Sàn­chez se en­ca­ra con Lla­re­na y lo acu­sa de vul­ne­rar sus de­re­chos y de par­cia­li­dad

Jun­que­ras nie­ga an­te el juez que se gas­ta­ra di­ne­ro pú­bli­co en el «pro­cés» Tra­pe­ro di­ce que pu­so los Mos­sos a dis­po­si­ción de la Jus­ti­cia tras la de­cla­ra­ción de in­de­pen­den­cia

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - España - MEL­CHOR SAIZ-PAR­DO EFE

No fue, ni mu­cho me­nos, la se­sión de trá­mi­te que se es­pe­ra­ba. La in­da­ga­to­ria en el Su­pre­mo pa­ra co­mu­ni­car al ex­vi­ce­pre­si­den­te Oriol Jun­que­ras, a Jor­di Sàn­chez y a Jor­di Cui­xart su pro­ce­sa­mien­to por re­be­lión —y en el ca­so de Jun­que­ras, tam­bién por mal­ver­sa­ción— desem­bo­có en unos ten­sos in­te­rro­ga­to­rios en los que los tres en­cau­sa­dos re­pro­cha­ron sin ro­deos al ins­truc­tor Pa­blo Lla­re­na ha­ber pues­to en mar­cha un pro­ce­so «po­lí­ti­co» que ha ter­mi­na­do en una «cau­sa ge­ne­ral» con­tra el in­de­pen­den­tis­mo ca­ta­lán.

Se­gún coin­ci­den to­das las fuen­tes con­sul­ta­das, el mo­men­to más ten­so de la jor­na­da fue el que pro­ta­go­ni­zó el ex­pre­si­den­te de la Asam­blea Na­cio­nal Ca­ta­la­na y úl­ti­mo can­di­da­to a pre­si­dir a la Ge­ne­ra­li­tat, Jor­di Sàn­chez, que fue in­te­rro­ga­do so­lo por su de­fen­sa. El dipu­tado se en­ca­ró con Lla­re­na, a pe­sar de que es­te no le pre­gun­tó, por su ne­ga­ti­va a de­jar­le par­ti­ci­par en la se­sión en la que iba a ser in­ves­ti­do pre­si­den­te el vier­nes pasado. Mi­rán­do­le fi­ja­men­te, le re­pro­chó la «vul­ne­ra­ción» de sus «de­re­chos po­lí­ti­cos». En un mo­men­to da­do, Sàn­chez in­clu­so acu­só al ins­truc­tor de «cla­ra fal­ta de ob­je­ti­vi­dad» en sus re­so­lu­cio­nes, por uti­li­zar la ex­pre­sión «su­fri­mos» al ha­blar en sus au­tos de las con­se­cuen­cia del pro­ce­so in­de­pen­den­tis­ta. «No se pue­de ser juez y víc­ti­ma», es­pe­tó el ex­lí­der de la ANC al juez. Lla­re­na no en­tró a la pro­vo­ca­ción. So­lo al fi­nal de la in­da­ga­to­ria re­cor­dó al pro­ce­sa­do que pue­de re­cu­rrir tan­tas ve­ces co­mo con­si­de­re ne­ce­sa­rio an­te la Sa­la de Ape­la­cio­nes del Su­pre­mo, co­mo ya ha he­cho sin éxi­to.

Sàn­chez, quien in­sis­tió en la idea de que el al­to tri­bu­nal ha ins­trui­do una «cau­sa ge­ne­ral» con­tra el in­de­pen­den­tis­mo sin prue­bas pe­na­les, tam­bién in­ten­tó de­fen­der­se de los car­gos que pe­san con­tra él: ha­ber mo­vi­li­za­do a las ma­sas an­tes, du­ran­te y des­pués del 1-O pa­ra que co­me­tie­ran ac­tos vio­len­tos, la ba­se del de­li­to de re­be­lión. El dipu­tado por Junts per Ca­ta­lun­ya lo ne­gó to­do. In­sis­tió en que las con­vo­ca­to­rias de ANC y de Òm­nium Cul­tu­ral fue­ron siem­pre pa­cí­fi­cas y afir­mó que na­da tu­vo que ver con los ac­tos de vio­len­cia a las puer­tas de la Con­se­je­ría de Eco­no­mía el 20 de sep­tiem­bre cuan­do es­ta­ba sien­do re­gis­tra­da por la Guar­dia Ci­vil. Re­co­no­ció ha­ber man­te­ni­do con­tac­tos re­gu­la­res con miem­bros del Go­bierno de Car­les Puig­de­mont, y par­ti­cu­lar­men­te con el con­se­je­ro de In­te­rior, Joa­quim Forn, pe­ro siem­pre pa­ra tra­tar cues­tio­nes de la se­gu­ri­dad de las con­vo­ca­to­rias. Las pro­tes­tas de Sàn­chez con­tra Lla­re­na no aca­ba­ron en el Su­pre­mo. Po­co des­pués de su de­cla­ra­ción, a tra­vés de su cuen­ta de Twit­ter, cues­tio­nó la «pro­por­cio­na­li­dad» de su en­car­ce­la­mien­to.

