EL CHINO DE MER­CE­DES

FUNDADOR Y PRE­SI­DEN­TE DE GEELY HOL­DING GROUP

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - ACTUALIDAD -

Aca­ba de com­prar el 9,7 % de las ac­cio­nes de Daim­ler AG, la due­ña de Mer­ce­des Benz. Con­ver­tir­se en el principal ac­cio­nis­ta de la mí­ti­ca mar­ca ger­ma­na le ha cos­ta­do unos 7.300 mi­llo­nes de eu­ros. Ni que de­cir tie­ne que su nom­bre an­da en bo­ca de to­dos en Ale­ma­nia. Se lla­ma Li Shu­fu y es el fundador y pre­si­den­te del gru­po au­to­mo­vi­lís­ti­co chino Geely. No es la pri­me­ra vez que le me­te mano a la in­dus­tria eu­ro­pea del au­to­mó­vil. Des­de el 2010 tie­ne el con­trol de la sue­ca Vol­vo, a la que con­si­guió sa­car del agu­je­ro. Tam­bién es due­ño del fa­bri­can­te británico de au­to­mó­vi­les deportivos Lo­tus. Y de la fir­ma que en­sam­bla los mun­dial­men­te famosos ta­xis ne­gros de Lon­dres, la Lon­don Elec­tric Vehi­cle Com­pany.

En la to­do­po­de­ro­sa Ale­ma­nia ya se han al­za­do las pri­me­ras y ai­ra­das vo­ces con­tra la pre­sen­cia de em­pre­sa­rios ex­tran­je­ros en el ca­pi­tal de su ama­dí­si­ma in­dus­tria del mo­tor. Pe­ro, es lo que hay. El ta­lo­na­rio man­da. Y el de Li es abul­ta­do. Que pa­ra al­go es uno de los hom­bres más ri­cos de China.

Es Li uno de esos em­pre­sa­rios au­da­ces que abun­dan en el gi­gan­te ama­ri­llo. Na­ció en 1963 en Taiz­hou, a 300 ki­ló­me­tros de Shang­hái, en la provincia de Zhe­jiang, una zo­na pro­li­ja en hom­bres he­chos a sí mis­mos. Y eso por­que su cer­ca­nía con Tai­wán la re­le­gó en los pla­nes de desa­rro­llo tras la aper­tu­ra eco­nó­mi­ca del co­lo­so asiá­ti­co. Así que aque­llos cam­pe­si­nos tu­vie­ron que apa­ñár­se­las so­los. El fundador de Geely re­me­mo­ra aque­llos tiem­pos de fa­ti­ga en to­das sus en­tre­vis­tas. Hoy tie­ne una for­tu­na que For­bes le cal­cu­la en 16.900 mi­llo­nes de dó­la­res (13.626 mi­llo­nes de eu­ros). Pe­ro lle­va una vi­da aus­te­ra. Na­da de lu­jos. Co­no­ci­das son sus imá­ge­nes des­cal­zo en un pla­tó de te­le­vi­sión, mos­tran­do a la cá­ma­ra unos za­pa­tos ba­ra­tos. Los que sue­le lle­var.

Em­pe­zó des­de aba­jo. Des­de muy aba­jo. Con 18 años se mar­chó de ca­sa en bus­ca de for­tu­na. Co­rría el año 1981. Con los 100 yua­nes que ha­bía re­ci­bi­do tras su gra­dua­ción co­mo in­ge­nie­ro se com­pró una vieja cá­ma­ra de fo­tos y una bi­ci­cle­ta. Y se echó a los ca­mi­nos a la ca­za de tu­ris­tas a quie­nes fo­to­gra­fiar pa­ra ven­der­les lue­go las ins­tan­tá­neas. Cuen­tan que en seis me­ses ya ha­bía mul­ti­pli­ca­do por 10 su pe­que­ña in­ver­sión y, so­bre to­do, pro­ba­do las mie­les del em­pren­de­dor

Cin­co años des­pués de de­jar atrás el ho­gar don­de cre­ció, el jo­ven Li Shu­fu fun­da­ba su pro­pia empresa: Zhe­jiang Geely Hol­ding Group. Te­nía so­lo 23 años. Em­pe­zó ven­dien­do re­pues­tos pa­ra ne­ve­ras. Y en 1994 co­men­zó a fa­bri­car mo­to­ci­cle­tas. Era ese un pa­so de gi­gan­te en la con­se­cu­ción de su sue­ño: cons­truir co­ches. Lo ha­ce des­de 1998. Aho­ra tam­bién en la Vieja Eu­ro­pa.

ABRALDES | http://abral­de­sar­ts­tu­dios.jim­do.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.