Pla­ni­fi­car el fu­ne­ral, nue­va ten­den­cia

Ca­da vez es más ha­bi­tual de­jar to­do ata­do an­tes de la pro­pia muer­te

La Voz de Galicia (Vigo) - Especial1 - - Portada - M. V. F. VI­GO

Una de las úl­ti­mas ten­den­cias en au­men­to en lo que al sec­tor de los ser­vi­cios fu­ne­ra­rios se re­fie­re es la pla­ni­fi­ca­ción del pro­pio fu­ne­ral. Ca­da vez son más las per­so­nas que quie­ren de­jar to­do per­fec­ta­men­te ata­do pa­ra que sea co­mo ellos lo ima­gi­nan y, al mis­mo tiem­po y no me­nos im­por­tan­te, tam­bién pa­ra evi­tar­les com­pli­ca­cio­nes a sus fa­mi­lia­res de­ján­do­lo ya in­clu­so pa­ga­do en al­gu­nas oca­sio­nes. Va a más la ac­ti­tud de en­ten­der es­to de una ma­ne­ra si­mi­lar a de­jar ce­rra­dos la he­ren­cia y el tes­ta­men­to.

En­tre las ven­ta­jas más ob­vias de la pla­ni­fi­ca­ción del fu­ne­ral es­tá la elec­ción de los ser­vi­cios concretos que se desean o se con­si­de­ran pre­ci­sos se­gún ca­da ca­so y de acuer­do a sus gus­tos y pre­fe­ren­cias. El he­cho de ha­cer­lo en prin­ci­pio con tiem­po per­mi­te com­pa­rar pre­cios y op­cio­nes, to­mar con más cal­ma de­ci­sio­nes que nor­mal­men­te se adop­tan de una ma­ne­ra mu­cho más rá­pi­da, ba­jo pre­sión, en un mo­men­to emo­cio­nal com­pli­ca­do y con pre­ci­pi­ta­ción que no in­vi­tan al acier­to. Sin ol­vi­dar que pue­den lle­gar a su­po­ner un tra­go des­agra­da­ble que así se le aho­rra a los fa­mi­lia­res te­ner que pa­sar.

En­tre las cues­tio­nes se pue­den de­jar ata­das es­tá si los restos de la per­so­na se­rán en­te­rra­dos, ni se de­po­si­ta­rán en un ni­cho o ur­na yo, en su ca­so, qué se ha­rá con las ce­ni­zas. A ve­ces ocu­rre que en el tiem­po que pa­sa des­de el fa­lle­ci­mien­to del ser que­ri­do has­ta su in­hu­ma­ción los pa­rien­tes se ven abo­ca­dos a to­mar de­ter­mi­na­cio­nes apre­su­ra­das res­pec­to a la com­pra de una par­ce­la o tum­ba en el ce­men­te­rio, sin tiem­po de co­no­cer pri­me­ro el lu­gar. La com­pra de las par­ce­las an­tes de ne­ce­si­tar­las su­po­ne un pro­ble­ma me­nos.

FO­TO AL­BER­TO LÓ­PEZ

Ca­da vez es más co­mún de­jar ele­gi­dos el ataúd y otros de­ta­lles.

FO­TO ANA GRA­CIA

Las flo­res si­guen sien­do uno de los ho­me­na­jes más fre­cuen­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.