Pa­dres y tra­ba­ja­do­res: es po­si­ble

Es­tas son las me­di­das que im­pul­sa­rá la Xun­ta pa­ra pro­mo­ver la con­ci­lia­ción

La Voz de Galicia (A Coruña) - La Voz de Galicia (OneOff ALL) - - PARA SABER MÁS - LU­CÍA VIDAL

Una de las ini­cia­ti­vas in­clui­das en el Plan Ga­le­go de Con­ci­lia­ción e Co­rres­pon­sa­bi­li­da­de con­sis­te en pre­miar con ayu­das pú­bli­cas a aque­llas com­pa­ñías que fa­ci­li­ten la re­duc­ción de ho­ra­rios a tra­ba­ja­do­res con me­no­res o per­so­nas de­pen­dien­tes a su car­go. Ade­más, las fir­mas pri­va­das ten­drán una pun­tua­ción ex­traor­di­na­ria a la ho­ra de ac­ce­der a con­tra­tos de la Ad­mi­nis­tra­ción. Pa­ra ello, de­be­rán ser ca­pa­ces de de­mos­trar que efec­ti­va­men­te apli­can me­di­das orien­ta­das a la con­ci­lia­ción.

Ade­más, en bre­ve los fun­cio­na­rios dis­pon­drán de has­ta sie­te se­ma­nas de per­mi­so de pa­ter­ni­dad, fren­te a las cin­co ac­tua­les; o la po­si­bi­li­dad de am­pliar­las 28 días más —de for­ma in­dis­tin­ta pa­ra ma­dres y pa­dres—, aun­que con el 75 % de la re­tri­bu­ción sa­la­rial.

Sa­las de lac­tan­cia en cen­tros de tra­ba­jo de la Xun­ta, im­pul­so del te­le­tra­ba­jo y ma­yor fle­xi­bi­li­dad ho­ra­ria tam­bién es­tán re­fle­ja­dos en el Plan. Por ejem­plo, con la crea­ción de bol­sas de ho­ras de li­bre dis­po­si­ción —has­ta un 5 % de la jor­na­da anual— acu­mu­la­bles y re­cu­pe­ra­bles.

Apar­te de em­pre­sas y fun­cio­na­rios, otro de los ejes de es­te Plan Ga­le­go de Con­ci­lia­ción e Co­rres­pon­sa­bi­li­da­de 2018-2021 —do­ta­do de un pre­su­pues­to de ca­si 850 mi­llo­nes de eu­ros— es la ges­tión del tiem­po. Un con­cep­to a prio­ri in­tan­gi­ble que tie­ne que ver con nues­tra pro­pia cul­tu­ra. El ob­je­ti­vo, se­gún la Xun­ta, es que la idea ca­le en el res­to de sec­to­res de la so­cie­dad, fa­mi­lias y co­le­gios in­clui­dos. El go­bierno ga­lle­go pon­drá es­pe­cial én­fa­sis en la pro­mo­ción de es­tu­dios que re­co­noz­can el va­lor so­cial y eco­nó­mi­co del tra­ba­jo do­més­ti­co y el aso­cia­do a cui­da­do de per­so­nas.

El cam­bio de men­ta­li­dad es

Sie­te se­ma­nas de per­mi­so, am­plia­bles a cua­tro más

im­pres­cin­di­ble pa­ra lo­grar la me­ta. El do­cu­men­to in­clu­ye un apar­ta­do de­di­ca­do a la pe­na­li­za­ción que su­fren en su ca­rre­ra pro­fe­sio­nal las mu­je­res in­ves­ti­ga­do­ras. El plan con­tem­pla dos pro­pues­tas pa­ra pa­liar es­tos cas­ti­gos: ins­tar a las ins­ti­tu­cio­nes pa­ra que las si­tua­cio­nes de ries­go du­ran­te la ges­ta­ción y crian­za se pue­dan des­con­tar «del pla­zo es­ti­pu­la­do pa­ra la va­lo­ra­ción de los pro­yec­tos cien­tí­fi­cos»; y por otra par­te, que esas si­tua­cio­nes se con­tem­plen en con­tra­tos o pre­doc­to­ra­les, dan­do lu­gar a pró­rro­gas en el pla­zo de eje­cu­ción.

Otras me­di­das, ya en mar­cha, se ve­rán re­for­za­das. Es el ca­so de las ayu­das pa­ra pa­dres que no tie­nen pla­za en guar­de­ría pú­bli­ca y que sir­ven pa­ra su­fra­gar par­te del cos­te de una es­cue­la pri­va­da, el lla­ma­do Bono Con­ci­lia. Tam­bién exis­te una lí­nea de cuan­tías eco­nó­mi­cas des­ti­na­das a cu­brir el cos­te de un cui­da­dor, cuan­do la per­so­na que nor­mal­men­te se en­car­ga de esa ta­rea no pue­de, o cuan­do el ni­ño no asis­te a la guar­de­ría por en­fer­me­dad.

Bol­sas de ho­ras de li­bre dis­po­si­ción, acu­mu­la­bles y re­cu­pe­ra­bles

Las ayu­das pa­ra pa­gar la guar­de­ría y pa­ra fa­ci­li­tar pla­zas en es­tos cen­tros es uno de los ob­je­ti­vos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.