¿Te pue­den mul­tar por lle­var au­ri­cu­la­res?

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - CURIOSO -

pe­ro con con­se­cuen­cias muy gra­ves. Y afi­na en dar unos con­se­jos pa­ra que los pea­to­nes nos ase­gu­re­mos nues­tra pro­pia vi­da. «Pa­re­ce que no­so­tros que­re­mos mul­tar, pe­ro na­da más le­jos de la reali­dad. Lo que nos preo­cu­pa —in­di­ca Tei­xei­ra— es el au­men­to de atro­pe­llos y que no­so­tros la­men­ta­ble­men­te te­ne­mos que en­fren­tar la muer­te de mu­cha gen­te». Des­de la Agru­pa­ción de Trá­fi­co nos con­fir­man que no se po­nen mul­tas por lle­var au­ri­cu­la­res, pe­ro sí el pea­tón pue­de ser san­cio­na­do eco­nó­mi­ca­men­te si in­cum­ple el ar­tícu­lo 122.7: «Los pea­to­nes, al aper­ci­bir­se de las se­ña­les óp­ti­cas y acús­ti­cas de los vehícu­los prio­ri­ta­rios, des­pe­ja­rán la cal­za­da y per­ma­ne­ce­rán en los re­fu­gios o zo­nas pea­to­na­les». Por lo que de no ha­cer­se así, pue­den mul­tar­te. Di­cho de otra for­ma, si es­tás des­co­nec­ta­do de la cir­cu­la­ción por los au­ri­cu­la­res, y, por ejem­plo pa­sa una am­bu­lan­cia, pe­ro por ir a tu ro­llo con la mú­si­ca al­ta no te en­te­ras y la obs­ta­cu­li­zas, pue­den po­ner­te una mul­ta. men­sa­jes de What­sApp, es­cu­char mú­si­ca con los au­ri­cu­la­res, es­tar pen­dien­tes de las re­des so­cia­les en el mó­vil y, por su­pues­to, po­ner­se a ha­cer sel­fis o gra­bar ví­deos. Él acon­se­ja cru­zar la ca­lle sin el te­lé­fono, mi­ran­do siem­pre a am­bos la­dos, sin au­ri­cu­la­res, fi­ján­do­se en las se­ña­les y so­lo por las zo­nas ha­bi­li­ta­das pa­ra pea­to­nes.

¿Cuán­do nos pue­den mul­tar en­ton­ces? «Sin du­da, los au­ri­cu­la­res y los cas­cos son en sí mis­mos un fac­tor de ries­go en en­tor­nos de trá­fi­co, pe­ro por lle­var­los no se mul­ta —ex­pli­ca Tei­xei­ra—. Sí se san­cio­na si in­cum­ples la nor­ma co­mo pea­tón, tan­to si tie­nes los cas­cos pues­tos o no, en los si­guien­tes ca­sos: si no ha­ce­mos ca­so de las in­di­ca­cio­nes del per­so­nal exis­ten­te en un tra­mo en obras (los pea­to­nes te­ne­mos la obli­ga­ción de res­pe­tar el or­den de co­la y se­guir las in­di­ca­cio­nes de quie­nes lo re­gu­lan); si no nos de­te­ne­mos en un pa­so a ni­vel o puen­te mó­vil que se en­cuen­tre ce­rra­do o con ba­rre­ra en mo­vi­mien­to; si abri­mos las puer­tas del vehícu­lo an­tes de su com­ple­ta in­mo­vi­li­za­ción o nos ba­ja­mos sin ha­ber­nos cer­cio­ra­do pre­via­men­te de que ello no im­pli­ca pe­li­gro. Por­que co­mo usuarios de­be­mos en­trar y sa­lir del vehícu­lo por el la­do más pró­xi­mo al bor­de de la ace­ra. Tam­bién nos pue­den mul­tar si va­mos por el ar­cén o por la cal­za­da si exis­te zo­na pea­to­nal tran­si­ta­ble, con al­gu­nas ex­cep­cio­nes. Por su­pues­to, tam­bién nos mul­ta­rán si va­mos an­dan­do por una au­to­pis­ta o au­to­vía, si no res­pe­ta­mos las se­ña­les de los agen­tes de Trá­fi­co, nos sal­ta­mos un semáforo en ro­jo o no obe­de­ce­mos una se­ñal de en­tra­da prohi­bi­da a pea­to­nes.

Ya veis que nos so­bran las ra­zo­nes pa­ra po­ner aten­ción en la ca­lle, así que más allá de la mul­ta, pea­tón, no ha­gas oí­dos sor­dos y ten cui­da­do con los au­ri­cu­la­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.