­tra va­rie­da­de au­tóc­to­na, co­mo é o ra­ti­ño bran­co».

Fue ha­ce cin­co años cuan­do la Mi­sión Bio­ló­gi­ca de Ga­li­cia fi­na­li­zó un de ca­ta­lo­ga­ción de va­rie­da­des de uva iden­ti­fi­can­do, en­tre otras, la ra­ti­ño. Me­ses des­pués, Mo­rai­ma se pro­pu­so es­tu­diar la via­bi­li­dad de sa­car al mer­ca­do un vino con es­ta uva, to­da vez que sa­bían de la exis­ten­cia de va­rias vi­des de es­ta va­rie­dad en Ba­rro.

Tras ini­ciar los pri­me­ros trá­mi­tes bu­ro­crá­ti­cos an­te las Ad­mi­nis­tra­cio­nes pú­bli­cas y el Consello Re­gu­la­dor, co­men­zó la lo­ca­li­za­ción de las ce­pas y sus pro­pie­ta­rios. Por lo pron­to, la bo­de­ga ya dis­po­ne de un vino ex­pe­ri­men­tal, es­to es que ca­re­ce por el mo­men­to de las cua­li­da­des pa­ra ser co­mer­cia­li­za­do. No obs­tan­te, y ba­jo la de­no­mi­na­ción de Mau­si­ño, la apues­ta de Mo­rai­ma ya se ha pre­sen­ta­do en dis­tin­tos even­tos.

En cuan­to a sus ca­rac­te­rís­ti­cas, en su día Ro­ber­to Ri­vas, so­cio fun­da­dor de la bo­de­ga, re­sal­tó que tie­ne «mu­cho cuer­po y es­truc­tu­ra en bo­ca», así co­mo pre­sen­ta «unas no­tas muy par­ti­cu­la­res que lo di­fe­ren­cian del res­to de va­rie­da­des co­no­ci­das”

FO­TO R. LEIRO

La bo­de­ga Vi­ña Mo­rai­ma ela­bo­ra dos ti­pos dis­tin­tos de Rías Bai­xas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.