LA FA­MI­LIA QUE SE DI­VIER­TE UNI­DA...

Com­par­tir aficiones con nues­tros hi­jos es una de las claves pa­ra en­con­trar la fe­li­ci­dad a lar­go pla­zo. Y es­tas seis fa­mi­lias, que han he­cho pi­ña en torno a di­fe­ren­tes hob­bies, son la me­jor prue­ba.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Sumario - Por B. GON­ZÁ­LEZ / Fo­tos: PE­DRO WAL­TER

leo­nor tie­ne so­lo sie­te años, pe­ro ha­ce ya cin­co que em­pe­zó a aplau­dir ca­da vez que apa­re­cía en la te­le el logo de 20th Cen­tury Fox. Pa­ra ella, era la se­ñal de que es­ta­ba a pun­to de en­trar por la pan­ta­lla el uni­ver­so de Star Wars, que su her­ma­na y su pa­dre le des­cu­brie­ron sien­do aún un be­bé. Es una de las aficiones que com­par­ten y que les ha lle­va­do a re­co­rrer jun­tos con­ven­cio­nes, ex­po­si­cio­nes y en­cuen­tros don­de se res­pi­ra pa­sión por los per­so­na­jes e Geor­ge Lu­cas. No son nin­gu­na ex­cep­ción: el úl­ti­mo ba­ró­me­tro del CIS di­ce que la ac­ti­vi­dad pre­fe­ri­da por los es­pa­ño­les en su tiem­po li­bre es es­tar con la fa­mi­lia (fue la res­pues­ta del 71% de los en­cues­ta­dos). Pe­ro, ade­más, per­te­ne­cen al afor­tu­na­do por­cen­ta­je de per­so­nas que cuen­ta con to­das las pa­pe­le­tas pa­ra ser feliz; así lo in­di­ca un pro­yec­to de in­ves­ti­ga­ción de la Uni­ver­si­dad de Har­vard (EE. UU.), que ase­gu­ra que el me­jor in­di­ca­dor de fe­li­ci­dad a lar­go pla­zo son las re­la­cio­nes con la fa­mi­lia y con los ami­gos. Y cuan­do se com­par­ten aficiones en ca­sa, se tie­nen am­bas co­sas a la vez. “Los hob­bies en fa­mi­lia pue­den ha­cer que des­apa­rez­ca la re­la­ción je­rár­qui­ca en­tre pa­dres e hi­jos –ex­pli­ca Fran­cesc Nú­ñez, so­ció­lo­go y di­rec­tor del más­ter de Hu­ma­ni­da­des de la Uni­ver­si­tat Ober­ta de Ca­ta­lun­ya (UOC)–. Es co­mo ir a otro lu­gar don­de hay nue­vas nor­mas y va­lo­res, y el hi­jo pue­de ser no so­lo un igual, sino in­clu­so su­pe­rar a los pa­dres. Por eso, las aficiones per­mi­ten otra re­la­ción”. Los pa­dres e hi­jos que com­par­ten afi­ción, en efec­to, ase­gu­ran que no lo cam­bia­rían por na­da: les di­vier­te, ha­ce que la dis­ci­pli­na y la ru­ti­na des­apa­rez­can du­ran­te un ra­to, es un lu­gar feliz en el que ca­ben to­dos. Y ellos mis­mos nos ex­pli­can por qué les ha­ce tan fe­li­ces.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.