UNA NASA MÉ­DI­CA GA­LLE­GA PA­RA COM­BA­TIR EL CÁNCER DE OVA­RIO

Ocho hos­pi­ta­les es­pa­ño­les tes­tan en un en­sa­yo clí­ni­co el dis­po­si­ti­vo idea­do en San­tia­go La fir­ma ga­lle­ga ha lo­gra­do fi­nan­cia­ción de fon­dos in­ter­na­cio­na­les pa­ra com­ple­tar su desa­rro­llo has­ta ate­rri­zar en el mer­ca­do

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Ma­nuel Blan­co

Hay em­pre­sas que son mu­cho más que eso. Su ra­zón de ser es­con­de un pro­yec­to de vi­da y por eso su de­ve­nir, el éxi­to de su tra­ba­jo, tras­cien­de de lo pu­ra­men­te mer­can­til. Nasasbiotech es una de ellas. La em­pre­sa ga­lle­ga es­pe­cia­li­za­da en el desa­rro­llo de tec­no­lo­gías y tra­ta­mien­tos con­tra el cáncer atra­vie­sa un mo­men­to cru­cial pa­ra su fu­tu­ro: 23 pa­cien­tes de ocho hos­pi­ta­les es­pa­ño­les tes­tan hoy en un en­sa­yo clí­ni­co de fa­se uno el dis­po­si­ti­vo con­tra el cáncer de ova­rio con el que na­ció to­do es­te pro­yec­to. Y que ex­pli­ca in­clu­so el nom­bre de la com­pa­ñía.

Nasasbiotech na­ció co­mo un pro­yec­to de in­ves­ti­ga­ción en el 2012. El fon­do de cien­cia de la Fun­da­ción Ba­rrié de la Ma­za de­ci­dió apo­yar una idea to­tal­men­te dis­rup­ti­va en la lu­cha con­tra el cáncer de ova­rio: en lu­gar de ma­tar las cé­lu­las tu­mo­ra­les con un ve­neno (la qui­mio­te­ra­pia), los im­pul­so­res del pro­yec­to se pro­po­nían ca­zar­las. Pes­car­las en reali­dad. De ahí el nom­bre de Na­sas.

La ana­lo­gía con el mar es evi­den­te. La tec­no­lo­gía crea­da por la bio­tec­no­ló­gi­ca ga­lle­ga com­bi­na un ele­men­to fí­si­co, un dis­po­si­ti­vo que por­ta el pa­cien­te (una suer­te de jau­la), y un com­po­nen­te bio­ló­gi­co que ope­ra co­mo un ce­bo. «En el ca­so del cáncer —ex­pli­ca el CEO de la em­pre­sa, Álex de la Fuen­te—, ob­ser­va­mos que los tu­mo­res pri­ma­rios van a me­tas­ta­ti­zar siem­pre a los mis­mos ór­ga­nos. No­so­tros no que­re­mos ma­tar a la cé­lu­la tu­mo­ral, lo que que­re­mos es dar­le jus­to lo que le gus­ta. Nues­tra es­tra­te­gia es lle­var a to­dos los can­gre­jos (el cáncer) a una nasa, y si los tie­nes a to­dos allí lo­ca­li­za­dos vie­ne el ci­ru­jano, re­ti­ra la nasa y re­ti­ra la en­fer­me­dad», ex­pli­ca grá­fi­ca­men­te.

Con­te­ner la me­tás­ta­sis re­pre­sen­ta­ría un avan­ce mé­di­co cua­li­ta­ti­vo por cuan­to el 90 % de las muer­tes en ca­so de cáncer se de­ben al avan­ce de la en­fer­me­dad. «Con un tu­mor lo­ca­li­za­do, las pro­ba­bi­li­da­des de su­per­vi­ven­cia con una ci­ru­gía son al­tí­si­mas», ex­pli­ca De la Fuen­te.

Nasasbiotech se cons­ti­tu­yó co­mo em­pre­sa en el 2014 por­que sus crea­do­res, «un gru­po muy va­lien­te», de­ci­die­ron no li­cen­ciar [ven­der] su in- ves­ti­ga­ción, un pa­so fre­cuen­te en es­te sec­tor. La fir­ma ha des­per­ta­do un enor­me in­te­rés en la in­dus­tria. De he­cho, ha­ce unos me­ses ce­rró una ron­da de fi­nan­cia­ción in­ter­na­cio­nal que le ha pro­por­cio­na­do los fon­dos eco­nó­mi­cos pa­ra com­ple­tar las cua­tro fa­ses del en­sa­yo clí­ni­co obli­ga­to­rias has­ta des­em­bar­car en el mer­ca­do, un pro­ce­so len­to y enor­men­te cos­to­so, lo que da cuen­ta de las ex­pec­ta­ti­vas ge­ne­ra­das por la in­ves­ti­ga­ción desa­rro­lla­da en Ga­li­cia.

Aun­que con se­de en A Co­ru­ña, la ac­ti­vi­dad de Nasasbiotech se desa­rro­lla en el Clí­ni­co de San­tia­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.