«Si no vo­tas, no te que­jes»

Mi­les de per­so­nas mar­chan en Chica­go con­tra la agen­da an­ti­fe­mi­nis­ta de Trump y se apun­tan pa­ra ir a vo­tar

La Voz de Galicia (Vigo) - - Internacional - ADRIA­NA REY NUE­VA YORK / CO­RRES­PON­SAL

A me­nos de cua­tro se­ma­nas pa­ra las le­gis­la­ti­vas en EE. UU., mi­les de per­so­nas to­ma­ron ayer Chica­go pa­ra pe­dir a los vo­tan­tes que acu­dan a las ur­nas. «Si no vo­tas, no te que­jes», co­rea­ban los asis­ten­tes to­da­vía mo­les­tos tras la con­fir­ma­ción de Brett Ka­va­naugh co­mo juez del Su­pre­mo, a pe­sar de que ha si­do de­nun­cia­do por abu­so se­xual.

La ma­ni­fes­ta­ción se or­ga­ni­zó ba­jo el pa­ra­guas de la fa­mo­sa Mar­cha de las mu­je­res que des­fi­ló en de­ce­nas de ciu­da­des tras la elec­ción de Do­nald Trump. Son pre­ci­sa­men­te sus se­gui­do­res los que creen que el des­em­bar­co de Ka­va­naugh es una con­se­cuen­cia de la agen­da «an­ti­mu­je­res» de la Ca­sa Blan­ca. «Sien­to que las co­sas so­lo han em­peo­ra­do des­de en­ton­ces», se que­jó Meehan de 52 años, re­fi­rién­do­se a las au­dien­cias del ma­gis­tra- do co­mo el fac­tor prin­ci­pal de su in­dig­na­ción. Fue la go­ta que col­mó el va­so de mu­chos es­ta­dou­ni­den­ses y en par­te la ra­zón por las que cien­tos de per­so­nas se re­gis­tra­ron pa­ra vo­tar ayer por la ma­ña­na.

Y es que tras las mar­chas, los ma­ni­fes­tan­tes fue­ron a los cen­tros de vo­ta­ción an­ti­ci­pa­da en Chica­go, un pro­ce­so que po­si­bi­li­ta vo­tar a aque­llos que no van a po­der acu­dir a las ur­nas el pró­xi­mo 6 de no­viem­bre. La ten­sión de las úl­ti­mas se­ma­nas ha mo­vi­li­za­do tam­bién a de­ce­nas de ar­tis­tas pro­ta­go­nis­tas de una lu­cha de ce­le­bri­da­des, cu­ya po­si­ción po­dría ju­gar un pa­pel fun­da­men­tal en los co­mi­cios. Fue el ca­so de la can­tan­te Tay­lor Swift quien tras mos­trar sus sim­pa­tías por los de­mó­cra­tas desató una olea­da de re­gis­tros por par­te de los más jó­ve­nes. De igual manera ocu­rrió con los se­gui­do­res del ra­pe­ro y ma­ri­do de Kim Kar­das­hian, Kan­ye West, quien tras re­unir­se con Trump en la Ca­sa Blan­ca ori­gi­nó mi­les de reac­cio­nes a fa­vor de los re­pu­bli­ca­nos.

La pró­xi­ma con­tien­da con­vo­ca­rá a los vo­tan­tes a ni­vel fe­de­ral, es­ta­tal y lo­cal pa­ra ele­gir a los 435 es­ca­ños de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes de EE. UU., un ter­cio de los se­na­do­res, así co­mo de­ce­nas de go­ber­na­cio­nes y al­cal­días. La po­la­ri­za­ción es tan fuer­te que mu­chos ana­lis­tas va­ti­ci­nan grandes avan­ces de­mó­cra­tas en la Cá­ma­ra Ba­ja y un con­si­de­ra­ble pro­gre­so con­ser­va­dor en la Al­ta. La ex­pli­ca­ción ra­di­ca en que la po­lé­mi­ca con­fir­ma­ción del juez Ka­va­naugh mo­vi­li­zó a los de­mó­cra­tas en las áreas me­tro­po­li­ta­nas (zo­nas que de­ter­mi­nan el pe­so de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes) y a los con­ser­va­do­res en las áreas ru­ra­les y fue­ra de las ciu­da­des (zo­nas que de­ter­mi­nan la ma­yo­ría en el Se­na­do).

El ana­lis­ta Char­lie Cook com­pa­ró es­te mo­vi­mien­to con «una ex­pan­sión de co­lo­res». «Hi­zo que los ro­jos se vuel­van más ro­jos y los azu­les, más azu­les».

K. KRZACZYNSKI AFP

Una de las par­ti­ci­pan­tes en la mar­cha de Chica­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.