In­no­var, la ta­rea crítica a la que ya tie­nen ac­ce­so las pe­que­ñas em­pre­sas

La nue­va edi­ción de Co­nec­ta Pe­me des­ti­na 47 mi­llo­nes a 54 pro­yec­tos ga­lle­gos de I+D+i que sur­gen de con­sor­cios en­tre py­mes de sec­to­res co­mo el de la sa­lud o la ener­gía

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - Lau­ra G. del Va­lle

«Es­ta con­vo­ca­to­ria me gus­ta por va­rias ra­zo­nes: ofre­ce la opor­tu­ni­dad a em­pre­sas pe­que­ñas, o in­clu­so mi­cropy­mes, te­nien­do en cuen­ta que en la co­mu­ni­dad abun­dan, de ac­ce­der a pro­yec­tos a los que les se­ría im­po­si­ble as­pi­rar de otra ma­ne­ra. Ade­más, al crear con­sor­cios per­mi­te si­ner­gias in­tere­san­tes en­tre com­pa­ñías que en­ri­que­cen el sis­te­ma em­pre­sa­rial. Y, cla­ro es­tá, por la fi­nan­cia­ción, que es fun­da­men­tal pa­ra po­der avan­zar en in­ves­ti­ga­ción». Ma­nuel Lo­lo, CEO de AMS­lab, un la­bo­ra­to­rio lu­cen­se es­pe­cia­li­za­do en aná­li­sis quí­mi­cos, ex­pli­ca, de es­ta ma­ne­ra, las que pa­ra él son las prin­ci­pa­les bon­da­des del pro­gra­ma Co­nec­ta Pe­me, que es­te año mo­vi­li­za­rá más de 47 mi­llo­nes de eu­ros. Y que Lo­lo co­no­ce muy bien. No es pa­ra me­nos, pues es el res­pon­sa­ble de la fir­ma que li­de­ra QFas­hion, uno de los 187 pro­yec­tos que des­de el 2013 ha re­ci­bi­do un im­por­tan­te im­pul­so gra­cias a es­ta ini­cia­ti­va, cu­yo ob­je­ti­vo no es otro que in­cre­men­tar el I+D+i em­pre­sa­rial en la co­mu­ni­dad.

En el ca­so de es­te con­sor­cio, for­ma­do por tres la­bo­ra­to­rios más de aná­li­sis clí­ni­co y una desa­rro­lla­do­ra de soft­wa­re pa­ra la­bo­ra­to­rios de in­ves­ti­ga­ción, la sub­ven­ción re­ci­bi­da le ha ser­vi­do a QFas­hion pa­ra cum­plir sus ob­je­ti­vos. Que no son otros que «desa­rro­llar he­rra­mien­tas de con­trol de ca­li­dad en el sec­tor de la mo­da y, ade­más, lle­var a ca­bo el es­tu­dio de co­lo­ran­tes can­ce­rí­ge­nos». Co­mo re­co­no­ce Lo­lo, QFas­hion «for­ma par­te de la lí­nea es­tra­té­gi­ca de I+D+i de AMS­lab, por lo que ha­bría­mos in­ten­ta­do sa­car ade­lan­te el pro­yec­to de cual­quier ma­ne­ra, pe­ro la ayu­da fa­ci­li­ta las co­sas», acla­ra.

LOS BE­NE­FI­CIA­RIOS

Y tan­to. Por eso la Con­se­lle­ría de Eco­no­mía, Em­pre­go e In­dus­tria, a tra­vés de la Axen­cia Ga­le­ga de In­no­va­ción, ha in­cre­men­ta­do el pre­su­pues­to que des­ti­na a es­te pro­gra­ma en un 8 %, o lo que es lo mis­mo: Co­nec­ta Pe­me cuen­ta en su nue­va con­vo­ca­to­ria con 27 mi­llo­nes de eu­ros más. De es­tas ayu­das se be­ne­fi­cia­rán 54 pro­yec­tos, 38 vin­cu­la­dos al de­sa­rro­llo ex­pe­ri­men­tal, nue­ve a po­ten­ciar la in­dus­tria 4.0 y sie­te que ten­drán co­mo ob­je­ti­vo la in­ves­ti­ga­ción in­dus­trial.

