LA ANDROLLA DE NAVIA QUE DO­BLA SU PRO­DUC­CIÓN PA­RA BAR­CE­LO­NA

En la in­dus­tria, una de las dos que exis­ten en es­te con­ce­llo de la mon­ta­ña lu­cen­se, tra­ba­jan so­lo mu­je­res Des­pués del ve­rano du­pli­ca­rá la pro­duc­ción pa­ra afron­tar la de­man­da de dos gran­des dis­tri­bui­do­ras

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Do­lo­res Ce­la

Car­men Sán­chez Ira­ve­dra y su es­po­so Hor­ten­sio Díaz Ro­ble­do, re­gen­ta­ban un su­per­mer­ca­do en Navia de Suarna. Cuan­do es­te con­ce­llo de­ci­dió re­cu­pe­rar un pro­duc­to tra­di­cio­nal que ape­nas se ela­bo­ra­ba ya, la androlla, con la pues­ta en mar­cha de una fe­ria de­ci­die­ron echar una mano an­te la fal­ta de pro­duc­ción pa­ra cu­brir la de­man­da. Em­pe­za­ron con 50 uni­da­des, que ya te­nían ven­di­das an­tes del día de la fe­ria. Al año si­guien­te pre­pa­ra­ron 200 e igual­men­te las co­mer­cia­li­za­ron to­das. Des­cu­brie­ron que cuán­tas más ha­cían, más ven­dían. Es­te fue el ori­gen de Embutidos Suarna, una em­pre­sa re­gi­da ac­tual­men­te por una em­pren­de­do­ra, que pro­ce­sa una tonelada de car­ne de cer­do a la se­ma­na. Con ella ela­bo­ra embutidos ar­te­sa­nos. Fac­tu­ra 300.000 eu­ros al año y en­vía el 30 % de su pro­duc­ción a Bar­ce­lo­na, la ciu­dad de des­tino del 90 % de los emi­gran­tes na­vie­gos.

Embutidos Suarna es ac­tual­men­te una de las dos úni­cas in­dus­trias que funcionan en es­te mu­ni­ci­pio de la mon­ta­ña lu­cen­se, la otra es una ma­de­re­ra; em­plea a cua­tro mu­je­res, —tres de ellas lle­van des­de el año 2000, en que em­pe­zó la ac­ti­vi­dad en es­ta in­dus­tria ar­te­sa­nal— a las que se les in­cor­po­ra­rán des­pués del ve­rano otras tres.

El fa­lle­ci­mien­to de Hor­ten­sio Díaz obli­gó a Car­men Sán­chez a to­mar las rien­das de un ne­go­cio, en el que se vol­có to­tal­men­te des­de ese mo­men­to y se obli­gó a via­jar a las fe­rias del sec­tor. Em­pe­zó con las más cer­ca­nas y re­cien­te­men­te es­tu­vo en Ali­men­ta­ria, en Bar­ce­lo­na, don­de ac­tuó co­mo em­ba­ja­do­ra de Navia. Aho­ra es­tá a pun­to de dar un sal­to con la incorporación a su car­te­ra de clien­tes de dos gran­des dis­tri­bui­do­ras de ali­men­ta­ción, con las que em­pe­za­rá a tra­ba­jar des­pués del ve­rano y que obli­ga­rá a es­ta in­dus­tria con fac­tu­ra ar­te­sa­na a du­pli­car la pro­duc­ción y a in­cre­men­tar la plan­ti­lla en tres per­so­nas.

El em­bu­ti­do es­tre­lla si­gue siendo la androlla de Navia, que re­pre­sen­ta en­tre el 30 % y el 40 % de la pro­duc­ción y que es­tán con­si­guien­do que su con­su­mo de­je de ser es­ta­cio­nal y se am­plíe a to­do el año. A es­te pro­duc­to, que ape­nas se ha­cía ya, sal­vo en las ma­tan­zas do­mi­ci­lia­rias, in­cor­po­ra­ron los cho­ri­zos, el sal­chi­chón, el lo­mo, la len­gua em­bu­cha­da y los pi­quei­ros. Es­te es el nom­bre con el que de­no­mi­nan en Navia al bu­te­lo. Es­te úl­ti­mo so­lo lo ela­bo­ran en­tre oc­tu­bre y Se­ma­na San­ta, que es la épo­ca fuer­te de la in­dus­tria, al igual que en los me­ses de ve­rano, con la lle­ga­da de los emi­gran­tes.

| FO­TOS: AL­BER­TO LÓ­PEZ

El em­bu­ti­do es­tre­lla si­gue siendo la androlla, que pro­du­cen en las ins­ta­la­cio­nes de Navia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.