«Los jó­ve­nes de hoy se com­pro­me­ten, pe­ro no tie­nen mie­do al cam­bio»

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - Lu­cía Vidal

Abo­ga­da es­pe­cia­li­za­da en de­re­cho tri­bu­ta­rio, le pi­có el gu­sa­ni­llo de la ges­tión. Or­ga­ni­zar equi­pos es lo su­yo. Aho­ra se en­car­ga de pro­por­cio­nar tiem­po a sus em­plea­dos en la fir­ma Caa­ma­ño, Con­chei­ro & Seoa­ne. Las nue­vas tec­no­lo­gías son su gran alia­do, y la em­pa­tía una de sus prin­ci­pa­les cua­li­da­des. «Soy la mis­ma per­so­na que an­tes de ser je­fa», di­ce.

Ma­ría Cas­tro Nú­ñez (Fe­rrol, 1971) es la nue­va di­rec­to­ra de or­ga­ni­za­ción de CCS Abo­ga­dos, un des­pa­cho con sedes en A Co­ru­ña, Vigo y Madrid en el que tra­ba­jan más de 80 pro­fe­sio­na­les. Tie­ne por de­lan­te el re­to de uni­fi­car y di­gi­ta­li­zar los pro­ce­sos le­ga­les y or­ga­ni­za­ti­vos de la em­pre­sa.

—Aca­ba de es­tre­nar­se en el pues­to. ¿Un re­to en su ca­rre­ra?

—Yo di­go que es­to es co­mo una ca­rre­ra de fon­do. Ten­go que ser el ne­xo de unión en­tre to­das las par­tes. Es­tar cer­ca de los so­cios pe­ro tam­bién cer­ca de los em­plea­dos. Ten­go la ba­tu­ta y la con­fian­za en al­gu­nas co­sas... en otras, tiem­po al tiem­po.

—¿De qué se ocu­pa una di­rec­to­ra de or­ga­ni­za­ción en un des­pa­cho de abo­ga­dos?

—De coor­di­nar to­das las áreas fun­cio­na­les del des­pa­cho que no son es­tric­ta­men­te ju­rí­di­cas: co­mu­ni­ca­ción, már­ke­ting, re­cur­sos hu­ma­nos...

—¿Cuá­les di­ría que son las cua­li­da­des que de­be re­unir un buen di­rec­tor de equi­po?

—An­te to­do, em­pa­tía. Y lue­go ga­nar­se a las per­so­nas, es­cu­chan­do, abrien­do puer­tas. Ser so­cia­ble. No pre­ten­der con­ver­tir­te en una per­so­na dis­tin­ta por ocu­par una je­fa­tu­ra. Hay que tra­tar a los de­más co­mo te gus­ta­ría que te tra­ta­sen a ti mis­mo. Y ade­más de eso, co­la­bo­ra­ción. Que tus em­plea­dos vean que no se te caen los ani­llos por ha­cer al­go.

—Una de sus fun­cio­nes con­sis­te en me­jo­rar las di­ná­mi­cas de tra­ba­jo. ¿Có­mo se con­si­gue eso?

—Ren­ta­bi­li­zan­do los tiem­pos, con­si­guien­do que el abo­ga­do se ocu­pe más de sus ca­sos y me­nos de tareas ru­ti­na­rias. Hoy la ma­ne­ra de tra­ba­jar en un des­pa­cho es muy dis­tin­ta. Los pro­ce­sos son mu­cho más ági­les.

—¿Y de dón­de se sa­ca tiem­po?

—Pues, por ejem­plo, en mass know, asun­tos ban­ca­rios re­pli­ca­dos por mi­les de clien­tes —co­mo pue­den ser las cláu­su­las sue­lo—: si se ela­bo­ra bien la ca­de­na de pro­duc­ción, se agi­li­za mu­cho el pro­ce­so. Otro ejem­plo, la to­ma de da­tos del clien­te en for­ma­to elec­tró­ni­co du­ran­te las reunio­nes.

—Las nue­vas tec­no­lo­gías han bo­rra­do del ma­pa los to­mos de ju­ris­pru­den­cia...

—Si­guen en las es­tan­te­rías, pe­ro de for­ma sim­bó­li­ca. Aho­ra se usan he­rra­mien­tas in­for­má­ti­cas de con­sul­ta. Lo pri­me­ro que hi­ce al lle­gar a la em­pre­sa en el 2015 fue desa­rro­llar una plataforma pa­ra ges­tio­nar los ex­pe­dien­tes y do­cu­men­tos de la fir­ma.

—El mun­do de los bu­fe­tes siem­pre ha es­ta­do aso­cia­do a un am­bien­te un tan­to ran­cio, per­mí­ta­me la ex­pre­sión ....

—Yo creo que la adap­ta­ción a lo nue­vo no tie­ne que ver tan­to con la edad co­mo con la ac­ti­tud. Aun no sien­do na­ti­vos di­gi­ta­les, cuan­do ven las opor­tu­ni­da­des y los re­sul­ta­dos que brin­da la tec­no­lo­gía, no vuel­ven atrás.

—¿Re­cuer­da có­mo fue su pri­me­ra en­tre­vis­ta de tra­ba­jo?

—Con mu­cho res­pe­to. Y muy ner­vio­sa. Es­ta­ba ha­cien­do quin­to de ca­rre­ra y es­tu­dia­ba y tra­ba­ja­ba a la vez.

—¿Ha cam­bia­do mu­cho el per­fil de los jó­ve­nes que lle­gan de prác­ti­cas a un des­pa­cho de abo­ga­dos?

—Los jó­ve­nes de aho­ra se com­pro­me­ten —no es ver­dad el tó­pi­co que di­ce lo con­tra­rio—, lo que pa­sa es que tie­nen muy po­co mie­do al cam­bio. En el mer­ca­do americano que fi­gu­ren en tu cu­rrícu­lo diez em­pre­sas dis­tin­tas es al­go muy va­lo­ra­do. Aquí se in­ter­pre­ta de for­ma ne­ga­ti­va. Ah, y tie­nen muy cla­ras sus prio­ri­da­des: quie­ren te­ner tiem­po pa­ra ellos. Vi­ven más la vi­da.

| NU­RIA CAN­CE­LA

Ma­ría Cas­tro organiza un des­pa­cho con 80 pro­fe­sio­na­les

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.