Un re­pa­so a la his­to­ria de Syd Ene­ver y el MGA bri­tá­ni­co.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Motor - - OPINIÓN - Por Ig­na­cio Fe­rrei­ro Gon­zá­lez

DE CHI­CO DE LOS RE­CA­DOS A IN­GE­NIE­RO JE­FE, SYD­NEY ENE­VER DESA­RRO­LLA­RÁ DU­RAN­TE 50 AÑOS SU TRA­BA­JO PA­RA UNA DE LAS MAR­CAS MÁS TRA­DI­CIO­NA­LES DE LA IN­DUS­TRIA DEL AU­TO­MÓ­VIL BRI­TÁ­NI­CA, MG, PA­RA LA QUE DISEÑARÁ TAN­TO SUS MO­DE­LOS CO­MER­CIA­LES CO­MO LOS PRO­TO­TI­POS EX­PE­RI­MEN­TA­LES QUE BATIRÍAN RÉ­CORDS DE VE­LO­CI­DAD.

El au­to­mo­vi­lis­mo bri­tá­ni­co vi­vía a par­tir de me­dia­dos del si­glo pa­sa­do una épo­ca de es­plen­dor: vic­to­rias de Ja­guar en Le Mans en los 50 y éxi­tos en Fór­mu­la 1 du­ran­te los 60 de los Coo­per, BRM, Brab­ham o Lo­tus, con­du­ci­dos por John Sur­tees, Graham Hill, Jim Clark o Stir­ling Moss.

Se­ría tam­bién la edad do­ra­da de los roads­ter con los que los fa­bri­can­tes com­pe­tían en ele­gan­cia y pres­ta­cio­nes. Ja­guar, Mor­gan, Sum­beam, Triumph, Aus­tin-Hea­ley o Lo­tus lan­za­ban al mer­ca­do sus mo­de­los, en­tre los que des­ta­ca­ría el MGA fa­bri­ca­do des­de 1955 por la MG, que lle­ga­ría a al­can­zar una pro­duc­ción pró­xi­ma a las 100.000 uni­da­des, gran par­te de ellas des­ti­na­das al mer­ca­do es­ta­dou­ni­den­se.

Su orí­gen se re­mon­ta unos años an­tes, y se en­cuen­tra en el mun­do de la com­pe­ti­ción, en el que el ve­te­rano fa­bri­can­te Mo­rris Ga­ra­ges ya ha­bía he­cho in­cur­sio­nes con mo­de­los an­te­rio­res. Tras par­ti­ci­par en Le Mans en 1949 y 1950 con un MG TC, Geor­ge Phi­llips, pi­lo­to y je­fe de fo­to­gra­fía de la re­vis­ta Au­tos­port, so­li­ci­ta­ba un mo­de­lo ae­ro­di­ná­mi­co ba­sa­do en el TD pa­ra su ter­cer in­ten­to. La res­pues­ta se­ría el EX175 con mo­tor 1.2 li­tros, ade­más pre­sen­ta­do pa­ra su pues­ta en pro­duc­ción en 1952 a Leo­nard Lord, res­pon­sa­ble de la BMC, el con­sor­cio que en el que se agru­pa­ban Mo­rris y Aus­tin. Re­cha­za­do en­ton­ces en fa­vor del Aus­tin-Hea­ley 100, una nue­va ver­sión, el EX182 con mo­tor 1.5, se­ría fi­nal­men­te acep­ta­da en 1954. Al año si­guien­te tres uni­da­des se ins­cri­bían en Le Mans, y en el Sa­lón del Au­to­mó­vil de Frank­furt te­nía lu­gar la pre­sen­ta­ción del MGA, que a par­tir de 1957 se ofre­ce­ría ade­más con ca­rro­ce­ría cou­pé.

Re­ci­bi­rá su­ce­si­vas me­jo­ras y mo­to­ri­za­cio­nes de ma­yor po­ten­cia, con las ver­sio­nes 1.6 Twin Cam (1958), 1600 (1959) y MkII (1961), has­ta ce­sar su pro­duc­ción en 1962 pa­ra ser sus­ti­tui­do por el MGB, que re­pe­ti­rá el éxi­to de su pre­de­ce­sor, y con­se­gui­rá man­te­ner­se en pro­duc­ción du­ran­te 18 años.

De­trás de aque­llos mo­de­los de com­pe­ti­ción, del de­fi­ni­ti­vo MGA y de su su­ce­sor el MGB se en­con­tra­ba Syd Ene­ver, que se en­car­ga­rá tam­bién en MG de otros par­ti­cu­la­res mo­de­los: los re­cord cars, vehícu­los ex­pe­ri­men­ta­les pa­ra ré­cords de ve­lo­ci­dad. Ob­ten­drían sus me­jo­res re­sul­ta­dos con el EX179 y el EX181, con el que Stir­ling Moss ba­tía 5 re­cords en su cla­se en Salt Flats en 1959.

Na­ci­do en 1906 en Col­den Com­mon, cer­ca de Win­ches­ter, Ham­ps­hi­re, Al­bert Syd­ney Ene­ver se tras­la­da­ba a Ox­ford tras la se­pa­ra­ción de sus pa­dres tres años des­pués, don­de cur­sa­ría sus es­tu­dios en la South Ox­ford School has­ta los 15 años, edad a la que co­men­za­ba a tra­ba­jar co­mo chi­co de los re­ca­dos en Mo­rris Ga­ra­ges.

Su en­tu­sias­mo por el mun­do del au­to­mó­vil y su in­tui­ti­va ha­bi­li­dad pa­ra la me­cá­ni­ca lla­ma­rían la aten­ción del en­ton­ces di­rec­tor de la M.G. Car Company, Ce­cil Kim­ber, que lo des­ti­na­ría en 1927 al de­par­ta­men­to ex­pe­ri­men­tal de la com­pa­ñía. Tras ser nom­bra­do res­pon­sa­ble de ingeniería en 1938, la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial su­pon­drá la pa­ra­li­za­ción de la pro­duc­ción y la par­ti­ci­pa­ción de Ene­ver en el desa­rro­llo del Cru­sa­der, el ca­rro de com­ba­te en cu­ya fa­bri­ca­ción par­ti­ci­pa­ba la em­pre­sa.

In­ge­nie­ro Je­fe de la MG des­de 1954, Ene­ver desa­rro­lla­rá to­da su ca­rre­ra pro­fe­sio­nal en la fir­ma de Ox­ford has­ta su ju­bi­la­ción en 1971, cuan­do aún se en­con­tra­ba en pro­duc­ción el MGB, del que se fa­bri­ca­rían más de me­dio mi­llón de uni­da­des, con­vir­tién­do­se en el de­por­ti­vo de ma­yor éxi­to de la in­dus­tria bri­tá­ni­ca. Ene­ver fa­lle­cía en su re­si­den­cia de Ox­fords­hi­re en 1993, a los 87 años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.