Desa­yuno de do­min­go con… Pe­dro Gi­nés.

Pe­dro Gi­nés Na­cí en Zaragoza y ten­go ca­tor­ce años. Es­tu­dio ter­ce­ro de la ESO y com­pi­to en aje­drez des­de los sie­te años. Aca­bo de ga­nar en Hal­ki­di­ki (Gre­cia) el Cam­peo­na­to del Mun­do Sub-14.

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Sumario -

Xlse­ma­nal. Há­bla­me de tu fa­mi­lia. Pe­dro Gi­nés. Mi ma­dre es ama de ca­sa y mi pa­dre, je­fe de com­pras en una fá­bri­ca de hor­mi­go­ne­ras. Y ten­go una her­ma­na tres años ma­yor que yo. XL. Por qué ele­gis­te el aje­drez co­mo ac­ti­vi­dad ex­tra­es­co­lar en el co­le­gio. P.G. Pa­re­cía la más di­ver­ti­da. Mi pa­dre era muy afi­cio­na­do y en ca­sa ju­gá­ba­mos. XL. ¿Cuán­do em­pe­zas­te a ga­nar a tu pa­dre? P.G. [Ríe]. Su­pon­go que al prin­ci­pio a ve­ces se de­ja­ría ga­nar, pe­ro a los nue­ve o diez años ya le ga­na­ba yo y me di cuen­ta de que era muy bueno en es­to. XL. ¿Qué tal per­der tie­nes? P.G. Me mo­les­tan mu­cho las de­rro­tas y me sue­lo en­fa­dar bas­tan­te, pe­ro in­ten­to que el ri­val no lo no­te. XL. En­tre­nas dos días por se­ma­na, tres ho­ras ca­da vez. No pa­re­ce mu­cho... P.G. ¿Te pa­re­ce po­co? Yo creo que es bas­tan­te, aun­que en otros paí­ses los cha­va­les en­tre­nan más e in­clu­so tie­nen el aje­drez co­mo asig­na­tu­ra. En Ru­sia, Ar­me­nia, Chi­na… creo que los ju­ga­do­res no van a cla­se nor­mal­men­te, tie­nen otro sis­te­ma y otros apo­yos. XL. ¿Tú eres el lis­to de la cla­se?

P.G. Des­de lue­go por mis no­tas no des­ta­co, pe­ro aprue­bo to­do. Se me dan bien las ma­te­má­ti­cas, el cálcu­lo, la es­tra­te­gia… pe­ro no me gus­tan mu­cho las asig­na­tu­ras de me­mo­ri­zar. XL. Di­cen que el aje­drez crea ni­ños pro­di­gio, ¿te sien­tes así? P.G. No sé có­mo me ve­rá la gen­te. Yo, en par­te, me veo un po­co dis­tin­to; pe­ro en otras co­sas no no­to tan­ta di­fe­ren­cia. XL. En Gre­cia ha­béis com­pe­ti­do 135 ju­ga­do­res de 79 paí­ses, on­ce días. Al­gu­nas par­ti­das du­ra­ban más de cin­co ho­ras, ¿sin co­mer ni be­ber ni ir al cuar­to de ba­ño? P.G. No, no, co­mí, be­bí e hi­ce pis va­rias ve­ces [ríe]. Mien­tras el ri­val pien­sa su ju­ga­da, pue­des pa­sear por la sa­la y apro­ve­char pa­ra to­mar al­go: a lo me­jor es­tá una ho­ra sin mo­ver. Yo me sue­lo le­van­tar bas­tan­te, aun­que mi entrenador me di­ce que lo ha­ga me­nos. XL. ¿Te di­vier­tes en los campeonatos con tan­ta ten­sión y con­cen­tra­ción? P.G. Me di­vier­to y ha­go bas­tan­tes ami­gos. En Gre­cia es­tá­ba­mos los sub-14, sub-16 y sub-18 y lo pa­sé muy bien; so­bre to­do con los es­pa­ño­les, por­que mi in­glés de­ja bas­tan­te que desear pa­ra po­der re­la­cio­nar­me con más gen­te. XL. Em­pe­zas­te el mun­dial en la po­si­ción 25. ¿Creís­te que po­días ga­nar? P.G. Yo voy al ta­ble­ro pen­san­do que voy a ma­cha­car a mi ri­val; pe­ro, con­for­me vas ga­nan­do, vas pen­san­do que pue­de ocu­rrir. Lo que nun­ca ima­gi­né es que iba a te­ner tan­ta re­per­cu­sión: no te creas que me gus­tan mu­cho las en­tre­vis­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.