ACUER­DO PA­RA EVI­TAR LA SA­LI­DA

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS -

CON­SUL­TO­RIO LA­BO­RAL

En la em­pre­sa va­mos a ofer­tar unos cur­sos de ele­va­do cos­te a dos tra­ba­ja­do­res. ¿Có­mo pue­do evi­tar que se mar­chen una vez fi­na­li­za­do el cur­so?

En pri­mer lu­gar, se ha­ce ne­ce­sa­rio acla­rar que el trabajador tie­ne li­ber­tad de de­jar su pues­to de tra­ba­jo en cual­quier mo­men­to con una baja vo­lun­ta­ria res­pe­tan­do el preavi­so fi­ja­do por con­ve­nio co­lec­ti­vo. Pa­ra el ca­so de in­cum­pli­mien­to del mis­mo, el empresario po­drá des­con­tar de la li­qui­da­ción los días de preavi­so.

Acla­ra­do es­to, lo co­rrec­to se­ría in­cluir en el con­tra­to de tra­ba­jo un pac­to de no con­cu­rren­cia y de per­ma­nen­cia en la em­pre­sa en el sen­ti­do de, si el em­plea­do ce­sa­ra en su pues­to an­tes del tiem­po pac­ta­do, in­dem­ni­za­rá a la em­pre­sa por la cuan­tía del cos­to de for­ma­ción es­pe­cí­fi­ca abo­na­do por la em­pre­sa. Es­te acuer­do es per­fec­ta­men­te lí­ci­to. En él ha de plas­mar­se el com­pro­mi­so del trabajador de per­ma­ne­cer al ser­vi­cio de la em­pre­sa con­tra­tan­te du­ran­te un de­ter­mi­na­do pe­río­do de tiem­po que, en to­do ca­so, no pue­de ser su­pe­rior a dos años y que exi­ge que el ope­ra­rio hu­bie­se re­ci­bi­do una es­pe­cia­li­za­ción pro­fe­sio­nal, con car­go a la en­ti­dad em­plea­do­ra, pa­ra aco­me­ter de­ter­mi­na­dos pro­yec­tos o la prác­ti­ca de es­pe­cí­fi­cas ac­ti­vi­da­des, de ma­ne­ra que, cum­pli­das ta­les pre­mi­sas, el trabajador que­da obli­ga­do, pa­ra el ca­so de su uni­la­te­ral in­cum­pli­mien­to, a la in­dem­ni­za­ción a la em­pre­sa de los per­jui­cios que hu­bie­ra cau­sa­do con su ex­tem­po­rá­nea, por an­ti­ci­pa­da a lo pac­ta­do, di­mi­sión por so­li­ci­tud de baja vo­lun­ta­ria.

La for­ma­ción ob­te­ni­da, así teó­ri­ca co­mo prác­ti­ca, sin du­da ha de re­per­cu­tir fa­vo­ra­ble­men­te en la ins­truc­ción y co­no­ci­mien­tos del trabajador, sien­do de te­ner en cuen­ta el des­em­bol­so que la em­pre­sa hu­bo de rea­li­zar pa­ra el abono de los cur­sos de es­pe­cia­li­dad y gas­tos de tras­la­do o des­pla­za­mien­to del trabajador. Es es­to por lo que la doc­tri­na ha es­ta­ble­ci­do que la in­dem­ni­za­ción pue­de con­sis­tir en el va­lor de los gas­tos que ha­ya te­ni­do la em­pre­sa por la for­ma­ción, a lo que ca­be aña­dir los de des­pla­za­mien­to del trabajador.

CA­TA­RI­NA CAPEÁNS AMENEDO es so­cia de Ven­to Abo­ga­dos y Ase­so­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.