Ho­me­na­je a los ta­ber­ne­ros

Ba­rro tie­ne cer­ca de trein­ta res­tau­ran­tes, ba­res y ta­ber­nas, mu­chas de tra­di­ción fa­mi­liar

La Voz de Galicia (Pontevedra) - Especial1 - - Reportaje - N. D. AMIL

La Fes­ta do Vi­ño de Ba­rro ten­drá es­te año un hi­lo con­duc­tor que co­nec­ta­rá el ori­gen de la ce­le­bra­ción con el pre­sen­te. Ren­di­rá ho­me­na­je a las vie­jas ta­ber­nas. Si el año pa­sa­do fue­ron los bo­de­gue­ros y un año an­tes los im­pul­so­res de la ce­le­bra­ción, en es­ta oca­sión le to­ca a las ta­ber­nas, a esos rin­co­nes de Ba­rro don­de an­ti­gua­men­te se ven­día el vino país. No ha­bía al­ba­ri­ño ni otras va­rie­da­des más ac­tua­les, se co­mer­cia­li­za­ba el cal­do de los ve­ci­nos, el que cul­ti­va­ban en sus vi­ñe­dos y se ser­vía des­pués de­trás de la ba­rra, cuan­do el sec­tor no es­ta­ba tan pro­fe­sio­na­li­za­do co­mo hoy en día.

Ba­rro quie­re acor­dar­se aho­ra de ellos, de ese ori­gen que ha da­do con es­fuer­zo el pres­ti­gio y la fa­ma a un vino, que traía a cien­tos de ve­ci­nos de la co­mar­ca a las ta­ber­nas de la zo­na. Al­gu­nas de ella se han que­da­do en el ca­mino, aun­que to­dos las ten­gan en el re­cuer­do, y otras si­guen a día de hoy tra­ba­jan­do en un mu­ni­ci­pio que cuen­ta con una trein­te­na de lo­ca­les en­tre res­tau­ran­tes, ba­res y ta­ber­nas. El Con­ce­llo de Ba­rro quie­re ho­me­na­jear el pa­pel de esas ta­ber­nas tra­di­cio­na­les que fue­ron fun­da­men­ta­les pa­ra la co­mer­cia­li­za­ción del vino has­ta ha­ce muy po­co, ade­más de ser un pun­to de en­cuen­tro. Es­tos días se ves­ti­rán de fies­ta pa­ra ren­dir­le tri­bu­to.

Pe­pe Ma­ga­ri­ños, pro­pie­ta­rio de A Ta­ber­na de Rey, ase­gu­ra que es­ta­rá pre­sen­te en la ce­le­bra­ción, ma­ña­na vier­nes a las nue­ve de la no­che en la lec­tu­ra del pre­gón a car­go de Clau­dia Fa­vo­re­ci­do Do­mín­guez y en la aper­tu­ra de los stands de de­gus­ta­ción de los vi­nos de la DO Rías Bai­xas. Ma­ga­ri­ños Rey echa la vis­ta atrás, has­ta la ge­ne­ra­ción de su abue­lo, que des­de la dé­ca­da de los cin­cuen­ta lle­vó la ta­ber­na que hoy re­gen­ta él. Durante mu­cho tiem­po es­tu­vo en otras ma­nos y ha­ce nue­ve años fue Pe­pe quien vol­vió a to­mar las rien­das de un ne­go­cio fa­mi­liar que ha­bía cam­bia­do de­ma­sia­do. Aquel vino que an­tes se ven­día de­trás de la ba­rra, aho­ra ya no se per­mi­te co­mer­cia­li­zar sin eti­que­tar. Pe­pe Ma­ga­ri­ños acom­pa­ña­rá jun­to a otros hos­te­le­ros al al­cal­de en la aper­tu­ra de la fies­ta. Otro de los ta­ber­ne­ros de Ba­rro que co­no­ce bien el ne­go­cio es Ángel, de A Ru­la. Sus pa­dres son par­te de esos ta­ber­ne­ros ho­me­na­jea­dos y a día de hoy ase­gu­ra que «le­vo to­da a vi­da de­trás da ba­rra, o vi­ño que se ven­día an­ti­gua­men­te era o ca­ta­lán

El Con­ce­llo re­co­no­ce la la­bor im­pres­cin­di­ble de co­mer­cia­li­zar el vino

blan­co, esa foi a esen­cia do vi­ño. Un gru­po de cha­va­les se xun­ta­ron hai dé­ca­das e or­ga­ni­za­ron a fes­ta, se­guin­do as in­que­dan­zas deses ta­ber­nei­ros».

Los ta­ber­ne­ros an­ti­guos y ac­tua­les son los en­car­ga­dos de man­te­ner ese ca­nal de ven­ta de vino en pie pa­ra que si­ga per­pe­tuán­do­se, aun­que la esen­cia ha­ya cam­bia­do. Por su sa­ber ha­cer en los úl­ti­mos años si­gue en pie una fies­ta que es­tá en la edi­ción 39 y que apun­ta sa­lud pa­ra mu­cho más. Se­rán cua­tro días de celebraciones pa­ra ren­dir­se al dios Ba­co.

Al­gu­nos de los ta­ber­ne­ros acu­di­rán a la inau­gu­ra­ción de la fies­ta

Las ta­ber­nas lo­ca­les man­tu­vie­ron durante años la ba­rra co­mo el ca­nal de ven­ta

FO­TOS CAPOTILLO

La Fes­ta do Vi­ño reúne a mi­les de ve­ci­nos de la co­mar­ca durante el fin de se­ma­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.