«Una in­ter­ven­ción tem­pra­na re­per­cu­te muy fa­vo­ra­ble­men­te»

La Voz de Galicia (Santiago) - - Sociedad -

«El in­cre­men­to de ca­sos de per­so­nas con Tras­tor­nos del Es­pec­tro del Au­tis­mo (TEA) es abru­ma­dor. Los úl­ti­mos da­tos re­ca­ba­dos cons­ta­tan un na­ci­mien­to de ca­da cien, pe­ro el Cen­tro de Con­trol y Pre­ven­ción de En­fer­me­da­des de Atlan­ta ha lle­ga­do a ha­blar de un ca­so ca­da 88 per­so­nas», apun­tan des­de la Fe­de­ra­ción de Au­tis­mo Ga­li­cia.

De ahí que, co­mo des­ta­can, es fun­da­men­tal «la de­tec­ción pre­coz de las per­so­nas con TEA por­que es­tá de­mos­tra­do que una in­ter­ven­ción y tra­ta­mien­tos tem­pra­nos van a re­per­cu­tir muy po­si­ti­va­men­te en la evo­lu­ción de las per­so­nas aten­di­das y en sus fa­mi­lias».

El pro­ble­ma es que re­cu­rrir a tra­ta­mien­tos al­ter­na­ti­vos no con­tras­ta­dos ni ava­la­dos por la co­mu­ni­dad cien­tí­fi­ca pue­de re­tra­sar la in­ter­ven­ción con la pér­di­da de un tiem­po ma­ra­vi­llo­so. De ahí que des­de es­te co­lec­ti­vo mues­tren su «ab­so­lu­to re­cha­zo» a aque­llas in­ter­ven­cio­nes que «no so­lo no dis­po­nen de una evi­den­cia con­tras­ta­da, sino que pue­den su­po­ner un im­por­tan­te ries­go pa­ra las per­so­nas con es­tas al­te­ra­cio­nes». En es­te sen­ti­do, aña­den que «ha­ce años que se ha­bla de es­ta es­ta­fa que im­pli­ca ad­mi­nis­trar Clo­ri­to de So­dio, co­mer­cia­li­za­do ba­jo las si­glas MMS (Mi­ra­cle Mi­ne­ral So­lu­tion) a ni­ños y ni­ñas con Tras­torno de Es­pec­tro del Au­tis­mo, pre­ten­dien­do cu­rar­les, ase­gu­ran­do ade­más que es­te pro­duc­to pue­de ‘‘re­ver­tir el au­tis­mo’’, pe­ro eso no pue­de lo­grar­se».

Re­cuer­dan que el au­tis­mo no se cu­ra por­que no es una en­fer­me­dad. Son al­te­ra­cio­nes del desa­rro­llo de di­ver­sas fun­cio­nes del sis­te­ma ner­vio­so cen­tral, que se ca­rac­te­ri­zan por la pre­sen­cia de di­fi­cul­ta­des es­pe­cí­fi­cas en las áreas so­cial, co­mu­ni­ca­ti­va y cog­ni­ti­va. El gra­do de afec­ta­ción de ca­da in­di­vi­duo es muy va­ria­ble, por lo que se ha­bla de «es­pec­tro» pa­ra alu­dir a los di­fe­ren­tes gra­dos de al­te­ra­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.