SIN ELLAS NO HAY FIES­TA

VAN DE VER­BE­NA EN VER­BE­NA SIN DE­JAR DE SER­VIR CO­PAS

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - PORTADA - TEX­TO: CA­RO­LI­NA D. GON­ZÁ­LEZ-BESADA / A. A.

¿Te ima­gi­nas pa­sar las fies­tas de los pue­blos tra­ba­jan­do has­ta que no que­de na­die? Se­gu­ro que pa­ra ti las ver­be­nas son si­nó­ni­mo de di­ver­sión, es­tar con los ami­gos, bai­lar has­ta el ama­ne­cer o que­dar­te afó­ni­co de tan­to can­tar pe­ro, aquí en YES, he­mos en­con­tra­do a unas chi­cas tan tra­ba­ja­do­ras que eli­gen de­jar a un la­do el pla­cer de dis­fru­tar de las or­ques­tas pa­ra pa­sar­se ho­ras y ho­ras po­nien­do co­pas sin des­can­so por to­dos los pue­blos que co­no­cen ale­grán­do­les a los de­más las no­ches del ve­rano. Po­dría­mos has­ta de­cir que ellas son par­te del al­ma de la ver­da­de­ra fies­ta, por­que, si no es­tu­vie­ran, los de­más no po­dría­mos vi­vir las ver­be­nas de la mis­ma ma­ne­ra.

SIE­TE AÑOS EN RU­TA

«De la pri­me­ra fies­ta en la que tra­ba­jé ni me acuer­do la ver­dad... Lle­vo sie­te años re­co­rrien­do los pue­blos». An­drea tie­ne 25 pri­ma­ve­ras y su «en­tre­te­ni­mien­to» du­ran­te sus ve­ra­nos ha si­do po­ner co­pas a to­do aquel que se acer­ca­ba. Mal­pi­ca, Lou­ro o Baio son so­lo al­gu­nos de los lu­ga­res que es­ta ca­ma­re­ra ha re­co­rri­do des­de los 18 años. Pa­ra ella está cla­ro que sí me­re­ce la pe­na el es­fuer­zo de tra­ba­jar cuan­do los de­más se di­vier­ten, so­bre to­do por el di­ne­ro que pue­de lle­gar a ga­nar. «Aho­ra mis­mo pa­gan me­jor en las co­mi­sio­nes de fies­tas que en los pubs. En las fies­tas, nor­mal­men­te, te ofre­cen diez eu­ros la ho­ra y en los pubs 50 eu­ros por to­da la no­che», afirma. Y aun­que es cier­to que eco­nó­mi­ca­men­te com­pen­sa, es un tra­ba­jo en el que el des­can­so no exis­te. Es­ta ca­ma­re­ra está des­de las 11 de la no­che has­ta más o me­nos las cin­co y me­dia de la ma­ña­na, sin ol­vi­dar la se­sión ver­mú, en la que no sue­le pa­rar ni un se­gun­do des­de la una has­ta las cua­tro y me­dia de la tar­de. «Yo pre­fie­ro la no­che por­que se te pa­sa el tiem­po más rá­pi­do. Ade­más, por la no­che es so­lo ser­vir co­pas; en cam­bio, en la se­sión ver­mú tie­nes que po­ner co­pas, ver­mús, re­fres­cos... Es más lío», acla­ra.

FO­TO: ANA GARCÍA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.