Ru­sia y Si­ria blo­quean la in­ves­ti­ga­ción so­bre el ata­que quí­mi­co en Du­ma

Was­hing­ton acu­sa a Mos­cú de al­te­rar las prue­bas y obs­truir la la­bor de la OPAQ

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Internacional - RO­SA PAÍNO

Ru­sia y Si­ria no pa­re­cen dis­pues­tos a fa­ci­li­tar el tra­ba­jo de los nue­ve ins­pec­to­res de la Or­ga­ni­za­ción pa­ra la Prohi­bi­ción de las Ar­mas Quí­mi­cas (OPAQ) en­via­dos pa­ra in­ves­ti­gar si hu­bo un ata­que quí­mi­co el 7 de abril en Du­ma. Ayer im­pi­die­ron su ac­ce­so en esa lo­ca­li­dad de la pe­ri­fe­ria ru­ral de Da­mas­co. El mo­ti­vo adu­ci­do es que no se pue­de ga­ran­ti­zar su se­gu­ri­dad a cau­sa de la ofen­si­va lan­za­da por EE.UU., el Reino Uni­do y Fran­cia. A cam­bio pro­pu­sie­ron en­tre­vis­tar a «22 tes­ti­gos», anun­ció el di­rec­tor ge­ne­ral de la OPAQ , el tur­co Ah­met Uzum­cu, en una reunión de ur­gen­cia de los 41 paí­ses miem­bros del con­se­jo eje­cu­ti­vo de la or­ga­ni­za­ción en su se­de de La Ha­ya.

Le­jos de ba­jar la pre­sión so­bre Ru­sia, Es­ta­dos Uni­dos la ele­vó. Así, acu­só a los ru­sos de obs­truir la la­bor de los ex­per­tos. «Nos preo­cu­pa que los ru­sos tu­vie­ran ac­ce­so al lu­gar y ha­yan ma­ni­pu­la­do las prue­bas pa­ra frus­trar los es­fuer­zos de la mi­sión de lle­var ade­lan­te una in­ves­ti­ga­ción efec­ti­va», di­jo el re­pre­sen­tan­te es­ta­dou­ni­den­se, Ken­neth Ward, en la reunión a puer­ta ce­rra­da, se­gún Reu­ters. En su pul­so par­ti­cu­lar con el Krem­lin, el re­pre­sen­tan­te bri­tá­ni­co, Pe­ter Wil­son, tam­bién acu­só a Ru­sia de «so­ca­var des­de el 2016 cual­quier in­ves­ti­ga­ción con­tra el ré­gi­men [si­rio] por el uso de ar­mas quí­mi­cas».

Mos­cú ne­gó las acu­sa­cio­nes. «Pue­do ga­ran­ti­zar que Ru­sia no ha ma­ni­pu­la­do el lu­gar», di­jo el je­fe de la di­plo­ma­cia ru­sa, Ser­guéi La­vrov, a la BBC. «Otro in­ven­to de los bri­tá­ni­cos», apun­tó por su par­te el vi­ce­mi­nis­tro de Ex­te­rio­res, Ser­guéi Riab­kov. Tan­to La­vrov co­mo el re­pre­sen­tan­te an­te la OPAQ , Ale­xán­der Shul­guín, in­sis­tie­ron en que tie­nen «prue­bas irre­fu­ta­bles» de que el ata­que quí­mi­co es tan so­lo un mon­ta­je de los opo­si­to­res con ayu­da bri­tá­ni­ca pa­ra cul­par a Mos­cú y Da­mas­co y lan­zar la ac­ción bé­li­ca de cas­ti­go.

Sí se­gu­ra pa­ra la pren­sa

Du­ma es­tá ya ba­jo con­trol del ré­gi­men. Por su ca­lles pa­tru­llan, ade­más de los sol­da­dos de Ba­char al Asad, la po­li­cía mi­li­tar ru­sa, des­pués de la sa­li­da el sá­ba­do del úl­ti­mo com­ba­tien­te de Yaish al Is­lam, gru­po fi­nan­cia­do por Ara­bia Sau­dí, el pasado fin de se­ma­na en di­rec­ción al nor­te de la pro­vin­cia de Ale­po.

La fal­ta de se­gu­ri­dad que ar­gu­men­tó el ré­gi­men pa­ra blo­quear a los in­ves­ti­ga­do­res no im­pi­dió el tour que or­ga­ni­zó pa­ra la pren­sa por Du­ma. Con nu­me­ro­sas ban­de­ras si­rias on­dean­do en­tre edi­fi­cios rui­no­sos, ca­mio­nes de ayu­da es­ta­tal re­par­tían pan, arroz y pas­ta a un cen­te­nar de ci­vi­les, que han so­bre­vi­vi­do a un ase­dio du­ran­te años de su pre­si­den­te.

La vi­si­ta de los me­dios no in­clu­yó el edi­fi­cio don­de los equi­pos de res­ca­te ase­gu­ran que ha­lla­ron a unas cua­ren­ta per­so­nas ga­sea­das, en­tre ellas fa­mi­lias en­te­ras con ni­ños. La gi­ra in­cluía un en­cuen­tro con per­so­nal sa­ni­ta­rio del hos­pi­tal que des­car­ta­ron ha­ber tra­ta­do a per­so­nas con sín­to­mas de un ata­que con gas sa­rín o clo­ro, sino afec­ta­dos de as­fi­xia por el pol­vo y el hu­mo de los bom­bar­deos.

A úl­ti­ma ho­ra, la em­ba­ja­da ru­sa anun­ció que los ins­pec­to­res ten­drán ac­ce­so ma­ña­na a Du­ma, cin­co días des­pués de su lle­ga­da.

OMAR SANADIKI REU­TERS

Los ha­bi­tan­tes de Du­ma in­ten­tan so­bre­vi­vir en me­dio de las rui­nas en que ha que­da­do la ciu­dad tras años de ase­dio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.