Re­don­de­la pes­ca los pri­me­ros cho­cos na­ci­dos en el bos­que submarino

El pa­trón des­ta­ca el éxi­to de la ini­cia­ti­va so­bre la que se in­tere­san otros pó­si­tos

La Voz de Galicia (Vigo) - Vigo local - - ÁREA METROPOLITANA - MÓ­NI­CA TO­RRES

El bos­que submarino que plan­tó la Co­fra­día de Re­don­de­la co­mo vi­ve­ro de cría de cho­co ha da­do sus fru­tos. Es­te eco­sis­te­ma ha fun­cio­na­do co­mo una in­cu­ba­do­ra na­tu­ral que ha fa­ci­li­ta­do la pro­crea­ción de la es­pe­cie. Los da­tos de los dos pri­me­ros días de la cam­pa­ña per­mi­ten que el pa­trón ma­yor, Cle­men­te Bas­tos, pue­da con­fir­mar ya el éxi­to de es­te sis­te­ma pio­ne­ro. «Nas pro­pias ra­mas pro­du­ciu­se un desove moi­to maior do ha­bi­tual e, no pri­mei­ro día de tra­ba­llo, xa se mi­rou can­ti­da­de de cho­co pe­queno, así que es­tá cla­ro que fun­cio­na», in­di­ca el pa­trón.

Su in­no­va­dor sis­te­ma de cría tu­vo sus orí­ge­nes ha­ce justo una dé­ca­da, cuan­do fon­dea­ron ra­mas de pino las­tra­das con pie­dra en­tre tres y cin­co me­tros de pro­fun­di­dad. Es­tas «ca­mas» ar­te­sa­na­les de la en­se­na­da de San Si­món pa­ra fa­vo­re­cer el desove del cho­co se trans­for­ma­ron a fi­na­les del año pa­sa­do en un au­tén­ti­co bos­que ma­rino de pinos com­ple­tos.

Es­ta téc­ni­ca pio­ne­ra, por la que ya se han in­tere­sa­do otras co­fra­días, «no so­lo fa­vo­re­ce el desove del ce­fa­ló­po­do, sino que tam­bién atrae a otras es­pe­cies ya que las ra­mas de los pinos ac­túan co­mo re­fu­gio fren­te a sus de­pre­da­do­res», in­di­ca el pa­trón.

Los ma­ri­ne­ros de la co­fra­día San Juan ce­le­bra­ron en ma­yo el na­ci­mien­to de las pri­me­ras crías en es­te há­bi­tat y des­de es­ta se­ma­na re­co­gen los re­sul­ta­dos. El tem­po­ral so­lo ha per­mi­ti­do sa­lir a una de­ce­na de em­bar­ca­cio­nes, que se de­di­can al ar­te de bou, que es el arras­tre y el úni­co que se pe­mi­te du­ran­te la cam­pa­ña en­tre el 1 de no­viem­bre y el 10 de mar­zo. El 1 de fe­bre­ro arran­ca­rá la del tras­ma­llo, que es la de red fi­ja y du­ra cin­co me­ses.

« Co­me­za­mos a cam­pa­ña cun­ha me­dia de trin­ta qui­los por em­bar­ca­ción, pe­ro a pre­vi­sión de co­ller 100 ao día», se­ña­la el pa­trón. Al mal tiem­po bue­na ca­ra, por­que «es­te tem­po­ral é xus­to o que nos fa­cía fal­ta». Cle­men­te Bas­tos re­cuer­da que, aun­que es­tos días no po­drán sa­lir a fae­nar por las aler­tas de mar de fon­do, «esas ma­re­xa­das son as que osi­xe­nan a au­ga e fan un­ha lim­pe­za im­pres­cin­di­ble por­que sa­nea o fon­do mar mo­ven­do a por­que­ría que se des­po­si­ta».

El bos­que submarino no so­lo be­ne­fi­cia a Re­don­de­la ya que en la en­se­na­da, du­ran­te es­ta tem­po­ra­da hay tam­bién em­bar­ca­cio­nes de­por­ti­vas de Moa­ña o Can­gas, in­di­ca el pre­si­den­te de la aso­cia­ción de co­fra­días de la ría de Vi­go. En la en­se­na­da de San Si­món hay aún un mi­llar de pinos pla­ni­mé­tri­ca­men­te or­ga­ni­za­dos en su par­ti­cu­lar vi­ve­ro sub­acuá­ti­co ex­ten­sión de 16.000 me­tros cua­dra­dos. Pa­ra la ins­ta­la­ción hu­bo que ha­bi­li­tar una ba­se de hor­mi- gón y co­lo­car los ár­bo­les den­tro de tu­bos de ace­ro inoxi­da­ble que des­can­san en el fon­do del mar. «Nas vin­dei­ras se­ma­nas co­me­za­re­mos a re­ti­ra­da des­te pinos por­que hai que vol­ver a fa­cer un­ha no­va plan­ta­ción pa­ra xa­nei­ro», ad­vier­te el pa­trón ma­yor.

La pro­mo­ción del pro­duc­to es­tre­lla del pó­si­to tam­bién se ha no­ta­do ya en los mer­ca­dos na­cio­na­les y de fue­ra de Es­pa­ña. La mar­ca Cho­co de Re­don­de­la per­mi­tió que en el úl­ti­mo año se dis­pa­ra­se la co­ti­za­ción de es­ta es­pe­cie en la lon­ja de Re­don­de­la, don­de es­te se des­pa­chó a un pre­cio me­dio de 8,15 eu­ros el ki­lo, muy su­pe­rior al de an­te­rio­res cam­pa­ñas. Ade­más, pe­se al in­cre­men­to de los pre­cios, la de­man­da au­men­ta ca­da año de­bi­do a la fa­ma que ad­quie­re el cho­co re­don­de­lano en otras zo­nas de Es­pa­ña co­mo Ma­drid, Ca­ta­lu­ña y el País Vas­co, e in­clu­so fue­ra de las fron­te­ras, don­de se va­lo­ra la ca­li­dad del in­te­rior de la ría.

ÓS­CAR VÁZ­QUEZ

Aun­que el tem­po­ral man­tie­ne ama­rra­da a la flo­ta, va­rias em­bar­ca­cio­nes ven­die­ron en O Ber­bés tras arran­car la cam­pa­ña.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.