Las ma­nos que pa­ra­ron el fue­go

Con­si­de­ran que la pro­pues­ta mu­ni­ci­pal plan­tea un mo­de­lo de es­pe­cies más acor­de con la ciu­dad que con el mon­te, por lo que se­rán los mis­mos res­pon­sa­bles co­mu­na­les los en­car­ga­dos de ele­gir, en fun­ción del te­rreno, los ár­bo­les a plan­tar

La Voz de Galicia (Vigo) - - Portada - JA­VIER RO­ME­RO

Los in­cen­dios de oc­tu­bre del año pa­sa­do fue­ron el re­sor­te que ne­ce­si­ta­ba el pro­yec­to del ani­llo ver­de pa­ra pa­sar del ol­vi­do (tras dos años en al­gún ca­jón del Con­ce­llo) a ser la ho­ja de ru­ta que as­pi­ra a pro­te­ger a Vigo de otro ata­que en for­ma de lla­mas co­mo el su­fri­do el 15 de oc­tu­bre del año pa­sa­do. Lo cier­to es que, aun­que sea a cuen­ta­go­tas me­dian­te anun­cios, el pro­yec­to, al me­nos en el pa­pel, va co­gien­do for­ma y has­ta ya tie­ne pre­cio la re­dac­ción del do­cu­men­to: 300.000 eu­ros. Pe­ro fue­ra de los des­pa­chos, más con­cre­ta­men­te en los mon­tes, no to­do re­sul­ta tan sen­ci­llo. So­bre to­do al po­ner de acuer­do a los co­mu­ne­ros con los téc­ni­cos de la em­pre­sa ele­gi­da por el Ayun­ta­mien­to pa­ra di­se­ñar el cor­ta­fue­gos.

El gran pro­ble­ma, tras va­rias reunio­nes y la pre­sen­ta­ción, por par­te de la em­pre­sa, de un bo­ce­to del ani­llo ver­de, se ori­gi­na en la elec­ción de las es­pe­cies a plan­tar. En la Man­co­mu­ni­dad de Mon­tes de Vigo ex­pli­can que, tras la úl­ti­ma reunión, se al­can­zó un com­pro­mi­so con el al­cal­de, Abel Ca­ba­lle­ro: «Fa­re­mos un­ha pro­pos­ta pa­ra in­cluír uns ma­ti­ces. Os que ían deseñar o anel xa pre­sen­ta­ron un an­te­pro­xec­to, que foi o que se nos pa­sou a nós. É no per­co­rri­do on­de dis­cre­pa­mos en can­to á den­si­da­de e ti­po de ar­bo­ra­do. Nós que­re­mos ar­bo­ra­do fo­res­tal evi­den­te­men­te. Ba­si­ca­men­te, cas­ti­ñei­ro, car­ba­llo, bi­duei­ro... plan­ta fron­do­sa. É máis, nós te­mos zo­nas con­cre­tas por on­de pa­sa o anel ver­de que xa son to­do cas­ti­ñei­ros, ou cas­ti­ñei­ro e car­ba­llo».

Ra­zo­nan los co­mu­ne­ros, aten­dien­do al ca­so ci­ta­do, que «o que non ten sen­ti­do é cor­tar e plan­tar», pa­ra aña­dir que el an­te­pro­yec­to que pre­sen­tó el Con­ce­llo «pen­sa máis na ave­ni­da Cas­te­lao po­las flo­res que lo­ce que na con­ser­va­ción do mon­te. Es­ti­ve­ron re­mo­ven­do to­do ti­po de ar­bo­ra­do e efec­ti­va­men­te, na ci­da­de es­tá ben un que cam­bie de cor, que te­ña bo­ni­tas flo­res, po­lo que cre­mos que se deu pre­fe­ren­cia a un deseño máis ur­bano que ru­ral». La preo­cu­pa­ción que to­da es­ta si­tua­ción ge­ne­ró, di­cen los afec­ta­dos, es­tá en pun­to muer­to tras el com­pro­mi­so del re­gi­dor de res­pe­tar las zo­nas ya plan­ta­das que en­ca­jan con la fi­lo­so­fía de sos­te­ni­bi­li­dad, pro­tec­ción y pun­to de en­cuen­tro so­cial del ani­llo ver­de. «Com­pro­me­té­mo­nos a en­tre­gar a no­sa pro­pos­ta res­pec­tan­do os mes­mos tra­mos que eles pro­po­ñían. De fei­to te­mos un­ha pri­mei­ra pro­pos­ta me­dia re­ma­ta­da pa­ra pre­sen­tar den­tro de pou­co», ade­lan­tan en la man­co­mu­ni­dad de mon­te co­mún de Vigo.

De Teis a Saiáns

El ci­ta­do an­te­pro­yec­to del Ayun­ta­mien­to pre­vé un cor­ta­fue­gos ver­de y ki­lo­mé­tri­co que bor­dea­rá la ciu­dad des­de Teis has­ta Saiáns. To­do pa­sa por la cons­truc­ción de una fran­ja ar­bó­rea, a ba­se de es­pe­cies au­tóc­to­nas y fron­do­sas, de 50 ki­ló­me­tros de lar­go y 100 me­tros de an­cho en una su­per­fi­cie to­tal su­pe­rior a los cin­co mi­llo­nes de me­tros cua­dra­dos. A ma­yo­res, la com­po­si­ción del ani­llo tie­ne tres áreas. La fran­ja cen­tral se­rá una sen­da de cin­co me­tros de an­cho, li­bre de cual­quier ti­po de ve­ge­ta­ción y fir­me de tie­rra adap­ta­da pa­ra el pa­so de equi­pos de ex­tin­ción y pre­ven­ción de in­cen­dios. A am­bos la­dos es­tá pla­nea­da una pri­me­ra fran­ja de ve­ge­ta­ción con una an­chu­ra de 22,5 me­tros en la que se plan­ta­rá una pri­me­ra lí­nea de ár­bo­les, que de­be­rán man­te­ner una se­pa­ra­ción de, al me­nos, 20 me­tros en­tre tron­co y tron­co. Los ni­ve­les ex­te­rio­res del ani­llo ten­drán un es­pe­sor de 25 me­tros ca­da uno, pe­ro la se­pa­ra­ción en­tre ár­bo­les se­rá me­nor, unos diez me­tros en­tre co­pa y co­pa.

