El trans­por­te de pe­re­ce­de­ros ya se homologa des­de Ga­li­cia

El la­bo­ra­to­rio de frío que SyC Ap­plus ges­tio­na en las ins­ta­la­cio­nes de Es­pí­ri­tu San­to da co­ber­tu­ra a to­do el nor­te pe­nin­su­lar El tú­nel de en­sa­yo mi­de la ca­pa­ci­dad de ais­la­mien­to de las ca­jas de es­te ti­po de vehícu­los

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - ACTUALIDAD - M. He­via

La con­ser­va­ción de los pro­duc­tos pe­re­ce­de­ros, pre­ser­van­do la ca­de­na de frío des­de que sa­len des­de sus dis­tin­tos pun­tos de pro­duc­ción has­ta que se po­nen a dis­po­si­ción de los con­su­mi­do­res pa­ra la ven­ta, tie­ne en los ope­ra­do­res que trans­por­tan es­tas mer­can­cías la res­pon­sa­bi­li­dad del cum­pli­mien­to de la nor­ma­ti­va de­ter­mi­na­da pa­ra es­ta ac­ti­vi­dad. En es­te sen­ti­do, la le­gis­la­ción in­ter­na­cio­nal (acuer­do ATP) a la que es­tá ad­he­ri­da Es­pa­ña es­ta­ble­ce un con­trol es­pe­cí­fi­co so­bre có­mo son y en qué con­di­cio­nes de­ben man­te­ner­se los vehícu­los que rea­li­zan es­te ti­po de trans­por­te.

Ga­li­cia se ha co­lo­ca­do a la van­guar­dia al con­tar, des­de prin­ci­pios de es­te año, con el pri­mer la­bo­ra­to­rio de frío del no­roes­te es­pa­ñol que cal­cu­la el coe­fi­cien­te de trans­mi­sión tér­mi­ca de las ca­jas cli­má­ti­cas que se uti­li­zan pa­ra el trans­por­te de mer­can­cías pe­re­ce­de­ras. Es­tá en una na­ve ane­xa a las ins­ta­la­cio­nes que SyC Ap­plus tie­ne en Es­pí­ri­tu San­to (Ayun­ta­mien­to de Sa­da), don­de se ubi­ca la se­de cen­tral de la em­pre­sa pa­ra la ac­ti­vi­dad de ins­pec­ción téc­ni­ca de vehícu­los, y que des­de el pa­sa­do enero in­vir­tió en es­ta nue­va in­fra­es­truc­tu­ra con un po­ten­cial pa­ra aten­der tan­to al con­jun­to de la flo­ta ga­lle­ga de fur­go­ne­tas y ca­mio­nes que ope­ran con es­te ti­po de ali­men­tos, que se es­ti­ma en unos 15.000 vehícu­los, co­mo a las de las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas más pró­xi­mas, sin re­nun­ciar al con­jun­to del Es­ta­do.

¿En qué con­sis­te un la­bo­ra­to­rio de frío? Se tra­ta de unas ins­ta­la­cio­nes de en­sa­yo ca­pa­ces de me­dir las con­di­cio­nes y la ca­pa­ci­dad de ais­la­mien­to de las ca­jas in­te­rio­res que se in­cor­po­ran a las ca­rro­ce­rías de los vehícu­los que va­yan a ope­ran con es­te ti­po de trans­por­te por ca­rre­te­ra.

Pa­ra ello, ne­ce­si­tan uti­li­zar vehícu­los que se cla­si­fi­can en iso­ter­mos, re­fri­ge­ran­tes, fri­go­rí­fi­cos o ca­lo­rí­fi­cos, de­pen­dien­do del ti­po de ali­men­to que se va­ya a tras­la­dar.

