La de­fen­so­ra de la Pa­ta­go­nia

KRISTINE TOMPKINS

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Mujeres En Primera Línea - ELE­NA CAS­TE­LLÓ

Cuan­do cum­plió 48 años, Kristine Tompkins se sen­tó un día en una si­lla y se pre­gun­tó si se pa­sa­ría el res­to de su vi­da ha­cien­do lo mis­mo. Era la di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de la mar­ca de ma­te­rial de es­quí y es­ca­la­da Pa­ta­go­nia. Su ma­ri­do, Dou­glas Tompkins, fun­da­dor de otra mar­ca mí­ti­ca pa­ra los es­ca­la­do­res, The North Fa­ce, y de Esprit, tam­bién ha­bía em­pe­za­do a sen­tir que lo que ha­cía no in­tere­sa­ba a la gen­te. Así que am­bos de­ci­die­ron de­jar su vi­da aco­mo­da­da y se­gu­ra en San Fran­cis­co. Kristine na­ció en un ran­cho del sur de Ca­li­for­nia, en San­ta Bár­ba­ra, en una fa­mi­lia con­ser­va­do­ra, pe­ro muy to­le­ran­te a la ho­ra de de­jar que sus hi­jos es­co­gie­ran sus es­tu­dios. Pa­só la in­fan­cia ju­gan­do en el ran­cho de su abue­lo, mon­tan­do a ca­ba­llo, co­rrien­do de un la­do pa­ra otro con sus pri­mos. En la ado­les­cen­cia, se con­vir­tió en una re­nom­bra­da es­quia­do­ra. Y a los 20 años em­pe­zó a tra­ba­jar en Pa­ta­go­nia. Pre­ci­sa­men­te, cuan­do de­ci­die­ron cam­biar de vi­da, los Tompkins se ins­ta­la­ron en la tie­rra que lle­ba­ba aquel nom­bre, en la Pa­ta­go­nia chi­le­na. “Fue en­ton­ces cuan­do apren­dí el va­lor real del di­ne­ro”, re­cor­da­ba Kristine en una en­tre­vis­ta. Por­que ella y Dou­glas de­ci­die­ron evi­tar el des­tro­zo de la agri­cul­tu­ra y la ga­na­de­ría in­ten­si­vas com­pran­do, una tras otra, gi­gan­tes­cas par­ce­las de te­rreno, re­cu­pe­ran­do los an­ti­guos eco­sis­te­mas y ce­dién­do­los, des­pués, a los go­bier­nos de Chi­le y Ar­gen­ti­na, pa­ra que los de­cla­ra­ran par­ques na­tu­ra­les pro­te­gi­dos. Dou­glas mu­rió ha­ce tres años en un ac­ci­den­te de ka­yak, pe­ro Kristine ha con­ti­nua­do con su ta­rea. En to­tal, han sal­va­do ca­si un mi­llón de hec­tá­reas de sel­va y hu­me­da­les en el cono sur. Cum­plir los sue­ños es un pri­vi­le­gio, si tu for­tu­na es­tá a la al­tu­ra de tus am­bi­cio­nes. Pe­ro no to­dos han es­ta­do de acuer­do con su la­bor. Se ru­mo­rea­ba que, en reali­dad, es­ta­ban al ser­vi­cio del Go­bierno de Es­ta­dos Uni­dos pa­ra ins­ta­lar un ce­men­te­rio nu­clear, que so­lo bus­ca­ban di­vi­dir el te­rri­to­rio na­cio­nal chi­leno o que in­ten­ta­ban in­tro­du­cir ga­na­do nor­te­ame­ri­cano pa­ra re­em­pla­zar el au­tóc­tono. Hoy, Kristine es em­ba­ja­do­ra de Áreas Pro­te­gi­das de ONU Me­dioam­bien­te, por su lu­cha a fa­vor de la bio­di­ver­si­dad. Gra­cias a su la­bor, los hu­me­da­les, la es­te­pa pa­ta­gó­ni­ca, los pan­ta­na­les ar­gen­ti­nos y los la­gos al­pi­nos de esa zo­na han re­cu­pe­ra­do su pu­re­za. Los cier­vos de la Pam­pa, los osos hor­mi­gue­ros, los ta­pi­res, los gua­ca­ma­yos y los ja­gua­res, a los que han cui­da­do an­tes de de­vol­ver­los a su há­bi­tat, con­ti­nua­rán ha­bi­tan­do esas tie­rras gra­cias a ellos.

POR SUS PA­LA­BRAS LA CONOCERÉIS “Mi ma­ri­do y yo nos re­gía­mos por una mis­ma éti­ca, la de que cuan­to más tie­ne uno, más de­be dar. Y eso no es fi­lan­tro­pía, es una fi­lo­so­fía”. La Na­ción, agos­to de 2016.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.