Los es­pa­ño­les pa­san co­nec­ta­dos a la Red una me­dia de 5 ho­ras y 20 mi­nu­tos

Tras dos años na­da pro­duc­ti­vos, el ser­bio re­cu­pe­ra la son­ri­sa en un Cel­ta B que ini­cia el asal­to a Se­gun­da

La Voz de Galicia (Santiago) - - Portada - X. R. CAS­TRO

De­jan Dra­zic (Som­bor, Ser­bia, 1995) ha re­cu­pe­ra­do la son­ri­sa en el Cel­ta B. Por pri­me­ra vez en su ca­rre­ra tu­vo que ba­jar dos pel­da­ños y sus 33 par­ti­dos en la Li­ga de Se­gun­da B le han lle­na­do de con­fian­za. Aho­ra se ve en con­di­cio­nes pa­ra ju­gar en cual­quier equi­po, in­clui­do el Cel­ta, aun­que su idea es con­ti­nuar con el fi­lial si con­si­gue el as­cen­so a Se­gun­da A. Ve mim­bres pa­ra ello. —¿Có­mo lle­ga a ni­vel in­di­vi­dual a la fa­se de as­cen­so? —Muy con­ten­to y muy fuer­te. Me sien­to fe­liz aquí, sin nin­gún pro­ble­ma. —¿Có­mo se ha sen­ti­do a lo lar­go del año en el fi­lial? —Bien, de ma­ra­vi­lla. An­tes del ini­cio de la pretemporada que­ría que­dar en el pri­mer equi­po, ha­bla­mos con la di­rec­ción de­por­ti­va y al fi­nal de­ci­di­mos que me que­da­se en el Cel­ta B por­que ne­ce­si­ta­ba mi­nu­tos ya que des­pués de dos años sin tan­to pro­ta­go­nis­mo no me sen­tía bien. Al fi­nal de­ci­dí que­dar­me en el Cel­ta B y creo que en ca­da par­ti­do he he­cho las co­sas bien. —Es­ta cam­pa­ña lle­va 2.574 mi­nu­tos y ha ju­ga­do 33 de 36 par­ti­dos co­mo ti­tu­lar, pe­ro aca­bó ocho. ¿Le fal­ta aca­bar los par­ti­dos? —Sí, es jus­to lo que me fal­ta, pe­ro to­do el mun­do me ha ayu­da­do mu­cho. El en­tre­na­dor y el equi­po, por­que es muy im­por­tan­te que al­guien con­fíe en ti y te de apo­ye cuan­do la co­sas no van bien. —Lle­va ocho go­les. Mar­có en las cin­co pri­me­ras jor­na­das y lue­go le cos­tó más. ¿Qui­zás por­que le co­men­za­ron a co­no­cer?

—Creo que al prin­ci­pio los equi­pos no me co­no­cían tan­to y yo me apro­ve­ché de eso y lue­go siem­pre te­nía dos ju­ga­do­res en la es­pal­da. Es­ta­ba en la ban­da iz­quier­da y ha­blé con el en­tre­na­dor de que no ha­bía tan­to es­pa­cio pa­ra poder co­rrer y en­trar y fue cuan­do co­men­cé co­mo me­dia pun­ta y ahí me sien­to bien. —De­cía al prin­ci­pio de tem­po­ra­da que te­nía que apro­ve­char la opor­tu­ni­dad pa­ra vol­ver a sen­tir­se fut­bo­lis­ta, ¿lo ha con­se­gui­do? —Creo que sí, y tan­to, por­que des­pués de dos años no me sen­tía bien pe­ro aho­ra ten­go con­fian­za, y sé que pue­do ju­gar en cual­quier equi­po. —¿Des­de el pri­mer mo­men­to vio al Cel­ta B co­mo una opor­tu­ni­dad? —En mi ca­rre­ra siem­pre ha­bía ju­ga­do en Pri­me­ra. Con 17 años

