La car­ta de la se­ma­na

Por qué la he pre­mia­do… Por­que, de­ci­di­da­men­te, hay que es­cu­char más a las abue­las, mien­tras las te­ne­mos.

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Magazine | Cartas -

Una sa­bia re­fle­xión. En­gu­lli­dos por una so­cie­dad de­ma­sia­do rá­pi­da e in­cohe­ren­te, mi abue­la es pa­ra mí una he­roí­na. Ha­ce unos días, vién­do­me preo­cu­pa­da por te­mas de tra­ba­jo y por mi fu­tu­ro, me cap­tó con su mi­ra­da bon­da­do­sa y me es­pe­tó: «Ne­na, es­to no es eterno y hay que de­jar si­tio pa­ra los de­más». Lo di­jo así, de re­pen­te. Y con esa fra­se la­pi­da­ria lo­gró sa­cu­dir­me to­das las ideas que me ta­la­dra­ban, ca­pri­cho­sas y sin pie­dad, el ce­re­bro. Co­mo di­ce mi que­ri­da abue­la, es­to no es eterno, por ello in­ten­te­mos que nues­tra vi­da sea lo más fe­liz po­si­ble. Dis­fru­te­mos de las pe­que­ñas co­sas, que son en de­fi­ni­ti­va las que nos pro­du­cen más sa­tis­fac­ción. Mi ac­ti­vi­dad fa­vo­ri­ta des­de ha­ce años es ob­ser­var las pues­tas de sol en el cie­lo in­fi­ni­to te­ñi­do de na­ran­ja. Se me an­to­ja lo más ma­ra­vi­llo­so del mun­do. «¿Quie­res un bom­bón?». Mi abue­la se me­tió el tro­zo de cho­co­la­te en la bo­ca sa­bo­reán­do­lo, tran­qui­la y aje­na. Ado­ro ese ha­lo de paz y sa­bi­du­ría que des­pren­de, sin sa­ber­lo.

JUDITH DÍAZ TAI­BO. LA CO­RU­ÑA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.