El ce­men­te­rio de San Francisco se­rá reha­bi­li­ta­do y abri­rá a fi­nal de año co­mo par­que pú­bli­co

El Con­sor­cio de San­tia­go res­tau­ra­rá es­te es­pa­cio de­cla­ra­do Bien de In­te­rés Cul­tu­ral

La Voz de Galicia (Santiago) - - Portada - L2

Los com­pos­te­la­nos po­drán dis­fru­tar an­tes de que aca­be el año de uno de los cam­po­san­tos más des­co­no­ci­dos de Com­pos­te­la, el ce­men­te­rio romántico de la Or­den Ter­ce­ra de San Francisco. Es un re­cin­to ig­no­to por­que es­tá ce­rra­do al pú­bli­co, pe­ro for­ma par­te de un con­jun­to pa­tri­mo­nial de­cla­ra­do BIC (Bien de In­te­rés Cul­tu­ral).

Con gé­ne­sis en el año 1676 pa­ra aco­ger en­te­rra­mien­tos pro­vo­ca­dos por la pes­te, es una ne­cró­po­lis amu­ra­lla­da des­de 1833 que es­tá con­jun­ta­do con la igle­sia de la mis­ma or­den se­glar. Por ahí an­du­vo el ar­te ar­qui­tec­tó­ni­co de Do­min­go de Andrade, que fue mi­nis­tro pre­si­den­te de la Or­den Ter­ce­ra se­glar. Es el car­go que hoy os­ten­ta Antonio Díaz, que men­cio­na a su an­te­pa­sa­do.

La aper­tu­ra del ce­men­te­rio al pú­bli­co, co­mo un ám­bi­to de vi­si­ta y es­par­ci­mien­to, se pro­du­ci­rá mer­ced a un con­ve­nio con el Con­sor­cio de San­tia­go. Es­te or­ga­nis­mo lle­va­rá ade­lan­te las obras de res­tau­ra­ción del re­cin­to, cu­yo pro­yec­to es­tá en fa­se de re­dac­ción y es obra de Xosé Alle­gue, al­ma má­ter de la re­cu­pe­ra­ción de es­te con­jun­to fran­cis­cano.

El pro­yec­to bus­ca la reha­bi­li­ta­ción de es­te his­tó­ri­co es­pa­cio de mil me­tros cua­dra­dos con una ac­tua­ción de jar­di­ne­ría (es­pe­cies ve­ge­ta­les, ce­dros, ci­pre­ses, lau­re­les, et­cé­te­ra), la aco­me­ti­da de una ope­ra­ción de lim­pie­za y po­da, la do­ta­ción de pa­seos con pa­vi­men­to ade­cua­do y la su­pre­sión de ele­men­tos que no en­no­ble­cen el en­torno, pro­duc­to de in­ter­ven­cio­nes en di­fe­ren­tes épo­cas. «Imos dig­ni­fi­car o es­pa­zo pa­ra in­cor­po­ra­lo co­mo par­que, re­cu­pe­ran­do o es­pí­ri­to de ce­mi­te­rio romántico», se­ña­la Alle­gue. El re­cin­to ten­drá un ho­ra­rio de aper­tu­ra du­ran­te el día y es­ta­rá ce­rra­do por las no­ches.

El Con­sor­cio pe­di­rá en bre­ve li­cen­cia de obras con el ánimo de desa­rro­llar los tra­ba­jos a par­tir del mes de sep­tiem­bre y te­ner abier­ta la ne­cró­po­lis a fi­na­les de año. Apar­te del dis­fru­te de la ciu­da­da­nía de San­tia­go, la idea del Con­sor­cio es in­cor­po­rar­lo a la ofer­ta tu­rís­ti­ca. En Com­pos­te­la hay no po­cos re­cin­tos ecle­siás­ti­cos sin ac­ce­so al pú­bli­co, e in­clu­so en el área fran­cis­ca­na hay un ex­ten­so es­pa­cio ver­de ajeno a la vi­da de la ciu­dad. En otras ur­bes eu­ro­peas em­pie­zan a abrir es­pa­cios. «Trá­ta­se de fa­vo­re­cer o dis­fru­te de ele­men­tos pa­tri­mo­niais por par­te da xen­te», di­ce Alle­gue.

Antonio Díaz, mi­nis­tro res­pon­sa­ble de la Or­den Ter­ce­ra, se mues­tra or­gu­llo­so del con­jun­to del ce­men­te­rio y la igle­sia, con su his­to­ria se­cu­lar a cues­tas. Re­co­no­ce que la ne­cró­po­lis es un mun­do des­co­no­ci­do pa­ra la gen­te. Es un es­pa­cio en el que si­gue ha­bien­do en­te­rra­mien­tos ci­vi­les y de fran­cis­ca­nos, que po­seen un te­rreno de ca­si dos­cien­tos me­tros cua­dra­dos pa­ra sus se­pe­lios. Díaz re­mi­te al mo­men­to en que fi­na­li­cen las obras pa­ra ad­mi­rar la be­lle­za his­tó­ri­co-ar­tís­ti­ca del re­cin­to romántico, «hoy muy des­cui­da­do y con se­pul­tu­ras en tie­rra que ni se ven».

JA­NET G. VAL­DÉS, XOÁN SO­LER

Ne­cró­po­lis. El ce­men­te­rio de la Or­den Ter­ce­ra se­glar es­tá si­tua­do en la par­te sur de­re­cha del gran re­cin­to de San Francisco, aso­cia­do a la igle­sia de la ci­ta­da or­den, y to­da­vía aco­ge en­te­rra­mien­tos de ci­vi­les y fran­cis­ca­nos. El con­ven­to dis­po­ne de una gran zo­na ver­de ce­rra­da al pú­bli­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.