No creo que ha­ya ga­na­do Eu­ro­vi­sión por ser fri­ki

La Voz de Galicia (A Coruña) - Fugas - - MÚSICA . ENTREVISTA -

de aca­bar de gra­bar­lo ya es­ta­ba pen­san­do que me gus­ta­ría cam­biar­le mu­chas co­sas.

—Tu ad­mi­ra­do Cae­tano Ve­lo­so re­co­no­cía en es­tas mis­mas pá­gi­nas que no creía que nin­gu­na can­ción su­ya se acer­ca­se a la per­fec­ción, que con­se­guir ha­cer una can­ción que le de­ja­se sa­tis­fe­cho se­guía sien­do una me­ta.

—Yo no sé si voy tan le­jos. Por ejem­plo Amar pe­los dois me gus­ta co­mo es y no le cam­bia­ría na­da. Pe­ro pen­sán­do­lo bien, es la úni­ca que no cam­bia­ría.

—¿Te man­ten­drás fiel al mi­ni­ma­lis­mo en la pro­duc­ción tam­bién en tu nue­vo dis­co?

—Sí, des­de lue­go. No va a ser un dis­co con un mon­tón de pro­duc­ción. Lo es­ta­mos gra­ban­do en acús­ti­co y con el mis­mo cuar­te­to que ac­túa en los con­cier­tos. Mi ob­je­ti­vo, aun­que sé que es inal­can­za­ble, es in­ten­tar re­fle­jar el am­bien­te del di­rec­to.

—En «Chan­ges» di­ces «en tiem­pos di­fí­ci­les pre­fie­ro sen­tir». ¿Es esa la cla­ve de la fe­li­ci­dad, el sen­ti­mien­to real y no su per­cep­ción vir­tual que es la que pa­re­ce que se ha im­pues­to?

—¿Crees que es­tos son tiem­pos di­fí­ci­les? Yo no sien­to que lo sean. Ex­cep­to por la so­bre­uti­li­za­ción de la tec­no­lo­gía y por la si­tua­ción po­lí­ti­ca de al­gu­nos paí­ses, yo, co­mo por­tu­gués, no di­ría que es­ta­mos vi­vien­do tiem­pos di­fí­ci­les. Qui­zá sí lo di­ría si fue­se bra­si­le­ño.

—Es­te año has ac­tua­do en España en va­rios fes­ti­va­les de jazz. ¿Es ese tu te­rri­to­rio na­tu­ral?

—To­tal­men­te. De he­cho la opi­nión que más me im­por­ta es la de la gen­te del ám­bi­to del jazz. Re­cuer­do que cuan­do fui a Eu­ro­vi­sión al­gu­nos mú­si­cos de jazz me di­je­ron «¡Qué bueno!, es­tás ahí re­pre­sen­tán­do­nos». Yo ya so­lo con eso me sen­tí rea­li­za­do. Y el otro día uno de los pio­ne­ros del jazz en Por­tu­gal, Ber­nar­do Mo­rei­ra, me di­jo: «Aun­que a ti te gus­ta can­tar y te es­tén ven­dien­do co­mo un can­tan­te, tú lo que de ver­dad eres es un mú­si­co de jazz». Eso me de­jó com­ple­ta­men­te fe­liz y pen­sé que ya me po­día re­ti­rar.

—No obs­tan­te, tú re­ce­las de tu ver­tien­te co­mo compositor. Has re­co­no­ci­do que en ese as­pec­to aún tie­nes mu­cho que me­jo­rar.

—Sí, eso es­tá cla­ro. Ten­go que po­ner em­pe­ño en ello. Más que la mú­si­ca, me gus­ta es­cri­bir le­tras. De he­cho en el nue­vo dis­co va a ha­ber bas­tan­tes más le­tras mías.

—Has ci­ta­do Eu­ro­vi­sión y me cons­ta que es un asun­to del que te abu­rre ha­blar. ¿Eres cons­cien­te de que te va a per­se­guir de por vi­da?

—Cla­ro. Que no me gus­te ha­blar de ello no sig­ni­fi­ca que no le es­té agra­de­ci­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.