El co­me­ti­do del tú­nel es do­ble. Por un la­do, cal­cu­lar el coe­fi­cien­te que de­ter­mi­na en qué con­di­cio­nes se en­cuen­tra ese ha­bi­tácu­lo pa­ra trans­por­tar pe­re­ce­de­ros. Ese fac­tor se de­ter­mi­na bien cuan­do un vehícu­lo in­cor­po­ra una ca­ja nue­va, pa­ra que pue­da en­trar en ser­vi­cio, o cuan­do el trans­por­te ya es­tá en ac­ti­vo y de­ba re­exa­mi­nar las con­di­cio­nes ais­lan­tes que man­tie­ne. Las com­pro­ba­cio­nes se re­nue­van ca­da seis años y en pe­río­dos su­ce­si­vos de tres años. Pe­ro cuan­do el ha­bi­tácu­lo iso­tér­mi­co cum­ple 21 años, ten­drá que vol­ver a rea­li­zar las prue­bas de en­sa­yo en la­bo­ra­to­rios co­mo el de SyC Ap­plus.

Du­ran­te mu­chos años, re­cuer­da el di­rec­tor del la­bo­ra­to­rio ga­lle­go, Ju­lio Gar­cía, la flo­ta es­pa­ño­la te­nía un úni­co pun­to de re­vi­sión que se en­con­tra­ba en Ma­drid. «Si se tie­ne en cuen­ta que pa­ra es­te ti­po de prue­bas se ne­ce­si­tan unas 24 ho­ras, el he­cho de que ha­ya­mos ha­bi­li­ta­do el ser­vi­cio, re­du­ce no­ta­ble­men­te los cos­tes y los tiem­pos de es­pe­ra pa­ra los trans­por­tis­tas».

El tú­nel de frío ga­lle­go se le­van­ta so­bre una es­truc­tu­ra que in­cor­po­ra una cá­ma­ra de 26 me­tros de lar­go por cin­co de an­cho y otro tan­to de al­to. Es­tá equi­pa­da con una en­fria­do­ra de agua gli­co­la­da —una téc­ni­ca que per­mi­te en­friar el ai­re que cir­cu­la por to­da la na­ve in­te­rior, que se mue­ve me­dian­te ven­ti­la­do­res— y un cir­cui­to que fa­ci­li­ta el con­trol tér­mino en el es­pa­cio ex­te­rior al vehícu­lo ob­je­to del en­sa­yo. Den­tro del trans­por­te, en la ca­ja se co­lo­can re­sis­ten­cias que ca­lien­tan el ha­bi­tácu­lo, ade­más de unos sen­so­res de tem­pe­ra­tu­ra que mi­den y re­gis­tran los cam­bios tér­mi­cos.

To­dos los apun­tes se en­vían pa­ra su aná­li­sis por me­dio de unas son­das de tem­pe­ra­tu­ra que trans­mi­ten los da­tos de ma­ne­ra inalám­bri­ca a un soft­wa­re pa­ra su re­gis­tro con to­dos los da­tos del en­sa­yo. To­do un pro­ce­so de es­ta­bi­li­za­ción y eva­lua­ción que de­ter­mi­na­rán la ho­mo­lo­ga­ción, en ca­so de uni­da­des nue­vas, o ve­ri­fi­ca­ción pa­ra aque­llos vehícu­los en ac­ti­vo. El en­sa­yo re­quie­re un mí­ni­mo de 24 ho­ras que, en al­gu­nos ca­sos, pue­de pro­lon­gar­se du­ran­te dos o tres días.

Equi­par el tú­nel ga­lle­go exi­gió de una in­ver­sión su­pe­rior a 1,5 mi­llo­nes de eu­ros.

El la­bo­ra­to­rio ha si­do equi­pa­do con la tec­no­lo­gía más avan­za­da pa­ra es­te ti­po de prue­bas

Da ser­vi­cio a fa­bri­can­tes, ca­rro­ce­ros y a trans­por­tis­tas en ac­ti­vo

| EDUAR­DO PÉ­REZ

En el in­te­rior del ha­bi­tácu­lo se co­lo­can re­sis­ten­cias de ca­lor y sen­so­res que trans­mi­ten da­tos a un «soft­wa­re» pa­ra su re­gis­tro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.