La com­pa­re­cen­cia de Jun­que­ras fue más tran­qui­la. Co­mo Sàn­chez, de­nun­ció que el Su­pre­mo es­tá «vul­ne­ran­do la li­ber­tad ideo­ló­gi­ca», in­sis­tió en que «con­vo­car un re­fe­rén­dum nun­ca pue­de ser de­li­to», e in­ten­tó re­fu­tar las acu­sa­cio­nes de mal­ver­sa­ción. Lla­re­na ar­gu­ye que la Ge­ne­ra­li­tat se gas­tó pa­ra la con­sul­ta 1,6 mi­llo­nes de eu­ros en cua­tro apar­ta­dos: cam­pa­ña de re­gis­tro de ca­ta­la­nes en el ex­tran­je­ro (224.834 eu­ros), cam­pa­ña de pu­bli­ci­dad y di­fu­sión del re­fe­ren­do (277.804 eu­ros), su­mi­nis­tro de ma­te­rial elec­to­ral (979.661 eu­ros) y par­ti­ci­pa­ción de ob­ser­va­do­res in­ter­na­cio­na­les en el pro­ce­so (119.700 eu­ros). Jun­que­ras lo ne­gó to­do: «No se ha de­di­ca­do un so­lo eu­ro del pre­su­pues­to al pro­ce­so», di­jo an­tes de aca­bar el in­te­rro­ga­to­rio. Tra­pe­ro, tras com­pa­re­cer an­te la jue­za La­me­la, a la que di­jo que ja­más for­mó par­te del pro­ce­so in­de­pen­den­tis­ta. El ex­je­fe de los Mos­sos d’Es­qua­dra Jo­sep Lluís Tra­pe­ro lo ne­gó to­do an­te la Au­dien­cia Na­cio­nal. Ni for­mó par­te de la cú­pu­la del pro­cés ni pu­so a los Mos­sos al ser­vi­cio de 1-O con un plan pa­ra no ac­tuar en los co­le­gios el día del re­fe­ren­do ile­gal. En su re­cur­so con­tra su pro­ce­sa­mien­to por se­di­ción y or­ga­ni­za­ción cri­mi­nal que le fue co­mu­ni­ca­do ayer por la jue­za de la Au­dien­cia Na­cio­nal Car­men La­me­la, el ex­man­do po­li­cial afir­ma que ja­más par­ti­ci­pó en «un even­tual plan ten­den­te a la ce­le­bra­ción del re­fe­ren­do», abun­da en un es­cri­to pre­sen­ta­do su abo­ga­da, Ol­ga Tu­bau.

La ac­ción de la cú­pu­la de los Mos­sos es­tu­vo pre­si­di­da siem­pre por «una fir­me de­ter­mi­na­ción de cum­plir con el or­de­na­mien­to le­gal vi­gen­te y con las ór­de­nes ema­na­das del Po­der Ju­di­cial y de la Fis­ca­lía», se­ña­la el es­cri­to. En el re­cur­so tam­bién se afir­ma que Tra­pe­ro se pu­so a dis­po­si­ción de la Jus­ti­cia el 27 de oc­tu­bre tras la apro­ba­ción en el Par­la­men­to ca­ta­lán de la de­cla­ra­ción de in­de­pen­den­cia. El es­cri­to in­cor­po­ra dos co­rreos elec­tró­ni­cos que el ma­yor en­vió en­ton­ces al pre­si­den­te del Tri­bu­nal Su­pe­rior de Jus­ti­cia de Ca­ta­lu­ña y al fis­cal su­pe­rior. En ellos, el impu­tado se­ña­la­ba que «ha­bien­do te­ni­do co­no­ci­mien­to de la apro­ba­ción de la de­cla­ra­ción de in­de­pen­den­cia por el Par­la­ment de Ca­ta­lu­ña y des­co­no­cien­do las con­se­cuen­cias ju­rí­di­cas de la men­cio­na­da de­cla­ra­ción y so­bre quién po­dían re­caer las mis­mas, el cuer­po de los Mos­sos d’Es­qua­dra se po­ne a dis­po­si­ción tan­to del TSJC co­mo de la Fis­ca­lía con el fin de dar cum­pli­mien­to a las ór­de­nes que se pu­die­ran de­ri­var en re­la­ción a esos he­chos».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.