La idea de la man­co­mu­ni­dad, a fal­ta de plas­mar­se en un do­cu­men­to de­fi­ni­ti­vo, «pro­po­ñe­rá 100 me­tros de an­cho nal­gun­has zo­nas, vnou­tras po­de ser un pou­co me­nos ou un pou­co máis, to­do de­pen­de das ca­rac­te­rís­ti­cas

Las en­ti­da­des creen que el an­te­pro­yec­to es erró­neo al prio­ri­zar un di­se­ño mu­cho más ur­bano que ru­ral

La pro­pues­ta co­mu­nal pa­ra el pri­mer tra­mo, de Saiáns a Va­la­da­res, ya es­tá re­dac­ta­da

do te­rreo ou de se exis­te máis ou me­nos ris­co». Los co­mu­ne­ros in­clu­so plan­tea­ron que los téc­ni­cos fo­res­ta­les vi­si­ta­sen con ca­da en­ti­dad sus res­pec­ti­vos te­rri­to­rios pa­ra ana­li­zar los re­qui­si­tos y ne­ce­si­da­des par­ti­cu­la­res. «O Con­ce­llo ne­ce­si­ta un­ha zo­na de ac­ce­so pa­ra os seus ca­mións e, des­pois, un­ha ban­da de se­gu­ri­da­de de fron­do­sas que per­mi­ta axu­dar a ex­tin­guir o lu­me che­ga­do o ca­so. Ne­sa pre­mi­sa, es­ta­mos mi­ran­do as di­fe­ren­tes zo­nas que hai no mon­te pa­ra ver a es­pe­cie que me­llor se po­de dar en fun­ción da ca­li­da­de do chan, pa­ra que tam­pou­co fra­ca­se­mos á ho­ra de plan­tar, pe­ro aín­da es­ta­mos ne­sa fa­se», aña­den en la en­ti­dad de mon­te co­mún.

El di­se­ño de la pri­me­ra fa­se a eje­cu­tar, la de Saiáns a Va­la­da­res, ya es­tá com­ple­ta y so­lo res­ta pre­sen­tár­se­lo a la con­ce­ja­lía de Par­ques y Jar­di­nes «pa­ra ver un pou­co co­mo en­fo­ca­mos es­te pri­mei­ro informe e des­pois os ou­tros dous pos­te­rio­res, pe­ro o tra­ba­llo de cam­po xa es­tá fei­to. Que­da un­ha reunión con ca­da un­ha das co­mu­ni­da­des pa­ra ex­por a pro­pos­ta». En lo re­fe­ri­do a los pla­zos, aña­den los co­mu­ne­ros, se ha­rá una pro­pues­ta cen­tra­da en el mon­te ve­ci­nal, «pe­ro que­da moi­to mon­te par­ti­cu­lar que xes­tio­nar e iso xa é cou­sa do Con­ce­llo». Tan in­mi­nen­te pa­re­ce el arran­que de los tra­ba­jos que el mis­mo Ayun­ta­mien­to, coin­ci­dien­do con el pri­mer año de los peo­res in­cen­dios que se re­cuer­dan, anun­ció que pro­ba­rá el cin­tu­rón ver­de en un tra­mo pi­lo­to de mon­te en Co­ru­xo po­dan­do cien me­tros de te­rreno que se­rán re­plan­ta­dos con es­pe­cies au­tóc­to­nas.

El tra­mo pi­lo­to se ha­rá re­la­ti­va­men­te pró­xi­mo a vi­vien­das pa­ra que los ve­ci­nos ob­ser­ven có­mo evo­lu­cio­na la mu­ra­lla de ar­bo­la­do y se con­cien­cien de sus be­ne­fi­cios co­mo ba­rre­ra pa­ra fre­nar nue­vos in­cen­dios, ya sean in­ten­cio­na­dos o pro­vo­ca­dos por el arras­tre de res­tos por el vien­to que ini­cian nue­vos fo­cos. De he­cho, se ha cons­ta­ta­do que de mu­chos de los di­fe­ren­tes in­cen­dios re­gis­tra­dos en Vigo el 15 de oc­tu­bre del 2017 tu­vie­ron su ori­gen en ese arras­tre de ele­men­tos in­can­des­cen­tes pro­ce­den­tes de los dos grandes fren­tes que de­vas­ta­ron Chan­de­bri­to y Gon­do­mar. De ahí que las investigaciones de la Fis­ca­lía con­clu­yan que no hay ni tra­mas cri­mi­na­les ni te­rro­ris­tas, y que pa­re­cen obra más obra de in­di­vi­duos que ac­tua­ron de manera ais­la­da y no con­cer­ta­da o coor­di­na­da.

XOÁN CAR­LOS GIL

Emi­lia (cen­tro), con sus hi­jas Noa y Ame­lia, en el ca­mino de Vigo al que sa­lie­ron con cal­de­ros de agua el 15 de oc­tu­bre del 2017.

LA VOZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.