Turno pa­ra el cas­ti­llo de So­bro­so

La for­ta­le­za re­cu­pe­ra su es­plen­dor y va ca­mino de su­mar­se al club de las me­jo­res de Es­pa­ña

La Voz de Galicia (Vigo) - Vigo local - - ÁREA METROPOLITANA - MA­RÍA J. FUEN­TE

Una vez que la Dipu­tación pro­vin­cial ha lo­gra­do in­cluir el cas­ti­llo de Sou­to­maior en el club de las me­jo­res for­ta­le­zas vi­si­ta­bles de Es­pa­ña, el turno le co­rres­pon­de aho­ra a otra for­ta­le­za del área me­tro­po­li­ta­na, el cas­ti­llo de So­bro­so. A di­fe­ren­cia del an­te­rior, que es pro­pie­dad de la Dipu­tación des­de 1982, en es­te ca­so, aun­que lo ges­tio­na es­te mis­mo or­ga­nis­mo pro­vin­cial, el pro­pie­ta­rio es el Con­ce­llo de Pon­tea­reas. Lo ad­qui­rió en 1981 pa­ra evi­tar que se ca­ye­ra a pe­da­zos, con gran dis­gus­to de los ve­ci­nos de Mon­da­riz, mu­ni­ci­pio en el que se ubi­ca.

Un con­ve­nio sus­cri­to en­tre el ac­tual al­cal­de, Xo­sé Re­pre­sas, y la pre­si­den­ta de la Dipu­tación, Carmela Sil­va, lo­gró sa­car­lo de nue­vo del de­te­rio­ro y os­tra­cis­mo en el que ha­bía caí­do en los úl­ti­mos años. Bue­na mues­tra del es­ta­do en que se en­con­tra­ba es que la in­ver­sión del or­ga­nis­mo pro­vin­cial, pró­xi­ma al me­dio mi­llón de eu­ros, per­mi­tió lle­var a ca­bo obras de lim­pie­za y en­cin­ta­dos de mu­ros, eli­mi­na­ción de hu­me­da­des, re­no­va­ción e ins­ta­la­ción eléc­tri­ca, aco­me­ti­da de agua, li­ja­do y bar­niz del pi­so y cam­bio de ven­ta­nas. En el ex­te­rior se pro­ce­dió al ajar­di­na­mien­to, lim­pie­za del par­que y re­ti­ra­da de es­pe­cies in­va­so­ras, des­bro­ce de los ca­mi­nos in­te­rio­res de ac­ce­so al cas­ti­llo y se per­fi­la­ron las cu­ne­tas. Tam­bién se lim­pió la mi­na y el de­pó­si­to de agua y se re­no­va­ron las tu­be­rías de abas­te­ci­mien­to.

En la ac­tua­li­dad se eli­mi­nan los eu­ca­lip­tos, tras ob­te­ner la au­to­ri­za­ción de Pa­tri­mo­nio. En to­tal, se ac­tua­rá en un te­rreno de 18 hec­tá­reas en las que se plan­ta­rán es­pe­cies au­tóc­to­nas co­mo car­ba­llos, cas­ta­ños y al­cor­no­ques. La idea es me­jo­rar el bos­que atlán­ti­co, crear una zo­na de es­par­ci­mien­to y ade­cuar el es­pa­cio pa­ra la or­ga­ni­za­ción de ac­ti­vi­da­des.

La se­gu­ri­dad, otro de los as- pec­tos que preo­cu­pa­ba, fue re­for­za­da con un sis­te­ma cen­tral de de­tec­ción de hu­mos y fue­gos acom­pa­ña­do de si­re­nas y pul­sa­do­res, co­lo­ca­ción de ex­tin­to­res, sis­te­ma an­ti-in­tru­sión en las sa­las, pa­si­llo ex­te­rior, to­rre y ca­pi­lla. A lo an­te­rior se aña­dió vi­deo­vi­gi­lan­cia en el ex­te­rior de la en­tra­da, sa­las y to­rre.

El cas­ti­llo ha re­co­bra­do vi­da de for­ma pau­la­ti­na, co­mo de­mues­tra el he­cho de que el pa­sa­do año lo vi­si­ta­ran 18.363 per­so­nas, de las que 6.000 eran me­no­res de 15 años. En es­te año, des­de que abrió el 24 de mar­zo, tras las me­jo­ras, ya pa­sa­ron 17.000. Uno de los ma­yo­res atrac­ti­vos ha si­do la or­ga­ni­za­ción de vi­si­tas tea­tra­li­za­das, igual que en el cas­ti­llo de Sou­to­maior, que su­pu­sie­ron to­do un éxi­to, se­gún co­men­tan fuen­tes mu­ni­ci­pa­les de Pon­tea­reas. Do­ña Urra­ca y Pe­dro Ma­dru­ga re­gre­sa­ron a la for­ta­le­za y se con­vir­tie­ron du­ran­te unos días en an­fi­trio­nes del pú­bli­co. La pri- me­ra fue ase­dia­da en la for­ta­le­za por los par­ti­da­rios de su hi­jo, el con­de de Tra­ba, y de su me­dia her­ma­na, Te­re­sa. El se­gun­do re­cons­tru­yó el cas­ti­llo tras las re­vuel­tas ir­man­di­ñas.

El ob­je­ti­vo de es­tas vi­si­tas es acer­car la his­to­ria de Galicia a las fa­mi­lias y en es­pe­cial a los más jó­ve­nes de una for­ma ame­na.

A la afluen­cia an­te­rior se su­mó la de to­dos los mar­tes en­tre el 12 de ju­nio y el 20 de no­viem­bre. Un au­to­bús de ex­cur­sio­nis­tas de Ca­na­rias acu­dió pun­tual den­tro de un pro­gra­ma de tu­ris­mo social del Ca­bil­do con des­tino a las Rías Bai­xas. Los vi­si­tan­tes del cas­ti­llo tam­bién pro­ce­den del País Vas­co, Ma­drid, Ca­ta­lu­ña y As­tu­rias, ade­más de la pro­pia co­mu­ni­dad. Tras el pa­rén­te­sis de la cri­sis, tam­bién han re­gre­sa­do los tu­ris­tas por­tu­gue­ses.

Ade­más del in­te­rior, se pue­de vi­si­tar el en­torno a tra­vés de la sen­da del bos­que atlán­ti­co, una pro­pues­ta pa­ra dar a co­no­cer la na­tu­ra­le­za por me­dio de au­dio­guías con có­di­gos en ga­lle­go, cas­te­llano e in­glés y diez pa­ne­les in­for­ma­ti­vos con có­di­gos QR que los vi­si­tan­tes pue­den des­car­gar du­ran­te el re­co­rri­do.

XOÁN CAR­LOS GIL

El cas­ti­llo es­tá si­tua­do en la en­ti­dad lo­cal me­nor de Vi­la­so­bro­so, per­te­ne­cien­te a Mon­da­riz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.