GENESAL ENERGY INS­TA­LA EN MÉ­XI­CO SU TEC­NO­LO­GÍA ANTIHURACANES

Genesal Energy su­mi­nis­tra 14 gru­pos elec­tró­ge­nos de emer­gen­cia a un par­que eó­li­co de Mé­xi­co El ob­je­ti­vo es que las pa­las no su­fran da­ños

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Ca­te­ri­na Devesa

La com­pa­ñía Genesal Energy, de ca­pi­tal 100 % ga­lle­go y con se­de en la lo­ca­li­dad co­ru­ñe­sa de Ber­gon­do, ha di­se­ña­do un sis­te­ma de emer­gen­cia antihuracanes. La em­pre­sa, que cuen­ta con 70 tra­ba­ja­do­res y fac­tu­ra 11 mi­llo­nes de eu­ros, aca­ba de su­mi­nis­trar a un par­que eó­li­co de Yu­ca­tán, en Mé­xi­co, 14 gru­pos elec­tró­ge­nos que per­mi­ten pro­te­ger la ins­ta­la­ción de es­tos fe­nó­me­nos me­teo­ro­ló­gi­cos.

«Re­ci­bi­mos o en­car­go po­la em­pre­sa pro­mo­to­ra da ins­ta­la­ción, que nos pe­diu un­ha so­lu­ción pa­ra pro­te­xer os muí­ños no ca­so de fu­ra­cáns», ex­pli­ca Da­niel Morán, ingeniero de la com­pa­ñía. De­bi­do a la ubi­ca­ción del par­que, en una zo­na en la que es­te ti­po de fe­nó­meno es fre­cuen­te, so­bre to­do en los me­ses de ve­rano, es ne­ce­sa­rio do­tar a los equi­pos téc­ni­cos de un sis­te­ma de pro­tec­ción que evi­te que las di­fe­ren­tes es­truc­tu­ras su­fran da­ños. De acuer­do con Mo­rón, de­bi­do a la al­tu­ra de los mo­li­nos, de ca­si 100 me­tros, y al lu­gar en el que se en­cuen­tran, «nun te­rreo plano», el ries­go es ma­yor y las fuer­tes ra­chas de vien­to po­drían des­truir par­tes vi­ta­les de los ae­ro­ge­ne­ra­do­res, co­mo las pa­las o los más­ti­les. «O no­so clien­te pre­ci­sa­ba que os ae­ro­xe­ra­do­res fo­sen ca­pa­ces de orien­tar­se en di­rec­ción ao fu­ra­cán pa­ra así evi­tar da­nos», in­di­ca. Pa­ra sol­ven­tar­lo, des­de Ber­gon­do di­se­ña­ron un ge­ne­ra­dor dié­sel por ca­da gru­po de tres ae­ro­ge­ne­ra­do­res, su­mi­nis­tran­do un to­tal de 14 gru­pos elec­tró­ge­nos. «Trá­ta­se duns apa­ra­tos es­pe­ciais que es­tán co­mu­ni­ca­dos me­dian­te un anel de fi­bra óp­ti­ca e pro­to­co­lo Mod­bus TCP/IP cos muí­ños. Des­te xei­to, se hai un fu­ra­cán e, coa for­za do ven­to, a in­fra­es­tru­tu­ra per­de a ener­xía, o gru­po ofré­ce­lla evi­tan­do que se de­te­ña o sis­te­ma», in­di­ca Morán.

So­bre la so­lu­ción, el ingeniero ex­pli­ca que «a novidade re­si­de en que non é un só gru­po pa­ra abas­te­cer a to­dos os muí­ños co­mo se acos­tu­ma fa­cer. Re­xei­ta­mos esa op­ción por­que, nes­te ca­so, se hai un fu­ra­cán e fa­lla o sis­te­ma, to­do o par­que que­da­ría sen ener­xía e des­pro­te­xi­do, men­tres que des­ta for­ma se hai un erro só afec­ta­ría a tres es­tru­tu­ras». En el ca­so de que el vien­to al­can­ce los 140 ki­ló­me­tros por ho­ra, im­pi­dien­do que los ae­ro­ge­ne­ra­do­res pro­por­cio­nen ener­gía, au­to­má­ti­ca­men­te se pon­drá en mar­cha el sis­te­ma de gru­pos elec­tró­ge­nos que re­ci­be las ór­de­nes de arran­que por co­mu­ni­ca­ción me­dian­te fi­bra óp­ti­ca. «Des­car­ta­mos a op­ción do ca­ble por­que se hai un fu­ra­cán ta­mén po­de rom­per, pe­ro me­dian­te a fi­bra, que vai po­lo so­lo, cu­brí­mo­nos as cos­tas», in­di­ca el ingeniero, que se des­pla­zó has­ta Mé­xi­co pa­ra su­per­vi­sar el pro­yec­to.

EL FUN­CIO­NA­MIEN­TO

Ca­da gru­po del par­que re­ci­be ór­de­nes de arran­que y pa­ro des­de cual­quier ae­ro­ge­ne­ra­dor de los que se ali­men­ta, pro­por­cio­nan­do ener­gía a los sis­te­mas prin­ci­pa­les de orien­ta­ción de ca­da uno de los apa­ra­tos de for­ma se­cuen­cial. El ob­je­ti­vo es evi­tar pi­cos o caí­das de ten­sión en la ali­men­ta­ción. Ade­más, to­dos los pa­rá­me­tros de ca­da uno de es­tos 14 gru­pos ge­ne­ra­do­res son mo­ni­to­ri­za­dos de for­ma cen­tra­li­za­da. «Foi o pun­to que máis nos preo­cu­pa­ba. Por iso di­men­sio­na­mos os equi­pos pa­ra que, no ca­so dun­ha si­tua­ción de ex­ce­so de ve­lo­ci­da­de, os sis­te­mas arran­quen de for­ma au­to­má­ti­ca», ex­pli­ca Morán.

Yu­ca­tán as­pi­ra a con­ver­tir­se en un ejem­plo de ener­gía lim­pia en Mé­xi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.