ju­gué cua­tro par­ti­dos con el ju­ve­nil y ya subí al pri­mer equi­po y des­de en­ton­ces siem­pre en Pri­me­ra. Me pa­só por pri­me­ra vez ir a Se­gun­da en Va­lla­do­lid y lue­go aquí Se­gun­da B, y yo creo que eso es me­jor que me pa­se aho­ra por­que to­da­vía soy jo­ven. —¿Se pa­re­ce al Dra­zic que lle­gó de Ser­bia ha­ce tres años? —No re­cuer­do ni co­mo era an­tes, pe­ro creo que aho­ra es­toy más fuer­te y ca­da vez me­jor. Es­te fue el pri­mer año en don­de yo jue­go de ver­dad en Es­pa­ña. —¿Ha re­cu­pe­ra­do to­da la con­fian­za y que se ve pa­ra ju­gar en cual­quier equi­po? —Es ver­dad, si me lla­man del pri­mer equi­po creo que po­dría ju­gar sin pro­ble­ma. —Fue al ban­qui­llo del pri­mer equi­po en una oca­sión, ¿qué

sig­ni­fi­có pa­ra us­ted? —Fue un or­gu­llo. Pen­sa­ba que po­día en­trar y apro­ve­char un po­qui­to de der­bi pe­ro no pu­do ser. —Tie­ne con­tra­to has­ta el 2020, ¿en dón­de se ve el pró­xi­mo año? —Yo quie­ro ha­cer la pretemporada con el equi­po que me quie­ra. Hay que es­pe­rar el play off y si su­bi­mos a Se­gun­da Di­vi­sión yo creo que me que­do por­que me sien­to bien con el cuer­po téc­ni­co y los ju­ga­do­res. —¿Va­lo­ró la op­ción de vol­ver a Ser­bia cuan­do no le sa­lían aquí las co­sas? —Es mi país y allí la gen­te co­no­ce mi ta­len­to, ellos me quie­ren, pre­gun­tan, pe­ro no hay na­da ofi­cial. Y no pien­so en eso, so­lo en el play off. Ten­go dos años más en el Cel­ta y a ver si su­bo al pri­mer equi­po. —¿Tie­ne una es­pi­na cla­va­da de triun­far aquí? —Sí, por­que en los dos años an­te­rio­res no ju­gué mu­cho y quie­ro triun­far aquí. —Se le ve mu­cho más ma­du­ro, pa­re­ce que la épo­ca de la ca­mi­se­ta fa­mo­sa («No Dra­zic, no fies­ta») ha pa­sa­do a la his­to­ria. —La gen­te lo tra­du­ce de otra ma­ne­ra. La gen­te ha­bla­ba de que yo sa­lía mu­cho de fies­ta, y no era ver­dad. Cuan­do se ju­ga­ba en sábado y se ga­na­ba sa­lía­mos to­dos, los de­más con su fa­mi­lia, pe­ro yo co­mo no te­nía sa­lía so­lo. Te­nía 19 años y la ca­mi­se­ta que­ría de­cir que cuan­do yo sal­go voy a apro­ve­char. Si sal­go un día al mes voy a apro­ve­char, pe­ro na­da más. —¿Se arre­pien­te de al­go que hi­zo y que no de­be­ría? —No, igual que el pri­mer año no apro­ve­ché lo su­fi­cien­te los par­ti­dos que ju­gué con Be­riz­zo. —¿Y con su pro­gre­sión de es­te año pien­sa que po­dría ju­gar en el pri­mer equi­po igual de bien? —Creo que sí, sin pro­ble­ma. Yo di­go siem­pre que pa­ra mí es más fá­cil la Pri­me­ra Di­vi­sión, allí es más fá­cil ju­gar al fút­bol por­que en Se­gun­da B hay más pe­leas, más pa­ta­das y no es fá­cil. Ade­más, no to­do los cam­pos son co­mo Ba­rrei­ro, que es uno de los me­jo­res.

«Si su­bi­mos a Se­gun­da A yo creo que me que­do por­que me sien­to bien aquí»

«`No Dra­zic, no fies­ta’. La gen­te de­cía que yo sa­lía mu­cho de fies­ta y no era ver­dad»

«Yo creo que pa­ra mí se­ría más fá­cil ju­gar en Pri­me­ra, en Se­gun­da B hay más pe­leas, no se fá­cil»

M. MORALEJO

De­jan Dra­zic, en Ba­rrei­ro des­pués del en­tre­na­mien­to del Cel­ta B en la ma­ña­na de ayer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.