Co­mo ex­pli­ca Ro­cío Frei­re, res­pon­sa­ble de Ca­li­dad de Ali­bos Ga­li­cia, em­pre­sa lí­der del pro­yec­to Se­nior­plus, que es­tá sub­ven­cio­na­do a tra­vés de la con­vo­ca­to­rio Co­nec­ta Pe­me 2016, «los par­ti­ci­pan­tes son pe­que­ñas em­pre­sas ga­lle­gas, con po­ca ex­pe­rien­cia in­ves­ti­ga­do­ra, que así pue­den po­ner en mar­cha sus pri­me­ros pro­yec­tos, que no po­drían asu­mir en otro ca­so por sus ele­va­dos cos­tes». Y co­mo en el ca­so de Se­nior­plus, se tra­ta de ideas bri­llan­tes y, so­bre to­do, adap­ta­das al mo­de­lo ac­tual de la so­cie­dad ga­lle­ga. Pa­ra mues­tra un bo­tón.

Se­nior­plus, que es desa­rro­lla­do por un con­sor­cio de seis em­pre­sas, «tie­ne co­mo ob­je­ti­vo in­no­var en el de­sa­rro­llo de pro­duc­tos sa­lu­da­bles, más sen­ci­llos de pre­pa­rar e in­ge­rir, y que a su vez cu­bran los re­que­ri­mien­tos nu­tri­cio­na­les de la po­bla­ción ma­yor ayu­dan­do a pre­ve­nir la apa­ri­ción de de­ter­mi­na­das en­fer­me­da­des e in­to­le­ran­cias». En una co­mu­ni­dad en la que el 25 % de los ha­bi­tan­tes tie­ne más de 65 años, no es ba­la­dí que ha­ya com­pa­ñías que apues­ten en fir­me por la sa­lud de es­te sec­tor po­bla­cio­nal. Pa­ra me­jo­rar su día a día en el ám­bi­to de la ali­men­ta­ción, Frei­re ex­pli­ca que «se es­tán uti­li­zan­do nue­vas tec­no­lo­gías co­mo las al­tas pre­sio­nes y la na­no­tec­no­lo­gía pa­ra ela­bo­rar ali­men­tos fun­cio­na­les con una ca­li­dad di­fe­ren­cia­da». Ade­más, aña­de, cuen­tan con el apo­yo de cen­tros tec­no­ló­gi­cos, que guían a las em­pre­sas.

COS­TES DE PER­SO­NAL

Po­co o na­da de es­te pro­yec­to (en el que, por cier­to, en­tre otras com­pa­ñías co­la­bo­ran una que­se­ría o el fa­bri­can­te de las po­pu­la­res ga­lle­tas ma­ri­ñei­ras) ha­bría vis­to la luz sin la ayu­da del pro­gra­ma Co­nec­ta Pe­me. Lo ex­pli­ca Frei­re, que ase­gu­ra que es­tos re­cur­sos «son des­ti­na­dos a su­fra­gar los cos­tes del per­so­nal in­ves­ti­ga­dor, ma­te­ria­les, equi­pos y co­la­bo­ra­cio­nes ex­ter­nas con cen­tros tec­no­ló­gi­cos o uni­ver­si­da­des que desa­rro­llan ta­reas es­pe­cí­fi­cas».

Be­ne­fi­cia­rios de otras edi­cio­nes va­lo­ran las si­ner­gias que se crean, que en­ri­que­cen el sis­te­ma em­pre­sa­rial

In­ves­ti­ga­do­res del la­bo­ra­to­rio AMS­lab, lí­der del pro­yec­to QFas­hion.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.