ZA­PA­TE­RO, A TUS ZA­PA­TOS

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - ACTUALIDAD - Björn Gul­den CON­SE­JE­RO DE­LE­GA­DO DE PU­MA

Cuan­do el gru­po fran­cés PPR, due­ño de mar­cas co­mo Guc­ci, Yves Saint Lau­rent o Ba­len­cia­ga com­pró la mí­ti­ca Pu­ma en el 2007 por 5.300 mi­llo­nes de eu­ros, anun­ció que que­ría de­vol­ver­le a la fir­ma ale­ma­na el es­plen­dor de tiem­pos pa­sa­dos. Di­jo en­ton­ces su pre­si­den­te, Fra­nçois-Hen­ri Pi­nault, uno de los hom­bres más ri­cos del mun­do, ca­sa­do en la ac­tua­li­dad con la ac­triz me­xi­ca­na Sal­ma Ha­yek, que que­ría con­ver­tir la mar­ca en un sím­bo­lo mun­dial del sport lifestyle, el reino de Ni­ke.

Seis años des­pués de aque­llo, en el 2013, y sin que sus pre­dic­cio­nes se hu­bie­ran cum­pli­do, el em­pre­sa­rio fran­cés se­guía in­sis­tien­do en que en­tre sus prio­ri­da­des es­ta­ba la de re­lan­zar Pu­ma. Y eli­gió pa­ra esa mi­sión a un de­por­tis­ta. Un ex fut­bo­lis­ta de la se­gun­da di­vi­sión de la li­ga ale­ma­na, Björn Gul­den (Zú­rich, 1965). Des­de en­ton­ces es quien lle­va el timón de la le­gen­da­ria fir­ma, que es­te año ce­le­bra su 70 aniver­sa­rio.

En una vi­da an­te­rior, en los ochen­ta, Gul­den mi­li­tó en las fi­las del Nu­rem­berg, pa­ra des­pués fi­na­li­zar su ca­rre­ra en los cam­pos de fút­bol de No­rue­ga. Des­de los 2000 se ga­na el pan en otros cam­pos de jue­go: los em­pre­sa­ria­les.

Tras los pri­me­ros pi­ni­tos en ese mun­do, ini­ció una pro­me­te­do­ra ca­rre­ra en la ca­de­na ale­ma­na de za­pa­tos y ro­pa de­por­ti­va Deich­mann, don­de pa­só diez años. Des­pués pro­ba­ría suer­te, en el mun­do de la jo­ye­ría, en el gru­po da­nés Pan­do­ra, don­de bri­lló con luz pro­pia. Pa­ra en el 2013 vol­ver con su pri­mer amor: los de­por­tes. En su cu­rrícu­lo fi­gu­ra tam­bién un fu­gaz pa­so por Adi­das, cu­ya his­to­ria, por si al­guien no lo sa­be, es­tá in­di­so­lu­ble­men­te li­ga­da a la de Pu­ma.

Las dos na­cie­ron de la mis­ma ma­dre. La Fá­bri­ca de za­pa­tos de los her­ma­nos Dass­ler, fun­da­da por Adolf, Adi, y Ru­dolf Dass­ler en 1924. Un ne­go­cio fa­mi­liar que pron­to mar­chó vien­to en po­pa: en los Jue­gos Olím­pi­cos de Áms­ter­dam en 1928, la ma­yo­ría de los atle­tas ale­ma­nes ya lle­va­ban sus za­pa­ti­llas; y en 1936, Jesse Owens lo­gró su proeza co­rrien­do con el cal­za­do de los Dass­ler. Pe­ro que, co­mo mu­chos otros, aca­bó co­mo el ro­sa­rio de la au­ro­ra. Tan­to, que en 1940 los dos her­ma­nos cor­ta­ron por lo sano y si­guie­ron ca­da uno por su la­do crean­do su pro­pia fir­ma: Pu­ma, la de Ru­dolf; y Adi­das, la de Adolf.

Aho­ra son las dos ma­yo­res pro­duc­to­ras de ar­tícu­los de­por­ti­vos de Eu­ro­pa. Pri­me­ro Adi­das. Lue­go Pu­ma, cu­ya his­to­ria es­tá sal­pi­ca­da de al­ti­ba­jos. Tan­to que a pun­to es­tu­vo de des­apa­re­cer en 1993. Pe­ro aho­ra dis­fru­ta de una bue­na ra­cha. Y mu­cho tie­ne que ver en ello la ges­tión de Gul­den. Fue él quien dio el gol­pe de timón ne­ce­sa­rio. El re­gre­so a lo que Pu­ma fue y se ha­bía ol­vi­da­do de ser: una fir­ma de­por­ti­va.

Con eso y su le­ma «La mar­ca más rá­pi­da del mun­do» ha con­se­gui­do que Pu­ma es­té por to­das par­tes. Em­pe­zan­do por los pies de Rihan­na, a quien fi­chó co­mo di­rec­to­ra de­por­ti­va de la lí­nea fe­me­ni­na. O los de Us­sain Bolt, el hom­bre más rá­pi­do del mun­do, a quien pa­tro­ci­nan des­de que era un ado­les­cen­te, y de An­toi­ne Griez­mann.

ABRAL­DES | http://abral­de­sar­ts­tu­dios.jim­do.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.