Li­na­res y Ma­tos se in­de­pen­di­zan pa­ra ju­gar en la éli­te

Los can­te­ra­nos del Vi­go po­nen fin a to­da una vi­da en el club de vo­lei­bol pa­ra dar el sal­to a la éli­te en Ca­na­rias

La Voz de Galicia (Vigo) - Vigo local - - VIGO DEPORTRES - MÍ­RIAM VÁZ­QUEZ FRA­GA

Nat­han Ma­tos (Vi­go, 1996) y Luis Li­na­res (Vi­go, 1995) se sien­ten co­mo si se hu­bie­ran ido de ca­sa por par­ti­da do­ble. En lo per­so­nal y en lo de­por­ti­vo, as­pec­tos que se en­tre­mez­clan pa­ra los dos can­te­ra­nos del Club Vi­go de vo­lei­bol que es­te ve­rano han he­cho las ma­le­tas tras to­da una vi­da en el equi­po don­de se for­ma­ron pa­ra ju­gar en el Ve­cin­da­rio de Las Pal­mas, de Su­per­li­ga 1. Am­bos so­ña­ban con ha­ber lo­gra­do el as­cen­so con su equi­po de siem­pre, pe­ro al no ha­ber­lo con­se­gui­do, en­ten­dían tam­bién que era el mo­men­to de dar el sal­to.

«No es que qui­sie­ra ir­me del club, es que no­ta­ba que lo ne­ce­si­ta­ba», con­fie­sa Li­na­res, el me­jor cen­tral de Su­per­li­ga 2 ha­ce dos tem­po­ra­das y pie­za cla­ve del equi­po en los úl­ti­mos años al igual que Ma­tos. Cuen­ta que sen­tía la in­quie­tud de pro­bar co­sas nue­vas y de evo­lu­cio­nar. «Ten­go 23 años y nun­ca he vi­vi­do fue­ra. Con más edad ya se­ría más com­pli­ca­do y to­do el mun- do me de­cía que aho­ra era e mo­men­to de ha­cer­lo y se­guir cre­cien­do», co­men­ta el vi­gués.

Pa­ra am­bos, que se co­no­cen y han com­par­ti­do equi­po des­de ni­ños, fue cla­ve tam­bién el he­cho de po­der ir­se jun­tos. To­do fue a tra­vés de Nat­han. «Ya no me veía en el Vi­go mu­cho tiem­po más, pier­des la mo­ti­va­ción. Con­tac­té con el Ve­cin­da­rio, les en­via­mos ví­deos, ha­bla­mos con el en­tre­na­dor y nos hi­cie­ron una pro­pues­ta muy bue­na que acep­ta­mos», re­la­ta. Las ca­rac­te­rís­ti­cas del club, con­so­li­da­do en la má­xi­ma ca­te­go­ría, y la ca­li­dad de vi­da de Ca­na­rias fue­ron fac­to­res de­ter­mi­nan­tes pa­ra que pu­sie­ran sus ojos en es­ta en­ti­dad.

La es­pi­na de no as­cen­der

«Ya no me veía en el Vi­go más tiem­po, pier­des la mo­ti­va­ción. Me que­da la es­pi­na de no lo­grar el as­cen­so» Nat­han Ma­tos Ju­ga­dor de vo­lei­bol vi­gués

«No es que qui­sie­ra ir­me del Vi­go, es que lo ne­ce­si­ta­ba. Era el mo­men­to de ha­cer­lo y se­guir cre­cien­do» Luis Li­na­res Ju­ga­dor de vo­lei­bol vi­gués

Am­bos ha­bían lle­ga­do a debutar en Su­per­li­ga sien­do ju­ve­ni­les con el Vi­go an­tes del des­cen­so. Des­de en­ton­ces, el re­to era vol­ver a la éli­te. «Te que­da esa es­pi­na, por­que era lo que real­men­te que­ría­mos. Tu­vi­mos bue­nos equi­pos, pe­ro siem­pre muy jó­ve­nes. Creo que nos fal­tó ese plus de ve­te­ra­nía», ana­li­za Ma­tos. Coin­ci­de Li­na­res, que ya re­cha­zó op­cio­nes de mar­char­se en ve­ra­nos an­te­rio­res: «Con­tac­ta­ron con­mi­go equi­pos de Su­per­li­ga 1, pe­ro por los pro­ble­mas eco­nó­mi­cos y de plan­ti­lla del equi­po me aca­bé que­dan­do. Y dis­fru­té mu­cho en Vi­go. Pe­ro aho­ra lle­gó es­ta opor­tu­ni­dad y la co­gí», di­ce.

Luis y Nat­han sub­ra­yan que sien­ten un gran ca­ri­ño al Vi­go y que no quie­ren que su mar­cha se en­tien­da co­mo un des­pre­cio al club, al que le es­tán muy agra­de­ci­dos. «En el club se nos tie­ne mu­cho ca­ri­ño a la gen­te de la ca­sa y no que­rían que nos fué­ra­mos. Es co­mo nues­tra fa­mi­lia, les que­re­mos y tam­bién a no­so­tros nos dio pe­na ir­nos», di­ce Ma­tos. Su com­pa­ñe­ro re­co­no­ce que hu- bo quien no se lo to­mó del to­do bien: «Les cos­tó un po­co, no­té que la de­ci­sión no les gus­ta­ba de­ma­sia­do. Pe­ro no es­ta­mos ha­cien­do na­da ma­lo y creo que al fi­nal lo aca­ba­ron en­ten­dien­do», co­men­ta con una gra­ti­tud es­pe­cial a la en­tre­na­do­ra Yo­lan­da Sie­nes, que les apo­yó siem­pre.

A dos se­ma­nas del ini­cio de Li­ga, y tras mes y me­dio en­tre­nan­do, los ju­ga­do­res se sien­ten pre- pa­ra­dos y a la vez an­sio­sos por que co­mien­ce la li­ga. «Las pri­me­ras se­ma­nas cues­ta. Ade­más de ser pre­tem­po­ra­da, es otro rit­mo, con en­tre­na­mien­tos du­ros y a unas tem­pe­ra­tu­ras que no es­ta­mos acos­tum­bra­dos», re­cal­ca. Asume que ha si­do «muy can­sa­do», pe­ro tam­bién es­ti­mu­lan­te. «Hay gen­te más ex­pe­ri­men­ta­da, que en­tre­na muy fuer­te y ro­dear­te de ellos te ha­ce tra­ba­jar con más ga­nas. Ca­da vez me sien­to me­jor», apun­ta Li­na­res.

Ma­tos tam­bién se ve pre­pa­ra­do, aun­que a me­di­da que se acer­ca el mo­men­to del de­but en com­pe­ti­ción ya sien­te «un cos­qui­lleo en el es­tó­ma­go». «Es­ta­mos muy me­ti­dos en el equi­po y con ga­nas de ayu­dar», anun­cia el de­por­tis­ta. La nue­va aven­tu­ra es­tá a pun­to de co­men­zar.

Nat­han y Luis se co­no­cen de to­da la vi­da y se­gui­rán com­par­tien­do equi­po, aho­ra en Ca­na­rias.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.